Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

La Policía Local inicia una campaña intensiva de disciplina viaria en el municipio Se han detectado varios vehículos que circulaban a más del doble de la velocidad permitida en zonas urbanas limitadas a 50 km/h. https://www.rubi.cat/@@site-logo/ajuntament-de-rubi.svg

La Policía Local inicia una campaña intensiva de disciplina viaria en el municipio

Se han detectado varios vehículos que circulaban a más del doble de la velocidad permitida en zonas urbanas limitadas a 50 km/h.
La Policía Local de Rubí ha puesto en marcha recientemente una campaña intensiva de disciplina viaria para mejorar la seguridad y movilidad de los peatones. El principal objetivo de esta campaña es reducir el índice de accidentalidad vial y fomentar conductas prudentes y cívicas en los conductores que circulan por el municipio.

Por un lado, se ha incrementado el control de aquellos estacionamientos que ocupan aceras y pasos de peatones y que obligan a las personas a caminar por la calzada, con el peligro que esto supone. Y, por otro, se están realizando múltiples controles de velocidad en diferentes lugares de la población y en cualquier momento del día, incidiendo en los puntos negros donde se han detectado problemáticas específicas. Se trata, en definitiva, de actuar de una forma más selectiva en aquellos lugares donde realmente hay peligro o molestias graves para el resto de usuarios de la vía.

En los últimos controles realizados por los 8 agentes destinados a esta campaña se han pillado vehículos en zonas urbanas limitadas a 50 km/h yendo a más de 100 km/h.

Esta campaña no tiene una finalidad recaudatoria. De hecho, el año pasado el número de denuncias se redujo un 30%, una línea descendente que se está siguiendo este año. La sanción debe ser el final de un proceso que, previamente, debe apostar por la educación y la formación desde la infancia ya lo largo de toda la vida. De hecho, esta campaña se complementa con otras medidas que el Ayuntamiento ya ha llevado a cabo para conseguir una reducción real de la velocidad de circulación dentro del casco urbano, como la educación vial en las escuelas, las nuevas señalizaciones horizontales y verticales, la creación de nuevas rotondas o la instalación de bandas sonoras, entre otros.

A más velocidad, más riesgo

En caso de atropello, la probabilidad de que las lesiones del peatón agraven aumenta exponencialmente con el incremento de la velocidad de choque. El riesgo de tener un accidente con víctimas se duplica cuando se aumenta la velocidad en 5 km/h a partir de los 60 km/h.

Las estadísticas también muestran que hay una estrecha relación entre la velocidad del vehículo y el riesgo y la severidad de los accidentes. En una colisión entre un vehículo que circula a 30 km/h y un peatón sólo se registran repercusiones mortales en un 5% de los casos. Si la velocidad del vehículo es de 50 km/h, este porcentaje aumenta hasta el 45%, mientras que en caso de circular a 65 km / h, el riesgo es del 85%.

Otras campañas

Este año, la Policía Local ha programado 4 campañas más de disciplina viaria. Se trata de la campaña de controles intensivos de alcoholemia y estupefacientes, la de control de ruidos, humos y documentación de vehículos, la que controlará las infracciones dinámicas (saltarse semáforos, señales de stop, etc.), que se llevará a cabo en junio, y la campaña de control de uso de cinturones, sistemas de retención infantil y cascos, programada en septiembre, coincidiendo con el inicio del curso escolar.

A pesar de estas campañas intensivas, los agentes que se encargan de la disciplina viaria controlan y supervisan todas estas infracciones durante todo el año.