Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

Carme García: 'Queremos contribuir a cambiar el modelo productivo dirigiéndolo hacia un modelo económico sostenible' La alcaldesa ha presentado el proyecto Rubí Brilla, que persigue mejorar la competitividad industrial a través de la eficiencia energética y el uso de energías renovables. https://www.rubi.cat/@@site-logo/ajuntament-de-rubi.svg

Carme García: 'Queremos contribuir a cambiar el modelo productivo dirigiéndolo hacia un modelo económico sostenible'

La alcaldesa ha presentado el proyecto Rubí Brilla, que persigue mejorar la competitividad industrial a través de la eficiencia energética y el uso de energías renovables.
Una cuarentena de empresarios de Rubí y de fuera de la ciudad relacionados con el sector de las energías renovables conocerán el martes en detalle el proyecto Rubí Brilla, que han avanzado la alcaldesa de Rubí, Carme García, y el concejal de Promoción Económica y Trabajo, Jaume Buscallà.

Un proyecto que es la tercera acción del Plan de Reactivación Económica que el Ejecutivo local presentó hace 15 días y que se traduce en un plan de acción para la mejora de la competitividad del tejido industrial de Rubí a través de la eficiencia energética y el uso de energías renovables.

Conseguir que el tejido empresarial existente no se vaya de la ciudad, atraer a nuevas empresas, generar mercado e incentivar el I+D+I son los objetivos principales de este proyecto.

La alcaldesa ha recordado, por un lado, el compromiso adoptado en el Acuerdo para el Desarrollo Económico y Social de apostar por una ciudad económicamente activa e industrial, y por otro, el objetivo prioritario del consistorio de generar empleo a partir de la reactivación económica. A estos dos propósitos se le suma el pacto de alcaldes suscrito por el Ayuntamiento de Rubí, que persigue la mejora medioambiental del municipio.

Estos tres elementos son la esencia del proyecto Rubí Brilla, que tiene por objetivos reducir los costes energéticos del municipio, mejorar la productividad industrial con la implementación de procesos más eficientes, mejorar la capacitación profesional de los trabajadores de Rubí y mejorar la calidad ambiental con la reducción de emisiones de CO2.

La alcaldesa ha dicho que Rubí 'quiere convertirse en una ciudad referente nacional e internacional en la eficiencia energética y el uso de energías renovables en entornos industriales como factor de mejora de la competitividad y mejora ambiental del territorio'.

Para ello, García se ha referido a los cinco ejes que ya se han empezado a trabajar: la planificación estratégica, con indicadores y objetivos de reducción con respecto al gasto energético; la sensibilización e incentivación, con campañas destinadas a las empresas y con incentivos fiscales que favorezcan su implantación en la ciudad; y la formación y capacitación profesional mediante la adaptación de cursos en el IMPES, la formación continua para crear agentes energéticos en las propias empresas o la generación de un perfil de profesional que encuentre trabajo en la propia ciudad. El cuarto eje es la creación y atracción de empresas, donde el futuro Centro de Empresas de Can Serra tendrá un papel destacado y, por último, la transferencia tecnológica, estableciendo vínculos de colaboración con la Universidad para el desarrollo de tecnologías o con el trabajo que desarrolla el propio consistorio dentro de la red Eurocities.

Rubí, ciudad industrial
Rubí es una ciudad con cerca de 500 hectáreas de suelo industrial con más de 3.000 empresas, de las cuales el 45% son industrias y la mitad de las cuales son manufactureras. Además, el municipio está situado en el eje económico estratégico del CIT, lo que lo hace muy atractivo para la implantación de nuevas empresas.

Después de hacer un estudio del tejido industrial local, el Ayuntamiento de Rubí ha detectado tres factores críticos que influyen en la competitividad de las empresas instaladas en el municipio. El primero, el elevado consumo de energía y emisiones de CO2, que con datos de 2005, se situaba en el 40% del total del municipio. En cifras, esto se traduce en un consumo anual de 500 millones de kilovatios por hora y unas emisiones anuales de CO2 de 168 mil toneladas. Los otros dos factores críticos de competitividad son el incremento de las tarifas eléctricas y el de los precios de los combustibles convencionales.

Aplicar medidas para reducir estos gastos 'supone mejorar automáticamente la competitividad de nuestras empresas', según ha explicado la directora del área de Gobierno y Planificación, Àngels Tornero. El proyecto Rubí Brilla es la herramienta que ayudará a conseguirlo, permitiendo al mismo tiempo que Rubí ofrezca un entorno de innovación y tecnología (I+D+I) relacionada con las energías renovables, capaz de atraer a nuevas empresas. Y es que, según ha explicado Tornero, son 3 los elementos que favorecen la nueva implantación de empresas en el territorio: ofrecer un coste de mano de obra barata, dar una calidad excepcional en la producción o disponer de un entorno con una amplia oferta de I+D+I. Una vez descartados los dos primeros factores, dado que Rubí no podría diferenciarse de otros municipios, el Ayuntamiento ha situado el foco en la oferta de I+D+I. El espacio de referencia en este sentido será el Centro de Empresas Can Serra, que está previsto que comience a funcionar durante el primer trimestre del próximo año.

Àngels Tornero ha informado que el Ayuntamiento ya está trabajando también a nivel interno con el mismo objetivo de reducir gastos energéticos y ha apuntado que durante este año 'hemos conseguido ahorrar 600.000€ en consumo energético y hemos planteado una reducción del 25% del consumo para el próximo año'.

Por su parte, el concejal de Promoción Económica y Trabajo, Jaume Buscallà, ha explicado la importancia del encuentro del próximo martes en el Castell con los empresarios para dar el pistoletazo de salida al proyecto Rubí Brilla, 'a partir del cual se crearán grupos de trabajo específicos para desarrollar el proyecto y de seguimiento', ha apuntado.

Buscallà ha destacado que 'el éxito del Rubí Brilla radica en la implicación del tejido empresarial y el papel de la administración, que es el de hacer de gran techo en los espacios de relación entre las empresas, aportando el apoyo y la experiencia de un equipo técnico solvente'.

La presentación del Rubí Brilla se hará entre las 10 y las 12 del mediodía del día 29 de noviembre en el Castell. Contará con la presencia de Mariano Marzo, miembro de la Real Academia de Ciencias y Artes de Barcelona, de la Junta Directiva y del Comité Académico del Club Español de la Energía y del Capitulo Español del Club de Roma. Participará con la ponencia Los tres frentes de una política energética sostenible.

Por último, la alcaldesa ha expresado la voluntad de que Rubí se convierta en un motor de cambio del modelo productivo actual basado en los servicios. 'Queremos contribuir a cambiar el modelo productivo dirigiéndolo hacia un modelo económico más sostenible', ha dicho, y ha recordado que 'los cambios globales se hacen a partir de cambios locales y Rubí puede ser el inicio'.