Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

Una cuarentena de ciudadanos participa en la primera jornada del proyecto Buits plens El viernes se constituirá una comisión técnica que elaborará propuestas concretas de intervención en base a las aportaciones de la ciudadanía https://www.rubi.cat/@@site-logo/ajuntament-de-rubi.svg

Una cuarentena de ciudadanos participa en la primera jornada del proyecto Buits plens

El viernes se constituirá una comisión técnica que elaborará propuestas concretas de intervención en base a las aportaciones de la ciudadanía
El Ayuntamiento de Rubí ha puesto en marcha el proyecto Buits plens, con el que pretende favorecer la implicación de la ciudadanía en la definición de los usos de dos solares municipales que actualmente están en desuso. Se trata del solar ubicado en la confluencia entre las calles Prim y Balmes, de unos 450 m2, y el de la calle Primer de Maig, 41, de unos 900 m2. El proyecto, que cuenta con un presupuesto de 100.000 euros (90.000 euros para ejecutar las obras y 10.000 euros para difundir el proyecto y realizar el proceso de participación), forma parte del Plan de Medidas Anticrisis 2014.

Una cuarentena de personas han participado este sábado en la primera sesión de trabajo del proyecto. El objetivo de esta jornada ha sido, por un lado, que los participantes conocieran experiencias de otras ciudades en relación a la adecuación de solares vacíos y, por otro, recoger las ideas y conocimientos de los rubinenses sobre los posibles usos que pueden tener los dos solares que forman parte del proyecto.

La concejala de Gobernanza y Ciudadanía, Neus Muñoz, ha animado a los participantes a 'construir juntos el uso de estos dos espacios, con el objetivo de crear un espacio público de calidad y generar complicidades que fomenten el tejido asociativo y ciudadano'.

Después de asistir a la mesa redonda de presentación de experiencias, que ha tenido lugar en el edificio Rubí+D, los participantes, de perfiles y edades diferentes, se han desplazado a la plaza Pearson para debatir y analizar las problemáticas y necesidades de espacio público en la ciudad en general y, en particular, en torno a los dos solares. En el marco de este debate se han identificado propuestas de diseño y usos potenciales para los solares, en base a sus características y en relación a su posición y vinculación con los espacios urbanos contiguos o equipamientos cercanos. También se ha hablado de los límites o peligros a tener en cuenta y sobre posibles formas de gestión de los solares. El taller ha permitido recoger ideas sobre cómo podría ser el espacio, así como el conocimiento de la ciudadanía sobre qué usos funcionarían y cuáles no.

El viernes se constituirá una comisión técnica que llevará a cabo un trabajo de organización y sistematización de la información aportada por la ciudadanía y elaborará propuestas concretas de intervención, a partir de las ideas y conocimientos recogidos. La comisión técnica y SÒCOL, la empresa encargada de la gestión y asistencia técnica en el proceso, vinculada a la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB), velarán en todo momento para que las aportaciones de la ciudadanía sean recogidas y estén presentes en el diseño y la elaboración y ejecución del proyecto de intervención de cada solar.

En la segunda sesión, que tendrá lugar el 19 de junio, se presentarán diferentes propuestas concretas de usos y diseño para los solares para que los participantes debatan las ventajas e inconvenientes y escojan, mediante votación, el escenario que consideren más adecuado para cada solar público.