Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

Cría de aves para autoconsumo La tenencia de un reducido número de aves de corral por parte de particulares para el autoconsumo familiar de carne y huevos se rige por la normativa que regula la ordenación de las explotaciones ganaderas. Es necesario cumplir unos requisitos mínimos que garanticen la sanidad animal y la inocuidad de estos productos. https://www.rubi.cat/es/temas/animales/cria-de-aves-para-autoconsumo/@@images/image/preview

Cría de aves para autoconsumo

La tenencia de un reducido número de aves de corral por parte de particulares para el autoconsumo familiar de carne y huevos se rige por la normativa que regula la ordenación de las explotaciones ganaderas. Es necesario cumplir unos requisitos mínimos que garanticen la sanidad animal y la inocuidad de estos productos.

¿Qué es una explotación avícola de autoconsumo?


Son aquellas explotaciones en las que se crían aves destinadas exclusivamente al consumo familiar con una capacidad inferior a 32 gallinas ponedoras de huevos para consumo o 210 kg de peso vivo/año en caso de avicultura de carne (que corresponden a una capacidad de entre 50 y 70 pollos/año según el peso de los animales).

Es necesario comprar los polluelos en establecimientos autorizados y con código REGA (Registro de Explotaciones Ganaderas).

Estas explotaciones deben estar inscritas en el Registro de Explotaciones Ganaderas de Cataluña. Previamente a la inscripción en el Registro de Explotaciones Ganaderas, es necesario disponer del permiso municipal correspondiente.

 

Medidas de bioseguridad


Las explotaciones avícolas de autoconsumo deben reforzar las medidas de bioseguridad para reducir el riesgo de introducción y propagación de enfermedades.

Las medidas mínimas de bioseguridad a tener en cuenta en los autoconsumos avícolas para evitar enfermedades como la influenza aviar son:

  • Proteger a las aves de autoconsumo del contacto con las aves salvajes (pato, cigüeña).
  • Impedir el acceso de las aves salvajes al agua de bebida y a la comida de las aves de autoconsumo.
  • No suministrarles agua procedente de ríos, balsas u otras fuentes exteriores.

 

Medidas de higiene


  • Hay que limpiar y desinfectar periódicamente las instalaciones donde se alojan las aves, los abrevaderos y los comederos.
  • Correcta gestión de la gallinaza y las bajas.

Las aves y huevos producidos en las explotaciones de autoconsumo sólo pueden destinarse al consumo en el ámbito familiar.

 

Fuente: Departamento de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación de la Generalitat de Cataluña.

¿Te ha resultado útil esta página?

0
0