Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

El Ayuntamiento adquiere una nueva vivienda por la vía del tanteo y retracto El piso, que se ha comprado a través de la sociedad municipal Proursa, se destinará a alquiler social https://www.rubi.cat/es/actualidad/noticias/el-ayuntamiento-adquiere-una-nueva-vivienda-por-la-via-del-tanteo-y-retracto/@@images/image/preview

El Ayuntamiento adquiere una nueva vivienda por la vía del tanteo y retracto

El piso, que se ha comprado a través de la sociedad municipal Proursa, se destinará a alquiler social
El piso adquirido está ubicado en el barrio de Les Torres (foto: Ayuntamiento de Rubí - Localpres).
El piso adquirido está ubicado en el barrio de Les Torres (foto: Ayuntamiento de Rubí - Localpres)

El Ayuntamiento de Rubí, a través de la sociedad municipal Proursa, ha ejercido nuevamente el derecho de tanteo y retracto para adquirir una vivienda propiedad de una entidad financiera. Con este, ya son cuatro los pisos que han pasado a formar parte del patrimonio municipal a través de este procedimiento.

Las viviendas que son compradas por la vía del tanteo y retracto se adjudican en régimen de alquiler social a personas o familias en situación de vulnerabilidad que forman parte de la bolsa de alquiler social del Ayuntamiento.

El piso adquirido recientemente está ubicado en el barrio de Les Torres.

Por otra parte, el Ayuntamiento ha procedido a la rehabilitación y adaptación de una vivienda de propiedad municipal situada en el barrio del Vint-i-cinc de Setembre que había quedado libre por el fallecimiento de su inquilina. El piso se ha adjudicado en régimen de alquiler social a una familia de cuatro miembros, uno de los cuales tiene una gran discapacidad. Estas personas estaban a la espera de disponer de una vivienda adaptada desde 2015, ya que el piso donde residían hasta ahora, propiedad de una entidad financiera, no reunía las condiciones de accesibilidad necesarias.

Las obras de rehabilitación han permitido adaptar el piso a los requerimientos de una persona con gran dependencia. La actuación ha tenido un coste de 24.000 euros, que se ha asumido a través de una subvención de la Diputación de Barcelona.