Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

La Semana Europea de la Prevención de Residuos promueve la cultura de la reutilización, la reparación y el intercambio Del 21 al 29 de noviembre se han celebrado diversas actividades en la ciudad, en clara sintonía con los servicios que se ofrecen durante todo el año https://www.rubi.cat/es/actualidad/noticias/la-semana-europea-de-la-prevencion-de-residuos-promueve-la-cultura-de-la-reutilizacion-la-reparacion-y-el-intercambio/@@images/image/preview

La Semana Europea de la Prevención de Residuos promueve la cultura de la reutilización, la reparación y el intercambio

Del 21 al 29 de noviembre se han celebrado diversas actividades en la ciudad, en clara sintonía con los servicios que se ofrecen durante todo el año
El reparto de bolsas de malla previene el uso de bolsas de plástico de un solo uso (foto: Ayuntamiento de Rubí - Lali Puig).
El reparto de bolsas de malla previene el uso de bolsas de plástico de un solo uso (foto: Ayuntamiento de Rubí - Lali Puig)

Este año, la Semana Europea de la Prevención de Residuos se ha tenido que adaptar a la situación de crisis sanitaria derivada de la Covid-19. Aunque no se han podido organizar tantas actividades presenciales como en otras ediciones, las diferentes propuestas que se han llevado a cabo han permitido evitar la generación de 90 kg de desechos en la ciudad. Muchas de las acciones realizadas en esta ocasión se han centrado más en campañas de sensibilización, que tendrán una repercusión a medio plazo en cuanto a la reducción de residuos, tales como el uso de bolsas de malla, que sustituirán el gran volumen de bolsas de plástico que se utilizan; o bien el aumento del alcance de la recogida de aceite fruto del reparto de clakis.

Algunas de las actividades que han tenido un gran éxito han sido dos propuestas que se han incorporado al programa de este año. El Trocaché, un juego de geocaching por uno de los itinerarios naturales de la ciudad, ha tenido muy buena acogida. La actividad, además, ha quedado registrada para hacerse durante todo el año. También ha disfrutado de una gran aceptación el juego de escape virtual ¿Quién se lo ha comido?, que se volverá a realizar durante 2021 en formato Ecotaller, ya que las plazas se agotaron rápidamente.

Ambas actividades están dirigidas especialmente a un público familiar y están estrechamente vinculadas a acciones que podemos hacer en la ciudad de manera continuada. El Trocaché, por ejemplo, está relacionado con la idea de la reutilización a través del intercambio, tal como se promociona en La Trocalleria cada sábado. Y ¿Quién se lo ha comido? está centrado en conocer acciones de consumo responsable desde casa, mediante una recopilación de recursos que nos pueden ayudar a conseguir prevenir residuos. Actualmente, hay 58 comercios rubinenses que sensibilizan a la ciudadanía al respecto con sus productos o servicios.

Durante la Semana Europea de la Prevención de Residuos, en las deixallerias se han recogido 30 kg de juguetes de segunda mano en el marco de la campaña Aún pueden dar mucho juego, que se destinarán a ASAV para la campaña de Navidad. Esta recogida de juguetes todavía se mantendrá abierta hasta el 14 de diciembre.

La Trocalleria se mueve ha gestionado 148 intercambios durante la semana, gracias a los cuales se ha evitado tirar a la basura 57,91 kg de residuos. Los objetos que han tenido más salida en estos intercambios han sido la ropa y los objetos para el hogar. Y en las sesiones del Miércoles manetes se han reparado 3 kg de objetos.

Este año, también se ha impulsado la campaña Ahorra agua, ahorra residuos para promover el consumo de agua del grifo y el uso de botellas reutilizables para reducir la generación de envases de plástico de un solo uso y ahorrar agua. Así, se han instalado 6 nuevas fuentes en diferentes dependencias municipales, llegando a disponer un total de 14 puntos de agua en una docena de edificios donde trabaja personal del Ayuntamiento, y en virtud de un convenio firmado entre el Ayuntamiento y Sorea, se han repartido 735 botellas reutilizables entre los trabajadores y trabajadoras municipales.

Desde este mes de noviembre, todos los centros educativos de la ciudad ya funcionan como punto de recogida del aceite usado a través del proyecto Rubiclak, gestionado por APDIR. Durante la Semana Europea de la Prevención de Residuos se han incorporado las seis escuelas concertadas y los cuatro institutos públicos. Se han repartido clakis entras las familias de estos centros y también a las familias de P3 de las escuelas públicas, que ya se incorporaron el año pasado. El alumnado ha trabajado durante la semana los motivos por los que es importante recoger el aceite, así como el itinerario de este residuo desde que lo utilizamos en casa hasta que se convierte en un nuevo recurso.

Por otra parte, la campaña Compra sin residuos se ha podido ver en diferentes espacios de comunicación de la ciudad y se han repartido más de 34.000 bolsas de malla reutilizables en los hogares rubinenses. Además, se ha colgado un vídeo tutorial en el canal de Youtube del Ayuntamiento de Rubí para aprender a elaborarla uno mismo.

La presentación del apartado web sobre consumo responsable también ha tenido muchas visitas a lo largo de la semana. Se trata de un espacio que recoge las oportunidades que tenemos en la ciudad para prevenir residuos, desde que vamos a comprar hasta que nos desprendemos de algún objeto. Aquellos establecimientos de la ciudad que piensen que podrían estar incluidos en este apartado web pueden contactar con ecomercial@ajrubinet.cat y hacer la solicitud.

Por último, desde Caçadors de trastets han animado a toda la ciudadanía a salir a la naturaleza de la ciudad y a realizar limpiezas en el medio natural. En estos momentos, en que se han establecido restricciones de movilidad para contener la expansión de la Covid-19, el entorno natural de la ciudad se ha convertido en un espacio del que disfrutan más ciudadanos y mantenerlo limpio y respetarlo hace que podamos disfrutar de él mucho más. La propuesta de esta entidad supone una tarea muy importante en la ciudad desde hace muchos años, mediante la cual cientos de rubinenses han contribuido a cuidar nuestro entorno natural.