Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

La alcaldesa invita a la ciudadanía a pasear por el nuevo parque de Can Sant Joan Este nuevo barrio, que cuenta con una superficie de unos 95.000 m2, ha sido urbanizado por el Institut Català del Sòl (INCASÒL) https://www.rubi.cat/@@site-logo/ajuntament-de-rubi.svg

La alcaldesa invita a la ciudadanía a pasear por el nuevo parque de Can Sant Joan

Este nuevo barrio, que cuenta con una superficie de unos 95.000 m2, ha sido urbanizado por el Institut Català del Sòl (INCASÒL)
El nuevo barrio de Can Sant Joan ya es una realidad. Se trata de una zona de 9,5 hectáreas de terreno donde predomina una extensa zona verde, de aproximadamente unas 6 hectáreas. El Institut Català del Sòl (INCASÒL) se ha hecho cargo de la urbanización de este espacio, que limita al oeste con la línea del ferrocarril; al sur, con el torrente dels Alous; al noreste, con la carretera BP-1503, y, al norte, con el barrio del 25 de Septiembre.

Esta mañana, la alcaldesa, Carme García, y el jefe del Departamento de Suelo del Institut Català del Sòl, Ramon Forcada, han presentado este nuevo espacio, que García ha calificado de 'muy polivalente, ya que lo pueden utilizar tanto niños pequeños como los jóvenes y la gente adulta'. Para la alcaldesa, 'lo más importante es que añadimos 6 hectáreas a toda la zona verde de nuestra ciudad, que conectan el parque de la Pau i la Natura con el torrente dels Alous'.

Por su parte, el jefe del Departamento de Suelo del INCASÒL ha remarcado 'el esfuerzo de construir ciudad', asegurando que les 'hace mucha ilusión poder presentar este parque'. Forcada ha añadido: 'Hemos construido 66 viviendas, que ya son una realidad, pero hay unas 300 más que aún se tienen que materializar, además de unos ámbitos de actividad terciaria que también tendrán que instalarse, esperamos, muy pronto'. Ramon Forcada también ha hablado del esfuerzo financiero que ha supuesto este proyecto, cifrado en unos 7 millones de euros (el coste de la urbanización ha ascendido a unos 5 millones de euros, mientras que el del parque ha costado unos 2 millones de euros).

Un parque de 6 hectáreas
Las obras, que se iniciaron en la primavera de 2008 y que han sido recepcionadas por el Ayuntamiento de Rubí recientemente, han permitido crear una gran zona verde que combina espacios de paseo y de descanso con áreas de ocio y juegos infantiles, estas últimas pensadas para diferentes tipos de edad. Por ejemplo, la que se ha ubicado justo en frente de los dos edificios de viviendas en régimen de protección oficial cuenta con juegos para niños pequeños, tales como muelles, toboganes, etc, mientras que la que se encuentra situada junto al skatepark ( inaugurado a finales de 2011) está ideada para chicos más mayores, ya que dispone de una tirolina y otros juegos similares de aventura. La tercera zona de juegos infantiles, pensada para un público más heterogéneo, se ha instalado cerca de la escuela 25 de Septiembre.

Uno de los grandes atractivos del nuevo parque son los dos paseos que se han construido: el primero, de arenisca, sigue y cruza el torrente dels Alous en dos puntos, y el segundo, hecho con un pavimento más duro, discurre entre las diferentes terrazas vegetales que se han creado. A lo largo de estos dos caminos se han plantado árboles típicos de ribera, como el fresno, el sauce o el álamo, mientras que en los espacios de descanso se han plantado varios ejemplares para hacer sombra y se ha instalado mobiliario urbano y fuentes de agua.

El parque se ha proyectado de manera que se integre al máximo en el entorno natural y los equipamientos existentes, como son la Escuela 25 de Septiembre y el campo de fútbol, y respetando las características paisajísticas y orográficas de los terrenos. En este sentido, se han plantado bancales de vegetación monocromáticos, concretamente gramíneas autóctonas y pradera leguminosa, que se distribuyen entre las diferentes parcelas privadas que hay en la zona (de uso residencial y terciario –oficinas, etc–). El hecho de que cada bancal sea de un color diferente contribuye a armonizar el paisaje y ofrece una rica variación cromática estacional. Estas terrazas, que imitan los cultivos tradicionales de la zona, se han combinado con otras parcelas de árboles ornamentales dispuestos de forma lineal, tal como se cultivan en los viveros.

El parque forma parte del nuevo sector residencial de Can Sant Joan, promovido por el INCASÒL, quien ha construido una promoción de 66 viviendas de protección oficial de alquiler.