Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

Rubí se dota de un Plan de convivencia y acogida para el periodo 2017-2020 En este documento, el Ayuntamiento recoge diversas acciones dirigidas a garantizar la integración de las personas recién llegadas y favorecer la convivencia intercultural https://www.rubi.cat/es/actualidad/noticias/rubi-se-dota-de-un-plan-de-convivencia-y-acogida-para-el-periodo-2017-2020/@@images/image/preview

Rubí se dota de un Plan de convivencia y acogida para el periodo 2017-2020

En este documento, el Ayuntamiento recoge diversas acciones dirigidas a garantizar la integración de las personas recién llegadas y favorecer la convivencia intercultural
El plan se ha presentado este miércoles en el marco del Consejo Municipal de Cooperación Internacional (foto: Localpres).
El plan se ha presentado este miércoles en el marco del Consejo Municipal de Cooperación Internacional (foto: Localpres)

La concejala del Área de Servicios a las Personas, Marta García, ha presentado este miércoles el borrador del Plan de convivencia y acogida 2017-2020, un documento que tiene como objetivo garantizar la cohesión social y la correcta gestión de los cambios estructurales derivados de la llegada de nueva población en Rubí. Con este plan, el consistorio se dota de un instrumento adaptado a las necesidades reales de la ciudad, al tiempo que da cumplimiento a los requerimientos de la Ley de acogida de las personas inmigradas y regresadas a Cataluña de 2010 y el posterior Decreto de 2014.

"Rubí ya es una ciudad acogedora pero el Ayuntamiento necesita de instrumentos para esta acogida [...]. Tenemos que poder ofrecer a las personas recién llegadas una bienvenida, posibilidades de integración, por esta responsabilidad que tenemos de crear la mejor cohesión posible de la ciudadanía de Rubí", ha argumentado García. En la búsqueda de este objetivo, la concejala ha hecho especial énfasis en el trabajo en los barrios y en las escuelas, ya que permite incidir en valores como "el respeto, la tolerancia y la empatía con la diversidad que tenemos en la ciudad", así como en la colaboración con el tejido asociativo: "Tenemos que poner en valor todo lo que se ha hecho hasta ahora, sin recursos muchas veces, gracias a las entidades".

El Plan de convivencia y acogida diseña las líneas estratégicas de actuación municipal tanto en cuanto a la nueva ciudadanía como a la convivencia con la población autóctona; marca como debe ser la acogida inicial de las personas recién llegadas, así como los procesos posteriores de regularización, conocimiento de la lengua, el entorno y el mundo laboral; fomenta espacios de convivencia basados en la riqueza de la diversidad cultural; promueve la universalización de los servicios y recursos dirigiéndose de forma conjunta a toda la población; y establece criterios de optimización y coordinación de los recursos existentes.

Estos objetivos se estructuran en tres ejes estratégicos, cada uno de los cuales tiene asociadas varias propuestas de actuación. El primer eje incide en la acción comunitaria, dirigida a hacer de Rubí un municipio donde la diversidad se visualice como un valor y donde se forme a la ciudadanía para la prevención de todo tipo de discriminación y racismo. Así, entre las acciones que se contemplan, figuran la organización de talleres antirumores en centros educativos, asociaciones vecinales y entidades, actuaciones de mejora en barrios y viviendas, o la potenciación del asociacionismo entre los inmigrantes.

El segundo eje se centra en el fomento de la igualdad de derechos y deberes para la población recién llegada, con especial atención a niños, jóvenes y mujeres. Entre otros, se propone trabajar por el éxito educativo de los hijos de inmigrantes a través de instrumentos como el Plan Educativo de Entorno, introducir propuestas en este mismo sentido en el Plan local de infancia y adolescencia, crear un sistema de bienvenida en las escuelas para las familias recién llegadas o establecer mecanismos de detección de nuevas necesidades.

Recepción y acogida a personas recién llegadas y refugiadas
El tercer eje estratégico del plan hace referencia a la recepción y acogida de los recién llegados, tanto si proceden de procesos migratorios por motivos económicos como si se trata de personas refugiadas que huyen de conflictos bélicos. Dentro de esta gran línea de actuación, se enmarca la reciente creación de un Servicio de primera acogida para personas recién llegadas que tiene como objetivo ofrecerles información, asesoramiento y todas las herramientas necesarias para su integración sociocultural.

A partir de ahora, cuando una persona inmigrada acuda a la Oficina de Atención a la Ciudadanía (OAC) para empadronarse en la ciudad, recibirá información sobre la existencia de este nuevo servicio. En caso de que requiera un informe de vivienda y arraigo, un profesional adscrito a los Servicios Sociales municipales se encargará de su realización. Cuando necesite asesoramiento legal y jurídico en materia de extranjería, se le derivará al nuevo Servicio de Atención a la Movilidad Internacional (SAMI).

En todos aquellos otros casos en que la persona recién llegada no tenga claro qué circuito debe seguir o bien esté interesada en acceder directamente a la formación que permite obtener el Certificado de Acogida, recibirá el acompañamiento de un técnico especializado que le informará y la derivará al recurso correspondiente. Dentro del plan se contemplan tres módulos formativos: de aprendizaje de la lengua, de conocimiento del entorno laboral y de conocimiento del entorno social y cultural.

El borrador del Plan de convivencia y acogida 2017-2020 se ha presentado este miércoles a entidades y partidos políticos en el marco del Consejo Municipal de Cooperación Internacional con el objetivo de recoger sus aportaciones y completar el documento definitivo. Sin embargo, tal y como ha remarcado la concejala Marta García, "no es un programa cerrado porque queremos incorporar todas aquellas acciones que desde la ciudadanía organizada se puedan hacer en Rubí para mejorar la acogida".

En apoyo de las personas refugiadas
El Ayuntamiento de Rubí ha estado presente este miércoles en el acto de apoyo a la acogida de personas refugiadas convocado en Barcelona en el marco de la campaña Casa nostra, casa vostra. En él, más de un centenar de autoridades locales de toda Cataluña han reivindicado el papel protagonista de los ayuntamientos en la recepción de estos recién llegados y han reclamado los instrumentos necesarios para hacerle frente. Los representantes municipales también han hecho un llamamiento a la ciudadanía a participar en la manifestación del próximo sábado.

Imágenes relacionadas

La concejala Marta García, con otros representantes municipales en el acto convocado por "Casa nostra és casa vostra" (foto: Localpres)
La concejala Marta García, con otros representantes municipales en el acto convocado por "Casa nostra és casa vostra" (foto: Localpres)