Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

El Servicio Municipal de Mediación Ciudadana atiende un centenar de casos durante el año 2014 El principal ámbito de trabajo del servicio son las comunidades de vecinos y la temática predominante, los ruidos https://www.rubi.cat/es/actualidad/noticias/el-servicio-municipal-de-mediacion-ciudadana-atiende-un-centenar-de-casos-durante-el-ano-2014/@@images/image/preview

El Servicio Municipal de Mediación Ciudadana atiende un centenar de casos durante el año 2014

El principal ámbito de trabajo del servicio son las comunidades de vecinos y la temática predominante, los ruidos
El Servicio Municipal de Mediación Ciudadana está ubicado en la calle Maria Aurèlia Capmany, 32-34, bajos (foto: Localpres).
El Servicio Municipal de Mediación Ciudadana está ubicado en la calle Maria Aurèlia Capmany, 32-34, bajos (foto: Localpres)

La concejala de Gobernanza y Ciudadanía del Ayuntamiento de Rubí, Neus Muñoz, ha hecho balance del último año de actividad del Servicio Municipal de Mediación Ciudadana. Se trata de un servicio que el Consistorio pone a disposición de los rubinenses con un doble objetivo: por un lado, resolver, mediante el diálogo y la tolerancia, los conflictos cotidianos entre personas y entre colectivos; y, por otro, promover la convivencia pacífica en la ciudad.

El Servicio Municipal de Mediación Ciudadana promueve la gestión alternativa de conflictos, donde la mediación es el principal procedimiento de resolución. Con la mediación se tiene en cuenta el futuro, no el pasado, y no se buscan culpables. El objetivo es crear un espacio de seguridad, confidencial y no adverso en el que las partes afectadas puedan comunicarse de una manera diferente a como se han relacionado hasta ahora.

Según Neus Muñoz, "el Servicio de Mediación quiere promover la convivencia a través del diálogo, reduciendo la posible conflictividad vecinal, y al mismo tiempo, buscar una corresponsabilidad con la ciudadanía". La concejala, que ha agradecido la labor que realizan los profesionales del servicio, ha añadido que con los datos del balance de 2014 se puede concluir que "los conflictos que tenemos en Rubí están básicamente enfocados a cuestiones menores. Por lo tanto, esto es un buen síntoma de que la vecindad rubinense goza de buena salud a nivel de convivencia".

El servicio se estructura en dos ejes: el eje de intervención/gestión para la resolución de conflictos y el eje de prevención en conflictos latentes o futuros.

En cuanto al eje de intervención, el año pasado unas 1.400 personas estuvieron implicadas directa o indirectamente en procesos gestionados por el Servicio Municipal de Mediación Ciudadana. Los profesionales que trabajan en él atendieron un total de 98 casos. La mayoría de ellos fueron bipartes (69%), es decir, con dos partes enfrentadas, frente al 31% de casos multipartes, con más de dos partes o grupos enfrentados.

Las personas que se dirigen directamente al servicio han aumentado sensiblemente respecto a otros años, pasando del 58% en 2010 al 62% en 2014. Esto se debe a que la mediación cada vez es más conocida entre la población. La Policía Local sigue siendo uno de los mayores agentes derivadores (16%), seguida de la Oficina de Atención a la Ciudadanía (7%).

Los principales temas que trata el servicio son los conflictos de proximidad vecinal, que suponen el 92% de los casos atendidos. El resto se refieren al uso de espacios públicos (3%), conflictos familiares (3%) ─conflictos propios de una comunidad de vecinos donde, además, hay una vinculación familiar─ y actividades (2%). En cuanto a la tipología de casos relacionados con las comunidades de vecinos, destacan los ruidos (33%), seguidos de las dificultades de relación (16%), la gestión de comunidades (10%), los animales domésticos (9%) , la limpieza e higiene (9%) y el uso de espacios comunes (7%), entre otros.

Resolución de casos
Los procesos de mediación son la técnica principal a la hora de resolver las situaciones de conflicto (32%). En total ha habido 14 mediaciones con acuerdo y 16 sin acuerdo. El hecho de no haber alcanzado un entendimiento no quiere decir que estos procesos no hayan sido un éxito: muchas mediaciones no tienen como objetivo llegar a un acuerdo concreto, sino que son un espacio para comunicarse de manera adecuada y evitar que la relación se deteriore más.

Las facilitaciones o gestiones positivas son otro de los principales procedimientos de cierre de los casos (30%). Se trata de actuaciones en las que no se ha llevado a cabo de forma estricta un proceso de mediación, pero se ha realizado como mínimo una entrevista presencial con una de las partes implicadas y la relación ha cambiado, siendo más positiva.

Los casos interrumpidos (14%) son aquellos en los que el servicio no ha podido contactar con alguna de las partes implicadas o bien alguna de ellas finalmente no ha querido participar en el proceso. Ahora bien, a veces estos casos acaban volviendo al servicio, ya sea porque con posterioridad las partes implicadas consideran que entonces es el momento idóneo para reanudar el proceso de mediación o que, una vez conocidas las otras vías, encuentran que ésta es la que mejor los puede ayudar.

Un total de 4 casos se han derivado a otros servicios, mientras que 18 casos más (20%) continúan abiertos.

En cuanto al perfil de usuario, la proporción de hombres (146) y mujeres (126) está muy igualada. En relación a la edad, se observa como los más activos han sido los que tienen entre 31 y 64 años (71%), seguidos de los mayores de 65 años (17%), de los que tienen entre 18 y 30 años (9 %) y de los menores de edad (3%). El 85% son personas autóctonas, mientras que el 15% restante son extranjeros.

La prevención, la mejor estrategia
En el ámbito de la prevención, las acciones realizadas en el transcurso de 2014 han continuado la línea iniciada en el año 2010. El objetivo es ir más allá de la propia intervención y potenciar la creación de vínculos con la ciudadanía. Este tipo de acciones preventivas pretenden fomentar el uso de alternativas pacíficas y dialogantes en la gestión de los conflictos.

Concretamente, se han realizado diversas acciones comunitarias, como charlas y apoyo a entidades vecinales, el proyecto Antirumores en los centros educativos, la dinamización comunitaria y de mediación en Las Torres, el programa Mediadores naturales en el Pinar y la participación de los profesionales del servicio a la Feria del juego y del deporte en la calle, entre otros. Paralelamente, también se han llevado a cabo acciones educativas, como las formaciones impartidas a alumnos de la UDG, del Programa Qualificat Professional Inicial (PQPI) y de los institutos La Serreta y L'Estatut; y talleres dirigidos a personas mayores y a entidades, entre otros.

En general, los resultados obtenidos en el eje de la prevención son satisfactorios, ya que se ha logrado diversificar el campo de actuación del servicio, hacer más visible y cercana la actuación hacia la ciudadanía e intervenir antes de que el conflicto escalara.

Imágenes relacionadas

La concejala de Gobernanza y Ciudadanía, Neus Muñoz, y los técnicos del servicio, Isabel Mesas y Manuel Salvador, han presentado los datos del 2014
La concejala de Gobernanza y Ciudadanía, Neus Muñoz, y los técnicos del servicio, Isabel Mesas y Manuel Salvador, han presentado los datos del 2014