Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

Mantenimiento de los parques Con el fin de mantener los parques y jardines en un óptimo estado de conservación, los trabajos de mantenimiento de las zonas verdes de Rubí se van sucediendo a lo largo del año en función del ciclo vegetativo de las diferentes especies que hay. https://www.rubi.cat/es/temas/espacio-publico/parques-y-jardines/mantenimiento-de-los-parques/@@images/image/preview

Mantenimiento de los parques

Con el fin de mantener los parques y jardines en un óptimo estado de conservación, los trabajos de mantenimiento de las zonas verdes de Rubí se van sucediendo a lo largo del año en función del ciclo vegetativo de las diferentes especies que hay.

Estas actuaciones se centran tanto en el buen estado fitosanitario como en los aspectos estéticos de estos elementos.

Cada parque y jardín es diferente y, por tanto, su mantenimiento es también diferente. Por ello, se elaboran planes de mantenimiento específicos para cada uno de ellos, los cuales permiten realizar un estudio exhaustivo de las tareas y necesidades que pueden surgir, y optimizar y planificar los recursos, tanto humanos como técnicos y materiales. Durante todo el año, se eliminan las malas hierbas, se arreglan los caminos y, si se producen desperfectos en el mobiliario, éste se repara o se sustituye por otro. También se hace una limpieza periódica de los parques y jardines y se vacían las papeleras.

En estos espacios hay árboles y palmeras, césped, especies tapizantes y vivaces, bordillos, arbustos y grupos de flores, entre otros.

 

Árboles y palmeras


Los trabajos de mantenimiento de los árboles de los parques y jardines consisten fundamentalmente en la poda, ya sea de formación, de limpieza o de levantamiento de copa, y en el caso de las palmeras, en la limpieza de las hojas secas. Además, periódicamente se hacen tratamientos fitosanitarios preventivos.

 

Céspedes


El césped es uno de los tipos de verde que requiere más actuaciones a lo largo del año para mantener su calidad, ya que necesita mucha humedad. La siega del césped se lleva a cabo a lo largo de todo el año, y en el caso de los parterres de los parques y jardines, los bordes se recortan de forma frecuente para mantener la estructura. También se realizan trabajos de aireación, cebado y abonado de los parterres.

 

Especies tapizantes y vivaces


La vegetación tapizante o de porte reptante incluye aquellas plantas que desarrollan su parte aérea, es decir, los tallos, las hojas y las flores, a nivel de tierra. Estas especies requieren trabajos de poda y pinzado, que habitualmente se hacen durante el invierno, a principios de primavera y al final del verano. También se llevan a cabo trabajos de entrecava, abonado y tratamientos fitosanitarios preventivos.

Las plantas vivaces o plantas perennes son aquellas que duran más de dos años y renacen al año siguiente. Existen una gran variedad de formas y tienen una vida muy larga. A lo largo del año, las plantas vivaces requieren podas, pinzamientos y recortes, y cuando llega la primavera, el entrecava y el abonado del suelo, además de tratamientos fitosanitarios preventivos. A principios de verano y del otoño, las plantas se limpian de flores secas.

 

Vallas vegetales


Se construyen con arbustos que se pueden colocar por tener una función decorativa o para delimitar un espacio, como los juegos infantiles. Dado que se pueden hacer formas con ellas, requieren una poda de formación y, posteriormente, de mantenimiento, con actuaciones de recorte a principios de invierno y de otoño. Cuando llega la primavera, el suelo de la plantación se entrecava, se abona y se hacen tratamientos fitosanitarios preventivos.

 

Arbustos


Encontramos arbustos en muchos lugares de la ciudad. Estos necesitan una poda de formación y un mantenimiento, dos veces al año, a principios de verano y de invierno. Y, como en el resto de especies, a principios de la primavera tiene lugar el entrecava y el abonado del suelo y la realización de los tratamientos fitosanitarios preventivos.

 

Flores


Las flores aportan belleza y dan color a los parques y jardines de Rubí. Normalmente son plantas de temporada que hay que ir renovando durante el año. Lo primero que hay que hacer es preparar el suelo donde irá la plantación, una tarea que se lleva a cabo durante los meses de abril, agosto y noviembre para que las plantas florezcan y podamos tener flores durante las cuatro estaciones del año. En este caso, los meses de plantación son los mismos. La tierra se escarda cada mes para airearla y, coincidiendo con los meses de plantación, se lleva a cabo un tratamiento fitosanitario preventivo. Para mantener la calidad de los grupos de flores, tres veces al año se elimina la flor seca.

El mantenimiento de todos estos elementos se hace mediante la brigada municipal, encargos en el Centro Especial de Trabajo de la Font del Ferro y contrataciones externas.

¿Te ha resultado útil esta página?

1
1