Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

Rubí traslada al AMB las molestias por olores que provoca la planta de compostaje de Sant Cugat Durante la visita a la instalación, que limita con el término municipal de Rubí, se ha acordado que el AMB mejorará los protocolos de comunicación cuando se produzcan quejas por olores https://www.rubi.cat/@@site-logo/ajuntament-de-rubi.svg

Rubí traslada al AMB las molestias por olores que provoca la planta de compostaje de Sant Cugat

Durante la visita a la instalación, que limita con el término municipal de Rubí, se ha acordado que el AMB mejorará los protocolos de comunicación cuando se produzcan quejas por olores

El concejal y personal técnico, durante la visita a la planta (foto: Ayuntamiento de Rubí).
El concejal y personal técnico, durante la visita a la planta (foto: Ayuntamiento de Rubí)

El concejal de Medio Ambiente, Transición Ecológica y Bienestar Animal, Andrés Medrano Muñoz, acompañado de personal técnico municipal, ha visitado este jueves la planta de compostaje que el Área Metropolitana de Barcelona (AMB) tiene en Sant Cugat del Vallès. Esta instalación está ubicada junto al límite municipal de Rubí y es origen de molestias episódicas por malos olores que llegan a la parte sur de nuestra ciudad.

Se trata de una planta de compostaje aerobio de residuos orgánicos que recibe de diferentes poblaciones: Rubí sólo aporta restos de poda; la planta también recoge la mitad de los restos orgánicos de Sant Cugat; el 100% de los de Castellbisbal, El Papiol y Corbera; y parte de los residuos orgánicos de Mercabarna.

Este jueves, la comitiva rubinense ha sido atendida por técnicos de PREZERO ─la empresa gestora de la planta─ y personal del AMB ─titular de la instalación─, entre los que se encontraba el director de Servicios de Prevención y Gestión de Residuos, Joan Miquel Trullols Casas.

Durante la visita, han podido comprobar el progreso de las obras de mejora de las instalaciones, que deben facilitar cierta reducción de los problemas de olores que acaban afectando a Rubí.

Además, si bien el AMB tiene establecido un sistema para gestionar las quejas de olores de las diferentes plantas, se ha acordado reforzar los protocolos de comunicación de incidencias. Las diferentes quejas de olores que reciben se registran en el sistema. Las que tienen especificado el horario aproximado y el punto de inmisión ─es decir, desde el lugar donde se ha sentido el olor─, las dirigen a un programa concreto que realiza "retrotrayectorias" de acuerdo con la información de los vientos del día y hora especificados. Así determinan si el olor puede provenir o no de la planta. Con todos estos registros, realizan un informe anual que establece propuestas de mejora.

El encuentro también ha servido para comentar cuáles serán los modelos futuros para estas plantas de compostaje, modelos que minimizarán la emisión de gases dejando de funcionar en los próximos años como plantas abiertas de fermentación aeróbica y reconducirse hacia una planta de circuito cerrado con aprovechamiento de biogás. Este sistema es similar al que tiene la planta de Can Barba de Terrassa, destino de la fracción orgánica que se recoge en Rubí.

Según el concejal de Medio Ambiente, Transición Ecológica y Bienestar Animal, Andrés Medrano Muñoz, "la visita y las conversaciones con los responsables de la gestión de residuos del AMB han servido para trasladar el detalle de la situación de molestias por olores que se sufre puntualmente en ciertas zonas de nuestro municipio a consecuencia de la actividad de la planta de compostaje. Ha sido un encuentro productivo que nos permitirá establecer nuevos protocolos de comunicación y donde hemos constatado las actuaciones dirigidas a reducir las molestias a la población".

Objetivos de Desarrollo sostenible