Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

Sequía La sequía es un periodo extenso de tiempo en el cual un territorio padece una deficiencia en el suministro de agua, generalmente causado por la escasez de lluvias. https://www.rubi.cat/@@site-logo/ajuntament-de-rubi.svg

Sequía

La sequía es un periodo extenso de tiempo en el cual un territorio padece una deficiencia en el suministro de agua, generalmente causado por la escasez de lluvias.

Este fenómeno produce un desequilibrio entre la disponibilidad natural de agua y el consumo que realiza la actividad humana. En Cataluña, las lluvias tienen un carácter irregular, alternando largos períodos de ausencia de lluvias con episodios de lluvias torrenciales, fruto del clima mediterráneo, lo que nos hace especialmente vulnerables a sufrir episodios de sequía.

El clima mundial siempre ha presentado una variabilidad natural, pero la actividad humana ha ocasionado, directa o indirectamente, la alteración de la composición de la atmósfera y, como consecuencia, un cambio en el clima que supone un aumento de la temperatura media y la disminución de las precipitaciones y, consecuentemente, un aumento de los períodos de sequía. 

 

Imagen de un territorio que padece sequía

 

Consejos para el ahorro de agua


En fecha 25 de marzo de 2010, el Pleno del Ayuntamiento de Rubí aprobó la Ordenanza municipal de ahorro de agua de Rubí como instrumento para regular tanto la incorporación como la utilización de sistemas de ahorro de agua en los edificios y construcciones, y determinar en qué casos y circunstancias será obligatoria. Independientemente, entre todos debemos tomar conciencia para velar en nuestro día a día por el ahorro eficiente y por el uso racional del agua como bien escaso que es.

  • Cerrar los grifos cuando no se utilicen

Al lavarse las manos o los dientes se consumen entre 2 y 18 litros de agua (un grifo abierto mana a 10 litros/minuto), dependiendo de si la persona deja correr el agua inútilmente o bien cierra el grifo mientras se enjabona, se limpia los dientes, se afeita o lava los platos a mano.

  •  Incorporar en los grifos dispositivos reductores del caudal

Son económicos y sencillos de colocar, ya que se enroscan en los mismos grifos y reducen el consumo de agua hasta un 50%. Si es necesario cambiar los grifos, instalar monomando; su consumo de agua es de 6 a 8 litros/minuto.

  • Revisión de los equipamientos de agua

El mantenimiento incorrecto de los equipamientos del agua en el hogar puede provocar importantes pérdidas. Un grifo que gotea pierde hasta 1.000 litros de agua al mes. Evite este desperdicio. Repare los grifos que gotean.

  • Riego con consumo eficiente

Una vivienda en un edificio de pisos consume de media unos 130 litros por persona y día, mientras que una casa unifamiliar con jardín tiene un consumo de más de 200 litros por persona y día. Plante especies autóctonas como el romero, la lavanda o el tomillo, adaptadas a nuestro clima y que pueden consumir hasta diez veces menos agua que las flores de temporada clásicas. Instale sistemas gota a gota o de aspersores de eficiencia alta y evite regar en las horas de máxima insolación, ya que afecta a las plantas por los cambios bruscos de temperatura y aumenta la evaporación, lo que hace perder una parte importante del agua de riego.

  • No utilizar el inodoro como papelera

Utilizar el inodoro como papelera supone un gasto absurdo de agua. Cabe recordar que la descarga de una cisterna del tipo normal vacía entre 9 y 12 litros de agua en cada uso. Corrijamos este hábito; utilicemos las papeleras y no el inodoro. Además existen las cisternas de inodoro de doble descarga que permiten vaciar media o toda la capacidad de la cisterna de acuerdo con el uso que hacemos, de forma que podemos pasar de 3 a 9 litros según el caso. También los hay que permiten detener la descarga de forma voluntaria para no derrochar más agua de la necesaria. Si no dispones de ninguno de estos mecanismos infórmate a tu instalador. También puedes utilizar el sistema casero de ahorro en la cisterna del inodoro. Introduce una botella de litro llena de arena y logra un ahorro de más de 4.000 litros de agua al año.

  • Ducharse en lugar de bañarse

Cuando se ducha una persona consume entre 30 y 80 litros de agua, mientras que para llenar una bañera son necesarios entre 200 y 300 litros. También es importante aprovechar el agua que sale mientras se espera que se caliente el agua de la ducha, y en vez de dejarla perder, recogerla con un cubo y utilizarla para limpiar, regar, etc. Existen dispositivos reductores del caudal para los grifos de las duchas que permiten ahorrar hasta un 50% de agua.

  • Poner la lavadora y el lavavajillas con la carga completa y utilizar programas de ahorro

Un ciclo de una lavadora utiliza de 60 a 90 litros de agua (si la lavadora no es de bajo consumo, puede consumir unos 200 litros de agua), y el del lavavajillas de 18 a 30 litros. Es necesario tener ambos electrodomésticos a plena capacidad antes de ponerlos en funcionamiento, lo que permitirá ahorrar agua y energía eléctrica.

  • Depósitos de ahorro de aguas grises.

Los depósitos de aguas grises son un equipamiento cada vez más habitual en los hogares nuevos. Las aguas grises son las que se obtienen de la cocina, lavadora, lavavajillas o ducha. Estas aguas residuales se pueden conducir a un pequeño depósito que, posteriormente, alimenta la cisterna del inodoro.

  • Mantenimiento de piscinas

Una vez llenada, el agua de la piscina se convierte en un tesoro preciado que debe mantenerse en perfectas condiciones para evitar vaciarla. Rodear la piscina de césped es un error, ya que se arrastran al agua restos que estropean su calidad cuando se descomponen. Es necesario instalar un suelo firme en el entorno de la piscina y protegerla con una lona o una red al terminar el baño.

  • Mejorar la calidad del agua

Hay muchos productos que se vierten al fregadero que son de difícil eliminación o nocivos: pintura, aceite, productos de limpieza, disolventes, etc. Un litro de aceite mineral puede contaminar 10.000 litros de agua. Hay que separarlos y llevarlos a la "deixalleria" o a los Puntos Verdes.

 

El visor de la sequía


Visor de la sequera.JPG El visor de la sequía. Generalitat de Cataluña

 

Enlaces relacionados

¿Te ha resultado útil esta página?

0
0