Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

El nuevo skatepark de Can Sant Joan será una realidad en otoño Las obras, que se iniciarán durante la segunda quincena de este mes de mayo, tienen un plazo de ejecución de unos 3 meses. https://www.rubi.cat/@@site-logo/ajuntament-de-rubi.svg

El nuevo skatepark de Can Sant Joan será una realidad en otoño

Las obras, que se iniciarán durante la segunda quincena de este mes de mayo, tienen un plazo de ejecución de unos 3 meses.
En los próximos días se iniciarán los trabajos de construcción de un skatepark de 550 m2 en Can Sant Joan, en unos terrenos situados junto a la carretera Rubí-Sant Cugat. Se trata de una nueva zona deportiva al aire libre dedicada principalmente a los skaters y breakdancers. Las obras, que han sido adjudicadas a la empresa SpokoRamps por un importe de 128.620 euros, tienen un plazo de ejecución de unos tres meses. El equipamiento, por tanto, podría entrar en funcionamiento hacia el mes de septiembre.

La alcaldesa, Carme García, se reunió el pasado mes de marzo con una veintena de jóvenes patinadores de la ciudad para explicarles los detalles del proyecto, en un encuentro convocado vía Facebook.

Un skatepark de 550 m2
Actualmente, la zona que ocupará el skatepark no está urbanizada. El proyecto contempla la pavimentación de este espacio con materiales duros, marcando una clara diferencia entre las zonas de uso deportivo y las zonas reservadas para el paso de peatones. En estas últimas se utilizará un pavimento que no resbala, mientras que en la zona patinable se colocará un pavimento liso para facilitar el uso deportivo. El recinto tendrá 2 accesos: uno por Can Sant Joan y otro por la carretera Rubí-Sant Cugat.

En cuanto al alcantarillado, se conectará la red de recogida de aguas pluviales del espacio público a la red general de alcantarillado de Rubí. En la zona llana, el pavimento tendrá pendientes mínimas para garantizar una evacuación controlada y evitar el encharcamiento en los rincones. El agua irá a parar a un drenaje que conectará con la red de drenajes de Can Sant Joan.