Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

Vuelven los talleres de autocompostaje, que se llevarán a cabo la última semana del mes de abril Practicar este método de reciclaje en casa permite solicitar una bonificación del 20% en la tasa de basura. https://www.rubi.cat/@@site-logo/ajuntament-de-rubi.svg

Vuelven los talleres de autocompostaje, que se llevarán a cabo la última semana del mes de abril

Practicar este método de reciclaje en casa permite solicitar una bonificación del 20% en la tasa de basura.
El Ayuntamiento de Rubí, conjuntamente con la Agencia de Residuos de Cataluña, celebra una nueva edición de la campaña 'A Rubí fem compost!'. Este año se han vuelto a organizado nuevas sesiones, que se llevarán a cabo durante la semana del 23 al 27 de abril. Este es el tercer año que el consistorio organiza esta actividad, con el objetivo de consolidar la implantación del autocompostaje en el municipio.

Mediante un taller formativo de dos horas de duración, los participantes podrán aprender a hacer compostaje casero. Al finalizar el taller, podrán adquirir un compostador y una herramienta para remover los restos por sólo 20 euros, menos del 20% de su coste real. El resto del coste del material lo subvencionan la Agencia de Residuos de Cataluña y el Ayuntamiento de Rubí.

Para participar en esta nueva campaña hay que enviar un correo electrónico a la dirección compostatge@ajrubi.cat. También se puede llamar gratuitamente al Teléfono Verde: 900 130 130 (si se hace desde un teléfono móvil, llame al 93 699 98 01). Las plazas son limitadas. Los compostadores se entregarán por orden de inscripción y hasta finalizar las existencias.

La práctica del compostaje en los hogares permite solicitar una bonificación del 20% en la tasa de basuras, según la Ordenanza fiscal de tasas para la recogida, tratamiento y eliminación de basuras y otros residuos urbanos.

¿Qué es el autocompostaje?
El autocompostaje es el reciclaje de los restos orgánicos de la cocina y del jardín en el lugar donde se producen. Se trata de imitar, en casa, el proceso natural de transformación de los restos orgánicos. El resultado de esta transformación es un abono orgánico 100% natural y de muy buena calidad, llamado “compost”.

El compuesto, además de aportar nutrientes, ayuda a ahorrar agua, ya que mejora la estructura de la tierra y aumenta la capacidad de retención de agua. También supone un ahorro en la compra de otros abonos y de bolsas de basura.

Para practicar el autocompostaje se necesita un compostador, que es un recipiente con las características adecuadas para hacer autocompostaje cómodamente, donde se depositan los restos orgánicos de la cocina y del jardín. Con un mantenimiento mínimo, los restos se transforman en compost de forma rápida y eficaz, sin malos olores ni presencia de organismos no deseados. Por el contrario, cada vez que se remueven los restos se percibe un agradable olor de bosque húmedo.

De media, un compostador es capaz de reciclar más de 0,5 toneladas de residuos orgánicos por año. Reciclando los restos orgánicos en casa se evita la contaminación que produce su recogida, transporte y tratamiento en las plantas de compostaje y se reduce la cantidad de restos que van a parar a vertederos e incineradoras.