Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

Tatuajes y piercings Adornar nuestro cuerpo con un piercing o un tatuaje está de moda, especialmente entre los jóvenes, pero perforar la piel tiene riesgos, ya que existe la posibilidad de contagio de enfermedades como la hepatitis o el sida, entre otros. Por ello es necesario garantizar que estas actividades se realicen en las mejores condiciones higiénico-sanitarias. https://www.rubi.cat/es/temas/salud/proteccion-de-la-salud/tatuajes-y-piercings/@@images/image/preview

Tatuajes y piercings

Adornar nuestro cuerpo con un piercing o un tatuaje está de moda, especialmente entre los jóvenes, pero perforar la piel tiene riesgos, ya que existe la posibilidad de contagio de enfermedades como la hepatitis o el sida, entre otros. Por ello es necesario garantizar que estas actividades se realicen en las mejores condiciones higiénico-sanitarias.

La legislación catalana actual regula las condiciones técnicas y sanitarias de los establecimientos que hacen piercings, tatuajes y micropigmentaciones, así como la formación necesaria de los profesionales que se dedican. También establece la obligación del consentimiento informado, un documento que debe firmar todos los que quieran hacerse una de estas técnicas, y que informa de la clase de práctica a la que debe someterse, de las indicaciones y contraindicaciones que tiene, los riesgos sanitarios, de las posibles complicaciones y de los cuidados necesarios para la cicatrización. Además, las personas de menos de dieciséis años deben presentar un certificado de madurez firmado por el padre, la madre o el tutor legal.

La vigilancia y el control de los centros y establecimientos donde se hacen estas prácticas es competencia de la Administración local, aunque puede solicitar soporte técnico a la ASPCAT a través de los servicios regionales.

 

Tatuatges

 

Recomendaciones


En el caso del piercing:
  • El material utilizado debe ser estéril y debe guardarse en bolsas o recipientes igualmente estériles hasta su utilización.
  • La persona que haga el piercing debe llevar guantes de tipo quirúrgico, nuevos para cada uso. Y únicamente puede tocar lo que necesite para hacer el piercing.
  • La piel del cliente/a debe estar limpia y desinfectada antes de hacer la perforación.
  • Se recomienda que se use preferiblemente la aguja, ya que el uso de la pistola aumenta el riesgo de enfermedades de transmisión sanguínea.
  • La pieza que se ponga debe ser de acero inoxidable de uso quirúrgico, oro de 14-18 quilates o titanio, con el objetivo de reducir el riesgo de infecciones y alergias.
  • Se informará al cliente/a de los métodos de desinfección a seguir hasta que la perforación cicatrice totalmente.
  • Si la herida se infecta, hay que acudir urgentemente al médico para evitar complicaciones.

 

En el caso del tatuaje:
  • Los profesionales deben informar claramente del riesgo de alergias, infecciones u otras complicaciones sanitarias directamente asociadas al tipo de intervención elegida.
  • El/la tatuador/a debe lavarse bien las manos y ponerse guantes de tipo quirúrgico. Estos deben ser nuevos cada vez.
  • El material (agujas y tintes) debe ser de un solo uso.
  • Los profesionales deben informar y asesorar en todo momento la persona consumidora sobre las medidas de cuidado, desinfección y limpieza posteriores a la intervención, qué productos se deben utilizar y cuáles no, así como hasta cuando deben durar estas medidas. Es recomendable que el profesional realice un seguimiento de la zona en los días posteriores a la aplicación.
  • También deben informar sobre qué situaciones o prácticas se deben evitar durante el tiempo de cicatrización posterior a la intervención, como por ejemplo: evitar durante las dos primeras semanas el sol, los rayos UVA, las saunas, las piscinas y playas...

 

Recursos para profesionales


¿Te ha resultado útil esta página?

1
0