Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

El Ayuntamiento de Rubí potencia el comercio sostenible como base para un consumo responsable El consistorio ha realizado una prueba piloto entre los comercios más representativos de la ciudad y ahora extenderá el proyecto al resto de tiendas. https://www.rubi.cat/@@site-logo/ajuntament-de-rubi.svg

El Ayuntamiento de Rubí potencia el comercio sostenible como base para un consumo responsable

El consistorio ha realizado una prueba piloto entre los comercios más representativos de la ciudad y ahora extenderá el proyecto al resto de tiendas.
El Ayuntamiento de Rubí está liderando un proyecto para fomentar la implicación de los establecimientos comerciales de la ciudad hacia un modelo sostenible. El objetivo de esta iniciativa, enmarcada en el proyecto Rubí Brilla, es conducir el sector del comercio y sus consumidores hacia la sostenibilidad, a la vez que se aumenta la competitividad, se reduce el coste en consumo energético y se promueve la comercialización de productos ecológicos y de proximidad.

Tal como ha explicado el concejal de Planificación Estratégica, Promoción Económica y Gobierno, Jaume Buscallà, 'la idea es apoyar y asesorar a los comercios para que hagan un mejor uso de la energía y de la gestión de los residuos con el objetivo de que mejoren la eficiencia energética y, consecuentemente, su competitividad'. Según la concejala de Comercio, Arés Tubau, este proyecto persigue que 'los comerciantes tomen conciencia del ahorro que supone un buen uso de la energía, que dispongan de las herramientas para poder reducir el consumo, lo que les supondrá un ahorro económico, importantísimo en época de crisis, y poner en valor aquellos comercios que hacen las cosas bien hechas'. Tubau ha añadido que el proyecto también pretende poner en valor el origen del producto, ya que 'cada vez más los consumidores no sólo se fijan en el precio, sino que también valoran el trato del comerciante, el escaparate y la procedencia y calidad del producto'.

Prueba piloto en 17 comercios

El proyecto, que a partir del mes de marzo se extenderá a todos los comercios del municipio, ha consistido en una prueba piloto entre las tiendas más representativas de la ciudad. La elección de estos establecimientos no ha sido aleatoria, sino que se han escogido en representación de cada uno de los sectores comerciales de la ciudad. Así pues, estos 17 comercios que han participado en la prueba piloto han representado al 80% del tejido comercial de la ciudad. La mayoría de estos establecimientos están situados en la zona centro de Rubí.

El equipo del Rubí Brilla ha elaborado auditorías en cada uno de los tres campos en los que incide el proyecto: ámbito energético, gestión de residuos y producto. Para evaluar en qué estado se encuentran actualmente estos 17 comercios en estos tres ámbitos, se ha establecido una puntuación en cada uno de estos campos que ha dado como resultado cinco categorías: sin categoría (la de menor puntuación), bronce, plata, oro y Rubí (la de mayor puntuación). El resultado de las auditorías pone de relieve que la muestra de comercios evaluados estaría en la categoría de 'plata', obteniendo una muy buena nota especialmente en el ámbito de la gestión de residuos.

En el ámbito energético, las auditorías han puesto de manifiesto que en muchos casos se está optando por la iluminación LED y que se están dejando de utilizar la incandescencia y las lámparas alógenas, además de disponer, en la mayoría de casos, de buenos equipos de climatización. Entre los aspectos a mejorar en este ámbito destaca la contratación de energía verde certificada, el uso de energías renovables, un tratamiento del agua más óptimo (con la instalación de difusores, de grifos temporizados y de cisternas de doble carga) y una contabilidad energética más activa (para poder detectar picos de consumo y poder corregirlos). En cuanto a la gestión de residuos, se ha detectado que los comerciantes son muy conscientes de que hay que separar los residuos y donde hay que depositarlos, así como que hay que intentar generar el menor volumen posible. Y en cuanto al producto, se ha comprobado que en la mayoría de comercios hay que potenciar la información de procedencia de los productos como valor añadido.

Buscallà ha explicado que a raíz de estas auditorías 'se han dado soluciones y propuestas de acciones de mejora a los comerciantes para que las puedan aplicar y, de este modo, conseguir mejorar su competitividad'.

Los comercios que acrediten una reducción de energía en sus negocios, un aumento en el reciclaje de residuos y/o la introducción de productos ecológicos y de proximidad recibirán un distintivo que lucirán en sus escaparates. De esta manera, los consumidores podrán ver qué nivel han alcanzado los diferentes establecimientos comerciales en los tres ámbitos establecidos. 'Se trata de puntuar y premiar a los comercios en estas buenas prácticas', ha dicho Buscallà.

La prueba piloto ha puesto de manifiesto la buena predisposición por parte de los comercios participantes y la preocupación de éstos en mejorar su eficiencia energética y en reducir costes. El presidente de la Federación de Asociaciones de Comerciantes de Rubí, Enric Pallarès, ha explicado que 'la prueba piloto ha sido muy interesante y el resultado nos ha sorprendido. Hemos sacado una nota alta en gestión de residuos y, en general, hemos visto que las cosas se están haciendo bastante bien'. Según Pallarès, esta experiencia será muy positiva para los comerciantes, que aprenderán, entre otras cosas, a interpretar las facturas de la luz y a aplicar buenas prácticas para reducir el consumo.

Este miércoles, los miembros de la Federación de Asociaciones de Comerciantes de Rubí han asistido a la presentación del proyecto y de los resultados de la prueba piloto. Durante las próximas semanas, el proyecto se extenderá a las diferentes asociaciones de comerciantes de la ciudad para que puedan sumarse a la iniciativa.

Este proyecto de comercio sostenible ha recibido una subvención de 120.000 euros de la Unión Europea a través del programa MED, que financia acciones de cooperación transnacional en el Mediterráneo. Rubí se ha presentado a esta convocatoria de financiación conjuntamente con otras regiones europeas, como las provincias italianas de Gorizia y Potenza, la Agencia Energética de la Ribera de Valencia, Francia, Grecia y Eslovenia, entre otros, bajo el paraguas del proyecto Remida (smaRt Energy chains and coMunIdad in the meD Area).