Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

Una treintena de bares y restaurantes de los polígonos industriales de Rubí inician una prueba piloto de recogida de residuos puerta a puerta La iniciativa se enmarca en un proyecto más global impulsado por el Consorcio para la Gestión de Residuos, en el que también participan Castellar del Vallès y Sant Llorenç Savall https://www.rubi.cat/es/actualidad/noticias/una-treintena-de-bares-y-restaurantes-de-los-poligonos-industriales-de-rubi-inician-una-prueba-piloto-de-recogida-de-residuos-puerta-a-puerta/@@images/image/preview

Una treintena de bares y restaurantes de los polígonos industriales de Rubí inician una prueba piloto de recogida de residuos puerta a puerta

La iniciativa se enmarca en un proyecto más global impulsado por el Consorcio para la Gestión de Residuos, en el que también participan Castellar del Vallès y Sant Llorenç Savall
La presentación de la prueba piloto ha tenido lugar este lunes en la sede del Consorcio para la Gestión de Residuos (foto: Localpres).
La presentación de la prueba piloto ha tenido lugar este lunes en la sede del Consorcio para la Gestión de Residuos (foto: Localpres)

En las próximas semanas se pondrá en marcha una prueba piloto de recogida de residuos puerta a puerta en un centenar de establecimientos comerciales y de restauración de la comarca, concretamente en los municipios de Rubí, Castellar del Vallès y Sant Llorenç Savall. Esta prueba piloto, que tendrá una duración de 6 meses, tiene por objetivo mejorar los porcentajes de recogida selectiva en estos municipios para contribuir a superar el estancamiento del reciclaje y poder alcanzar los objetivos previstos por la Agencia de Residuos de Cataluña ( ARC) y la Unión Europea de cara al 2020.

El Programa General de Prevención y Gestión de Residuos y Recursos de Cataluña (PRECAT 2013-2020) establece que la recogida selectiva, en 2020, debería ser superior al 60% en peso. Este documento también marca como objetivo reducir a menos del 10% la presencia de impropios ─residuos que no se tiran al contenedor adecuado─ en la fracción orgánica y disminuir a menos del 25% los impropios en el contenedor de los envases.

Se calcula que entre un 20 y un 30% de los residuos que se recogen provienen del sector comercial. Y teniendo en cuenta que los establecimientos de restauración son grandes generadores de residuos, se ha escogido principalmente este tipo de negocios para hacer la prueba piloto.

En el caso de Rubí, participarán 33 bares, restaurantes, empresas de catering y asadores y 6 instalaciones municipales ─el pabellón de La Llana, la Masía de Can Serra, el parque municipal de limpieza, los huertos municipales de Cova Solera, la Unió Petanca Les Torres y la pista de atletismo de Can Rosés─, todos ellos ubicados en los polígonos. A principios de noviembre se implementará este nuevo sistema de recogida puerta a puerta de las fracciones orgánica, papel y cartón, envases y resto, mediante un sistema de identificación de usuario ─el vidrio deberá continuar depositándose en los contenedores verdes─.

En el caso de Castellar, la prueba piloto se hará en el centro del municipio e incluirá 78 grandes generadores ─22 establecimientos del sector de la restauración y 56 comercios diversos, como fruterías, carnicerías, pescaderías, panaderías y pastelerías, entre otros─; mientras que en Sant Llorenç Savall participarán una veintena de comercios y establecimientos de restauración repartidos por todo el municipio y una residencia de ancianos.

La pérdida de anonimato, así como la facilidad en el servicio de recogida ─el residuo se va a buscar a la puerta del establecimiento─ facilita el aumento de la recogida selectiva. La prueba piloto, además, se reforzará con una campaña de seguimiento e inspecciones en los establecimientos participantes.

"La participación de Rubí en este proyecto incidirá en la necesidad de que nuestra ciudad salga de la situación de estancamiento en materia de recogida selectiva", ha explicado el concejal de Medio Ambiente, Moisés Rodríguez. El rubinense también ha recordado que, en el caso de Rubí, la prueba piloto se enmarca en la campaña de promoción de la recogida selectiva RECICLA! Pon colores a la ciudad y ha añadido: "la prueba piloto durará seis meses, aunque la intención es que sea la puerta de inicio a una nueva filosofía".

Por su parte, el presidente del Consorcio para la Gestión de Residuos del Vallès Occidental y alcalde de Sant Llorenç Savall, Ricard Torralba, ha comentado: "Sabemos que esta prueba piloto supondrá un cambio de hábitos en estos establecimientos, participando en la gestión del día a día. Pero también estamos convencidos de que con la implicación de todas y todos podremos hacer un salto adelante en la mejora de los resultados de la recogida selectiva de nuestros municipios".

El alcalde de Castellar, Ignasi Giménez, ha adelantado: "Estamos fijando un nuevo cambio de paradigma en muchos municipios. Debemos ser capaces de extender las experiencias de éxito que ya hay en la comarca a otros municipios. Porque las previsiones de reciclaje para el 2020 no las alcanzaremos si no hacemos acciones como el puerta a puerta que hoy presentamos". Giménez también se ha referido a las ordenanzas fiscales: "Tendremos que hacer una apuesta para que las tasas vayan en relación a la cantidad de los residuos que se generan y a la calidad del reciclaje".

Para llevar a cabo esta experiencia piloto se cuenta con una subvención de 50.000 euros de la Agencia de Residuos de Cataluña (ARC).

Publicado en