Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

Seguridad en el baño en piscinas y ríos Si te bañas en piscinas o ríos no te expongas a riesgos innecesarios. Sigue los siguientes consejos para evitarlo: https://www.rubi.cat/es/temas/seguridad/proteccion-civil/consejos/seguridad-en-el-bano-en-piscinas-y-rios/@@images/image/preview

Seguridad en el baño en piscinas y ríos

Si te bañas en piscinas o ríos no te expongas a riesgos innecesarios. Sigue los siguientes consejos para evitarlo:

Seguridad en las piscinas


  • Respeta siempre las indicaciones de los socorristas.
  • Presta atención a las señales de seguridad de la piscina con respecto al uso de trampolines, palancas o toboganes, así como a los que hacen referencia a la profundidad.
  • No utilices ningún tipo de material (pelotas, objetos inflables, etc.) que pueda suponer un riesgo para las personas usuarias.
  • Después de comer, de haber tomado mucho rato el sol o de haber hecho un ejercicio físico intenso, no entres de golpe en el agua la primera vez que te bañes.
  • Si dentro del agua te encuentras mal, sal inmediatamente y alerta alguien.

 

Ten especial cuidado con los niños
  • Enséñales a nadar lo antes posible.
  • Asegúrate de que los que no saben nadar lleven puesto un dispositivo (chaleco, burbujita, etc.) adaptado a cada edad, que los haga flotar y mantener la cabeza fuera del agua.
  • No los dejes solos en ningún momento cuando se estén bañando o alrededor de la piscina.
  • Evita que jueguen a darse empujones al borde de la piscina, a saltar el uno por encima del otro, a hundirse, a lanzarse en cadena por los toboganes, etc.
  • En el caso de piscinas particulares, el uso de vallas protectoras alrededor de la piscina puede evitar que accedan y caigan accidentalmente.

 

Seguridad en ríos, pantanos y estanques


Si te bañas en ríos, estanques o pantanos no te expongas a riesgos innecesarios. Sigue los siguientes consejos para evitarlo:

 

Vigila donde te bañas
  • En ríos, estanques y pantanos, asegúrate primero que esté permitido bañarse y sean lugares habilitados para ello.
  • Procura bañarte en zonas vigiladas; si no es posible, localiza el punto de socorro más próximo.
  • Fíjate si hay ningún cartel que advierta de algún peligro; haz caso de las señalizaciones y de las indicaciones de los socorristas y de las autoridades locales.
  • Intenta siempre ir acompañado o informa familiares o amigos de donde irás.
  • Comprueba que en la zona hay cobertura de teléfono por si tienes alguna emergencia y hay que avisar al 112.
  • No te bañes en las zonas delimitadas para el deporte acuático: barcas, patines de agua, motos o esquí acuático.

 

Dentro del agua
  • No sobrevalores tus aptitudes como nadador: sé consciente de los peligros.
  • No entres al agua bruscamente; la inmersión debe hacerse gradualmente, sobre todo si el agua está fría y has estado expuesto al sol mucho tiempo o has hecho un esfuerzo físico intenso. Remoja primero las extremidades y luego entra en el agua poco a poco.
  • Evita bañarte:
    • Si te encuentras mal o estás cansado.
    • Después de estar mucho rato al sol o hacer un ejercicio físico intenso, especialmente si el agua está muy fría.
  • Evita consumir bebidas alcohólicas antes de meterte al agua o mientras estás practicando deportes acuáticos.
  • Si no estás seguro de la profundidad, no te lances nunca de cabeza al agua, porque te podrías dar un golpe con rocas o ramas sumergidas.
  • Ten mucha precaución en las zonas sin visibilidad al fondo: puede haber rocas o barro.
  • Usa sandalias de plástico para evitar heridas en los pies.
  • Evita alejarte demasiado de la orilla del río, pantano o estanque.
  • Si estás dentro del agua y te encuentras mal o notas síntomas extraños, sal rápidamente.
  • Dentro del agua, presta una atención especial a los remolinos, que son muy frecuentes en los ríos y pantanos.
  • Ten cuidado con las corrientes de agua, ya que pueden tener mucha fuerza. No te dejes llevar nunca por la corriente en un flotador, colchón inflable o similar.
  • Si eres arrastrado por la corriente, no nades en contra sino paralelamente a la orilla hasta salir de la corriente y luego nada hasta el borde.
  • Vigila los niños, si no saben nadar, asegúrate que llevan algún dispositivo adaptado a su edad que les ayude a mantener la cabeza fuera del agua. Asegúrate de que en todo momento haya un adulto responsable que vele por su seguridad mientras se bañan o juegan cerca del agua. No los pierdas de vista para estar cerca, aunque sepan nadar.
  • Protégete del sol, especialmente la cabeza, y hidrátate, bebiendo agua.

Fuente: Generalitat de Catalunya.

¿Te ha resultado útil esta página?

0
0