Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

El Pleno da luz verde a un presupuesto para el ejercicio 2021 adaptado a la situación de crisis sanitaria y económica Las cuentas, que siguen poniendo a las personas en el centro de la gestión municipal, ascienden a 80,3 millones de euros https://www.rubi.cat/es/actualidad/noticias/el-pleno-da-luz-verde-a-un-presupuesto-para-el-ejercicio-2021-adaptado-a-la-situacion-de-crisis-sanitaria-y-economica/@@images/image/preview

El Pleno da luz verde a un presupuesto para el ejercicio 2021 adaptado a la situación de crisis sanitaria y económica

Las cuentas, que siguen poniendo a las personas en el centro de la gestión municipal, ascienden a 80,3 millones de euros
La sesión de este jueves se ha celebrado de forma telemática (foto: Ayuntamiento de Rubí).
La sesión de este jueves se ha celebrado de forma telemática (foto: Ayuntamiento de Rubí)

El Pleno del Ayuntamiento de Rubí ha aprobado este jueves el presupuesto para el ejercicio 2021 en el marco de una sesión extraordinaria. Las cuentas ascienden a 80,3 millones de euros ─un 2% menos que el año en curso─ y se complementan con un crédito de 18,5 millones de euros para promover proyectos de ciudad, en previsión de un posible descenso de ingresos teniendo en cuenta el contexto de crisis sanitaria y económica actual. El equipo de gobierno, integrado por el Partit dels Socialistes de Catalunya (PSC) y En Comú Podem (ECP), ha votado a favor de los presupuestos, mientras que Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) se ha abstenido y el resto de formaciones ─Ciutadans-Partido de la Ciudadanía (Cs), Veïns per Rubí (VR) y la Alternativa d’Unitat Popular (AUP)─ han votado en contra.

La alcaldesa, Ana María Martínez Martínez, que hace unos días presentó la propuesta de presupuesto del equipo de gobierno junto con la segunda teniente de Alcaldía, Ànnia Garcia Moreno, ha explicado que estas cuentas se caracterizan por una previsión de disminución de los ingresos y gastos y el mantenimiento de aquellos servicios y recursos fundamentales para la ciudadanía. "Los hemos elaborado a partir de tres prioridades: la cohesión social y el servicio a las personas para promover la igualdad de oportunidades, la calidad del espacio público y la promoción económica y la creación de empleo". Martínez ha contextualizado estas cifras en la coyuntura de crisis sanitaria y económica actual, asegurando que "el presupuesto será dinámico y se irá adaptando a las necesidades de la ciudadanía”. La primera edil ha remarcado que las cuentas para el 2021 siguen la línea trazada en años anteriores: "Es un presupuesto de izquierdas, que sitúa a las personas en el centro de nuestra acción de gobierno".

Los 80,3 millones de euros permitirán ejecutar las acciones que se han diseñado para la ciudad durante el próximo año y serán el reflejo del Plan de Mandato y del Plan de Acción Municipal, las hojas de ruta del Gobierno local. A estos dos documentos hay que sumar el Plan de Recuperación de la Ciudad, muchas de las políticas del cual ya han visto la luz durante 2020.

El presupuesto incorporará también dos grandes líneas de inversiones gracias a la decisión del Gobierno central de levantar el techo de gasto, con lo cual las administraciones locales ya no se ajustarán a los parámetros de un acuerdo económico financiero. En este sentido, el Ayuntamiento podrá disponer de un crédito de 18,5 millones de euros "para llevar a cabo acciones indispensables para que la ciudad no se detenga y que nos permitirá poner en marcha grandes proyectos de ciudad que dan respuesta a demandas históricas", ha asegurado la alcaldesa. Entre otros, Martínez Martínez ha destacado la eliminación de la línea de alta tensión a su paso por la avenida de Can Fatjó, el nuevo equipamiento deportivo y social del 25 de Setembre, la pacificación de la avenida Estatut, las mejoras en el parque de Ca n’Oriol, el Plan de arbolado o las inversiones en vivienda.

Por otra parte, con la financiación del Plan General de Inversiones de la Diputación de Barcelona, ​​dotado con unos 3,6 millones de euros, se podrán ejecutar proyectos como las obras de la sala de exposición de la Antiga Estació, la ampliación del tanatorio o la mejora del alumbrado público en los polígonos industriales.

La alcaldesa ha destacado el hecho de que estos presupuestos son los primeros que se han elaborado a partir de la perspectiva de género y que, además, están alineados con los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Por su parte, la segunda teniente de alcaldía, Ànnia Garcia Moreno, ha comentado que la propuesta de presupuesto que se ha aprobado hoy tiene tres características fundamentales: "hemos conseguido que sea equilibrado, social y exigente". Equilibrado porque, a pesar de estar marcado por el enfriamiento de la economía y el impacto de la pandemia con este decrecimiento de ingresos y gastos, está compensado por este Plan de inversiones de 18,5 millones de euros, "que nos permitirá hacer frente a cuestiones históricas de la ciudad pero también a otros proyectos de futuro". Garcia Moreno también ha dicho que son unas cuentas sociales, ya que aparte de recoger las competencias propias del Ayuntamiento, se han dotado partidas importantes destinadas a derechos sociales, planificación urbana e igualdad y ciudadanía por valor de casi 40 millones de euros. La concejala de ECP también ha tachado el presupuesto de exigente, en referencia a la predisposición para adaptarse de forma rápida y rigurosa a las nuevas necesidades de la ciudadanía que se puedan producir a raíz de la crisis actual.

Desde la AUP consideran que el presupuesto ofrece "buenas noticias. Es bueno que, por la suspensión de las reglas fiscales, nos hayamos podido endeudar, que haya una inyección económica y que proyectos importados puedan llevarse a cabo", ha dicho la portavoz de la formación, Betlem Cañizar Bel, que también ha destacado como aspectos positivos el hecho de que se puedan ejecutar remanentes de ejercicios anteriores y que se haya introducido por primera vez el análisis de la cuestión de género. Sin embargo, cuestionan la planificación y priorización de las inversiones del Gobierno local y lamentan que no haya habido más diálogo y negociación a la hora de elaborar las cuentas.

Para el portavoz de VR, Antoni Garcia Berea, "el presupuesto para el ejercicio 2021 debería ser de emergencia debido a la crisis sanitaria, económica y social derivada de la pandemia, y creemos que no es así desde nuestro punto de vista". El grupo lamenta que la partida de acción social sólo se incremente un 2,5% o que se haya reducido la dotación para comercio un 14%, entre otros. En el Pleno extraordinario sobre el estado de la ciudad ante la crisis sanitaria por la Covid-19, VR manifestó la necesidad de suprimir todas aquellas partidas presupuestarias no esenciales para el funcionamiento de la ciudad y priorizar los gastos para luchar contra la desigualdad y el impulso económico a pequeñas y medianas empresas y a los autónomos. "Y este presupuesto no ve reflejada esta demanda". VR, en cambio, ha valorado positivamente el incremento en la partida destinada a vivienda y la dotación prevista para expropiar los terrenos y desviar la línea de alta tensión a su paso por la avenida de Can Fatjó.

Cs también ha reclamado más dotación económica para los autónomos y las pequeñas y medianas empresas, así como una mayor ampliación del fondo de garantía, "porque muchas familias que necesitarán ayuda la encuentren los próximos meses", ha dicho el portavoz de la formación, Roberto Martín Martín. Según Cs, "a Rubí le hacen falta inversiones desde hace tiempo [....] No sé si las muchas obras y proyectos faraónicos que han incluido en este presupuesto son lo que los vecinos marcan como prioritario o necesario". A pesar de valorar positivamente la inyección en vivienda, Martín Martín considera que llega tarde.

Por su parte, el portavoz de ERC, Xavier Corbera Gaju, ha lamentado lo que consideran falta de diálogo con la oposición a la hora de trabajar el presupuesto, así como la falta de información con respecto a las dotaciones presupuestarias . Según el republicano, la elaboración de las cuentas se debería haber abordado desde la óptica de la excepcionalidad del momento que estamos viviendo: "En este momento, los presupuestos necesitan una mirada amplia, generosa y abierta. Porque todos sufrimos esta situación, todos tenemos la empatía y la voluntad de salir adelante y ayudar a la gente de nuestra ciudad. Porque sumar siempre es mejor. Y esto no ha sido así". Aún así, ERC ha valorado positivamente diversos aspectos del presupuesto, como la dotación prevista para la Font del Ferro, entre otros.

Finalmente, la concejala de Hacienda y Servicios Económicos, Mª Carmen Cebrián Ordóñez, ha asegurado que este presupuesto "es de izquierdas y social desde hace años, porque forma parte de nuestro ADN", ha recordado que la dotación a las entidades de acción social ha aumentado un 14% y ha asegurado que la gestión del presupuesto por parte del Gobierno local este último año ha quedado demostrada, ya que "hemos cogido partidas que han dejado de ser prioritarias para destinarlas a otras cuestiones más necesarias derivadas de la pandemia". En cuanto a la falta de diálogo que han esgrimido algunos grupos, ha recordado que se han hecho varias reuniones, tanto individuales como en grupo, y que se han escuchado todas las propuestas. "Después de estudiarlas, se ha detectado que casi el 80% de éstas estaban incorporadas en nuestra propuesta de presupuesto", ha asegurado la concejala.

Etiquetas