Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

El Ayuntamiento amplía los plazos de obra como una medida más para hacer frente a la crisis económica También ha recogido en un documento las condiciones de cierre para solares no edificados y obras paradas. https://www.rubi.cat/@@site-logo/ajuntament-de-rubi.svg

El Ayuntamiento amplía los plazos de obra como una medida más para hacer frente a la crisis económica

También ha recogido en un documento las condiciones de cierre para solares no edificados y obras paradas.
La Junta de Gobierno Local ha aprobado recientemente la ampliación de los plazos de inicio y acabamiento de las licencias para realizar obras particulares con el objetivo de minimizar los efectos de la crisis económica en el sector inmobiliario y de la construcción.

Por lo que respecta al incio de obras, el plazo para iniciarlas una vez se recibe la notificación de la licencia se amplía de 2 a 24 meses en el caso de obras mayores y de 2 a 6 meses para las menores. El plazo para la finalización de las obras se amplía de 2 a 4 años en obras mayores y de 6 a 12 meses en obras menores.

Cierre de solares no edificados y obras paradas

En relación a esto, el Ayuntamiento de Rubí ha recogido en un documento las condiciones necesarias y obligatorias que hay que cumplir para el cierre de los solares no edificados y obras paradas de propiedad privada que hay en la ciudad. Estas condiciones marcan de forma obligatoria los procedimientos a seguir por sus propietarios y los elementos necesarios para mantener correctamente cerrados estos solares. Hasta ahora, en la ciudad, ningún documento recogía estas condiciones de forma explícita.

De esta manera, se establece el tipo de material que hay que emplear para el cierre de obra (con acabado de fachada con una altura de entre 2,20 y 2,80 metros), se incluye la necesidad de instalar una puerta de acceso al solar que debe permanecer cerrada, y se obliga a colocar las acometidas provisionales en el interior de la obra o solar, así como otros aspectos de mantenimiento del solar (permanecer limpio de hierbas, matojos y residuos para conservarlo en las mejores condiciones de higiene posibles), entre otros.

En caso de incumplimiento de estas medidas por parte de los propietarios, el ayuntamiento puede imponer multas que van de los 300 a los 3.000 euros, hasta que se cumpla la orden municipal.