Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

1962. La riada marcó el inicio de un cambio importante tanto en la ciudad como en el cuerpo de seguridad. La industria determinó el crecimiento de la población y en 1967, la plantilla de la Policía Local pasó a estar formada por cinco agentes diurnos, siete vigilantes nocturnos (serenos), un policía de tráfico y otro de motorizado. La riada marcó el inicio de un cambio importante tanto en la ciudad como en el cuerpo de seguridad. La industria determinó el crecimiento de la población y en 1967, la plantilla de la Policía Local pasó a estar formada por cinco agentes diurnos, siete vigilantes nocturnos (serenos), un policía de tráfico y otro de motorizado. https://www.rubi.cat/es/temas/seguridad/historia-del-cuerpo-de-la-policia-local-de-rubi/c92c9d9d-ac9b-4758-8e51-39c53e6c6629.jpeg/@@images/image/preview

1962. La riada marcó el inicio de un cambio importante tanto en la ciudad como en el cuerpo de seguridad. La industria determinó el crecimiento de la población y en 1967, la plantilla de la Policía Local pasó a estar formada por cinco agentes diurnos, siete vigilantes nocturnos (serenos), un policía de tráfico y otro de motorizado.

La riada marcó el inicio de un cambio importante tanto en la ciudad como en el cuerpo de seguridad. La industria determinó el crecimiento de la población y en 1967, la plantilla de la Policía Local pasó a estar formada por cinco agentes diurnos, siete vigilantes nocturnos (serenos), un policía de tráfico y otro de motorizado.