Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

La Oficina Municipal del Consumidor (OMIC) consigue la devolución de 83.000 euros a la ciudadanía en 2013 Este servicio ha tramitado 2.323 consultas y reclamaciones de consumidores/as de Rubí. https://www.rubi.cat/@@site-logo/ajuntament-de-rubi.svg

La Oficina Municipal del Consumidor (OMIC) consigue la devolución de 83.000 euros a la ciudadanía en 2013

Este servicio ha tramitado 2.323 consultas y reclamaciones de consumidores/as de Rubí.
La Oficina Municipal de Información al Consumidor (OMIC) del Ayuntamiento de Rubí ha conseguido, con su intermediación entre consumidores/as y empresas, la devolución de 83.380,80 euros a ciudadanos/as de Rubí que habían presentado algunas de las 2.323 consultas y reclamaciones (1.057 consultas y 1.266 reclamaciones) recibidas en este servicio municipal. Esta cantidad representa un aumento de un 26,65% respecto al año anterior, aunque todavía quedan pendientes de llegar muchas respuestas de empresas, enviadas durante el año 2013, pero que éstas aún no han remitido. La mayoría de las reclamaciones y consultas realizadas están relacionadas con los servicios básicos, el comercio, las entidades bancarias y los seguros.

La OMIC ha dado a conocer estos datos relacionados con el servicio que ofrecen a los ciudadanos/as de Rubí, coincidiendo con el día del consumidor que se celebra el 15 de marzo, desde el año 1962, para conmemorar y recordar cuáles son los derechos que como consumidores/as hay que tener presentes siempre.

Facturaciones y consumos

Del total de consultas y reclamaciones recibidas en el año 2013, las más numerosas han sido las relacionadas con los servicios básicos como agua, correos, electricidad, gas natural o butano y teléfono, que han recibido un total de 1.204 reclamaciones, que representan el 51,83% de todas las solicitudes. Dentro de este grupo, son más numerosas las relacionadas con telefonía fija, móvil e Internet, con 823 solicitudes, seguidas de las de electricidad (218) y gas (128).
En cuanto al motivo de las reclamaciones de los servicios, están relacionadas con temas de facturación, incumplimiento de contratos de Internet, compromiso de permanencia, penalizaciones abusivas, cambio de comercializadora sin autorización del usuario, lectura de contadores, subidas de tensión, cortes de suministro sin previo aviso o regularización de consumos, entre otros.

En cuanto al comercio, las reclamaciones se han centrado en general en temas relacionados con la normativa sobre las garantías de los productos y sobre el comercio electrónico. La OMIC ha tramitado 232 consultas y reclamaciones (9,99% del total), de los que 138 corresponden a conflictos con establecimientos y 89 están relacionadas con la revocación de contratos y con plazos de entrega de productos.

Las entidades bancarias es el tercer sector que más demandas ha recibido, con 222 consultas y reclamaciones relacionadas mayoritariamente con las participaciones preferentes y deuda subordinada, mientras que en el de los seguros, con 144 solicitudes, las reclamaciones más habituales se corresponden con reparaciones de daños en los hogares de los consumidores/as, y en el de la vivienda, con 87 consultas, con contratos de alquiler, viviendas de compra y comunidades de propietarios.

Del total de reclamaciones, 44 se han derivado, como denuncia, a la Agencia Catalana del Consumo de la Generalitat de Catalunya, 29 en la Junta Arbitral de Consumo de Cataluña tras la mediación de la OMIC ante la empresa reclamada, 16 al Centro Europeo del Consumidor, 3 al Banco de España y 2 a la Dirección General de Seguros.

La OMIC ofrece a los ciudadanos información sobre sus derechos y obligaciones como consumidores y la resolución de conflictos entre empresas y consumidores. Algunas de las tareas que realiza la OMIC de Rubí son atención de consultas y reclamaciones de ciudadanos de Rubí, tramitación de las reclamaciones con mediación ante las empresas reclamadas, tramitación de solicitudes de arbitraje y traslado a la Junta Arbitral de Consumo de Cataluña y tramitación de denuncias ante la Agencia Catalana del Consumo y otros organismos competentes.