Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

Civismo El civismo se basa en el respeto hacia las otras personas de la comunidad y hacia las cosas compartidas. https://www.rubi.cat/es/temas/convivencia-1/civismo/civismo/@@images/image/preview

Civismo

El civismo se basa en el respeto hacia las otras personas de la comunidad y hacia las cosas compartidas.

La palabra civismo proviene del latín civis, que significa ciudadano. Según esta etimología, por tanto, el civismo constituye el conjunto de cualidades que permiten a los ciudadanos vivir en la ciudad respetando unas normas de convivencia, unas reglas de juego y unos derechos básicos.

Por tanto, el civismo es, sin duda, una de las piedras angulares a partir de la cual construir nuestra ciudad. Una ciudad respetuosa es una ciudad viva, una ciudad que crece, que fomenta los valores plurales. Una ciudad para sentirnos orgullosos.

Fomentar un clima de respeto mutuo entre la ciudadanía y fijar mecanismos de mediación y de resolución de conflictos son los objetivos del Ayuntamiento para que todos y todas podamos disfrutar de los espacios públicos y privados de forma segura, saludable y tranquila.

Con esta finalidad, el Ayuntamiento aprobó en 2010 la Ordenanza de buena vecindad y uso del espacio público. Este instrumento regula los derechos y deberes que afectan a la vida en comunidad, tanto en la vía pública como en los espacios privados, y establece sanciones económicas a las conductas que incumplan las normas.

Todos somos corresponsables del mantenimiento de la ciudad. Y Rubí no estará limpia y ordenada hasta que no consigamos la implicación de todos los ciudadanos como personas responsables y protagonistas que deben hacer posible una ciudad mejor.

 

#RubíCiutatNeta


Cartell_RubiCiutatNeta_gossos_2020.png

Este 2020, el Ayuntamiento ha puesto en marcha una nueva campaña de civismo bautizada con la etiqueta #RubiCiutatNeta. Con esta iniciativa, el Consistorio busca la complicidad de la ciudadanía para sumar esfuerzos a la hora de reclamar a las personas incívicas que no ensucien la ciudad.

La primera acción que se ha impulsado ─en un futuro se abordarán otros temas relacionados con el civismo y la buena convivencia─ pretende disminuir la presencia de excrementos y orines de perro de la vía pública.

Aunque la Ordenanza reguladora de la tenencia de animales de compañía del municipio determina que las personas propietarias de perros han de recoger las deposiciones de sus mascotas, lo cierto es que muchos rubinenses sufren las molestias del incivismo de algunos dueños de animales.

Además, hay que tener en cuenta que las heces caninas constituyen un riesgo desde el punto de vista de salud pública: varios estudios demuestran la existencia de parásitos intestinales en heces de perro, además de bacterias resistentes a antibióticos. Y no debemos olvidar que los niños son el colectivo más afectado por esta situación, ya que pueden ingerir suelo contaminado de manera accidental.

#RubiCIutatNeta quiere conseguir la complicidad de todos a la hora de combatir a las personas incívicas: es necesario que todo Rubí ─vecinos, vecinas y administración─ diga que ya basta de estas actitudes que ensucian la ciudad y que dañan la salud.

¡Súmate al movimento #RubiCiutatNeta! 

 

'Siguem Cívics'


Civisme_Siguem_cívics_genèric

A finales de 2017, Rubí impulsó otra campaña informativa para fomentar el civismo en la ciudad. El objetivo era recordar a todos que el mantenimiento de la ciudad es una tarea compartida entre el Ayuntamiento y la ciudadanía.

Durante los últimos años se han impulsado diversos planes de choque de limpieza con el objetivo de combatir la suciedad y mantener la ciudad limpia, una de las prioridades del Consistorio. Pero aunque, de manera sistemática, se han llevado a cabo acciones en este sentido, la sensación en algunos espacios de Rubí es que la ciudad seguía estando sucia.

Aquí es donde entraba en juego la campaña Siguem cívics. En plural, porque incluía a todos: a la administración y también a la ciudadanía, especialmente a aquella parte de la población que aún mantenía actitudes incívicas.

La campaña apelaba especialmente a la necesidad de ser cívicos por los niños de la ciudad, niños y niñas que merecen un espacio digno donde poder jugar, vivir y relacionarse. Todos y todas debemos entender que los niños son los principales perjudicados de las acciones incívicas de los adultos. Por esta razón, el lema que acompañaba esta campaña era Nuestro presente, su futuro.

¿Te ha resultado útil esta página?

0
0