Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

Anna Tamayo reflexiona sobre la belleza efímera en la exposición "La memoria de las flores extraviadas" La muestra, que se ha inaugurado este viernes, se podrá visitar hasta el 28 de julio en la Sala de Tinas del Celler https://www.rubi.cat/es/actualidad/noticias/anna-tamayo-reflexiona-sobre-la-belleza-efimera-en-la-exposicion-la-memoria-de-las-flores-extraviadas/@@images/image/preview

Anna Tamayo reflexiona sobre la belleza efímera en la exposición "La memoria de las flores extraviadas"

La muestra, que se ha inaugurado este viernes, se podrá visitar hasta el 28 de julio en la Sala de Tinas del Celler
La alcaldesa y Anna Tamayo, conversando durante la inauguración de la muestra (foto: Ayuntamiento - Localpres).
La alcaldesa y Anna Tamayo, conversando durante la inauguración de la muestra (foto: Ayuntamiento - Localpres)

El Celler acoge hasta el 28 de julio la exposición La memoria de las flores extraviadas de la pintora rubinense Anna Tamayo. La muestra reinterpreta la estética clásica de los elementos florales y las naturalezas muertas, y profundiza en la búsqueda artística de la autora en torno al concepto de belleza efímera.

La memoria de las flores extraviadas está integrada por una cuarentena de cuadros, dos de los cuales son de gran formato. Todas las obras están trabajadas con técnica mixta ─óleo, acrílico, encáustica, cera y barniz─ y presentan las flores desde un punto de vista no convencional y descontextualizado. La autora ha dispuesto los cuadros en el eje central de la Sala de Tinas del Celler, acompañados de flores naturales cedidas por la Font del Ferro para la inauguración, y ligados a unos hilos que trascienden los límites físicos de la pintura, que simbolizan el vínculo con la tierra y el entorno.

La muestra se ha inaugurado este viernes con la presencia de la autora, la alcaldesa, Ana María Martínez, y el concejal de Cultura, Moisés Rodríguez, además de otros concejales y concejalas del equipo de gobierno y del público asistente.

Anna Tamayo vuelve a exponer en la Sala de Tinas del Celler dos años después del éxito de RrubibaRroc (Rubí Barroc), un ambicioso proyecto pictórico con el que la artista aspiraba a revelar la "belleza escondida" de Rubí.

"Tras la bonita experiencia de Rubí Barroc, nos volvemos a citar en El Celler para recibir la obra de Anna Tamayo, una de nuestras artistas más queridas y admiradas", ha dicho la alcaldesa, Ana María Martínez, en la inauguración de la exposición. "La memoria de las flores extraviadas. Con este título tan sugerente, Anna nos regala una vez más una exposición excepcional, una muestra de su creatividad y de su concepción del arte".

La artista ha dirigido palabras de agradecimiento a todas las personas que han hecho posible esta exposición y, especialmente, se ha referido al público: "Quiero agradeceros mucho vuestra presencia, que hayáis venido y que me hayáis apoyado hoy".

Por su parte, el crítico de arte Isidre Roset, autor del escrito que ilustra el catálogo de la muestra, ha hablado de la obra de Tamayo: "En Rubí Barroc hacía una mirada hacia el exterior y, en cambio, en La memoria de las flores extraviadas es más doméstica, hacia adentro". Roset ha incluido varias citas en el artículo para embellecerlo, una de las cuales, extraída del poema Sonnets pour Hélène de Ronsard, la ha leído su madre, poeta y rapsoda.

La memoria de las flores extraviadas se podrá visitar en El Celler hasta el 28 de julio, los viernes de 18 a 21 h, los sábados de 12 a 14 y de 18 a 21 h y los domingos de 11 a 14 h. El acceso a la muestra será gratuito.