Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

El Ayuntamiento apoya la campaña de Navidad del Observatorio de las mujeres en los medios de comunicación para evitar los regalos sexistas 'Regálame lo que quieras, yo pongo la imaginación. Los regalos no son sexistas' es el título de la campaña que ha impulsado https://www.rubi.cat/@@site-logo/ajuntament-de-rubi.svg

El Ayuntamiento apoya la campaña de Navidad del Observatorio de las mujeres en los medios de comunicación para evitar los regalos sexistas

'Regálame lo que quieras, yo pongo la imaginación. Los regalos no son sexistas' es el título de la campaña que ha impulsado
El Ayuntamiento se ha adherido a la campaña 'Regálame lo que quieras, yo pongo la imaginación. Los regalos no son sexistas' que el Observatorio de las mujeres en los medios de comunicación está impulsando para reforzar la idea de que, más allá de los regalos estereotipados que los niños y niñas pueden recibir en unas fechas como estas, las personas tienen capacidad propia para ir más allá de esta representación estereotipada y poco diversa que hace la publicidad de determinados productos y apelan a la misma capacidad de transgredir estos modelos de representación y transformarlos, simplemente proponiendo una forma diferente de su uso y ampliando la capacidad del producto en cuestión.

Desde este observatorio, un organismo autónomo que promueve el análisis y la visión crítica de los medios de comunicación que quiere ser un espacio de referencia para una representación no sexista de las mujeres, al que el Ayuntamiento se adhirió hace unos años, se promueve el consumo no sexista y se invita a regalar de una manera diferente, aplicando creatividad a la hora de elegir nuestros regalos, 'ya que el acto de hacer un regalo es también una oportunidad de superar los estereotipos, ignorar las convenciones sociales y publicitarias y ampliar el imaginario social que nos rodea y del cual formamos parte'. Con esta iniciativa quieren invitar a todas las personas que reciben un regalo a no quedarse en el uso que le da la publicidad y a dejar volar la imaginación para ir más allá, ya que con una muñeca 'se puede jugar a salvar el mundo, mientras que con un madelman también se puede jugar a cuidar de los demás '.