Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

Unos 450 jóvenes asistirán al Road Show, un simulacro de accidente de tráfico para concienciar de los peligros de la conducción de riesgo La actividad se realizará este jueves a las 12 h en el teatro municipal La Sala. https://www.rubi.cat/@@site-logo/ajuntament-de-rubi.svg

Unos 450 jóvenes asistirán al Road Show, un simulacro de accidente de tráfico para concienciar de los peligros de la conducción de riesgo

La actividad se realizará este jueves a las 12 h en el teatro municipal La Sala.
Unos 450 estudiantes de institutos y centros de secundaria de la ciudad asistirán a una nueva adaptación del Road Show, una escenificación de un accidente de tráfico que está representada por los mismos protagonistas de este suceso para adentrar a los jóvenes en esta problemática. Esta actividad, que se realizará en La Sala este jueves 28 de noviembre a las 12 h, está promovida por la fundación privada sin ánimo de lucro Mutual de Conductores, con la colaboración del Ayuntamiento y la Policía local de Rubí.

El Road Show recrea la noche de un joven, un sábado de discoteca, que termina con la tragedia inesperada de un accidente de tráfico con terribles consecuencias, mediante una escenificación multimedia y los testimonios reales de los médicos de servicios de emergencias, los bomberos, la policía, así como el testimonio verídico de la víctima con lesión medular y sus familiares. Este programa de educación vial pretende alertar a los jóvenes de las graves consecuencias que puede tener conducir bajo los efectos del alcohol o las drogas. Más de 10.000 alumnos de toda Cataluña participan cada año en esta vivencia, que es un mensaje de concienciación sobre los peligros de la conducción en determinadas circunstancias de riesgo.

Según los datos del Servicio Catalán de Tráfico, en Cataluña la franja de los jóvenes entre 15 y 24 años en el 2012 ha registrado un descenso en el número de muertes respecto a 2010 (un 37,84%), aunque han aumentado los heridos graves respecto a 2011. El descenso de la utilización de los sistemas de seguridad como el casco y el cinturón se perfila como una de las causas de este aumento de los heridos graves.