Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

Se restringe el paso de camiones de peso superior a 3,5 toneladas por la calle Cal Gerrer El Ayuntamiento de Rubí iniciará en breve una primera fase de renovación interna del colector aprovechando las obras del Mercado. https://www.rubi.cat/@@site-logo/ajuntament-de-rubi.svg

Se restringe el paso de camiones de peso superior a 3,5 toneladas por la calle Cal Gerrer

El Ayuntamiento de Rubí iniciará en breve una primera fase de renovación interna del colector aprovechando las obras del Mercado.
Los regidor del área de Ecología Urbana y Seguridad, Manel Velasco, y de Movilidad, Josep A. Serra, han explicado en rueda de prensa los cambios de movilidad que tendrán lugar alrededor de las obras del mercado municipal. Unos cambios que tienen que ver con la restricción de paso en esta calle para vehículos de peso superior a las 3,5 toneladas para facilitar la movilidad por la zona afectada directamente por las obras.

Según ha explicado Manel Velasco, “sabemos que la movilidad alrededor del mercado es complicada y por este motivo restringimos todavía más el tráfico de vehículos pesados por estas calles, es decir, ampliamos una limitación que actualmente ya existe en la calle de Cal Gerrer desde Cervantes y la hacemos extensible hasta la calle Llobateras y Magi Ramentol”, ha explicado Velasco.

El regidor ha recordado que hace tiempo el Ayuntamiento de Rubí solicitó a Sorea y a la UPC el proyecto ejecutivo del colector de Cal Gerrer y ha señalado que una de las primeras conclusiones de los estudios “indican que se podría llevar a cabo una primera fase de este proyecto de refuerzo estructural”, una actuación que se haría de forma interna, es decir, “desde dentro del mismo colector y por este motivo no tiene afectaciones al tráfico en superficie “. En este sentido, el regidor ha destacado que inicialmente se había decidido posponer las obras de este colector para el año próximo, “pero ahora podemos aprovechar para hacer esta primera fase que es interna y que por lo tanto no provocará los problemas de movilidad previstos si la fase fuera en superficie”.

Por este motivo, se ha hecho un cambio de programación en las obras generales de alcantarillado previstas en la ciudad. Velasco ha confirmado que está previsto hacer estas obras en la calle de Cal Gerrer, así como las obras de la carretera de Terrassa, aunque la actuación de la calle Nou se pospondrá hasta finales de año o principios del año próximo.

Manel Velasco ha explicado que esta actuación en la calle de Cal Gerrer es necesaria, por una parte, para que el proyecto ejecutivo la recoja y defina la solución definitiva para mejorar el funcionamiento hidráulico de la red y, por la otra, para minimizar el impacto en la movilidad de los ciudadanos. En relación a esto, el regidor ha explicado que se aprovechará el tramo de la calle Magí Ramentol que en estos momentos está restringido al tráfico con motivo de las obras del mercado para ubicar la maquinaria y las infraestructuras necesarias para llevar a término esta actuación.

Las obras se iniciarán en las próximas semanas y tendrán una duración de entre 4 y 6 meses. Esta semana el Ayuntamiento de Rubí tiene previsto reunirse con los adjudicatarios del mercado para explicarles las posibles afectaciones. También está previsto una reunión con los vecinos de la zona que posiblemente tendrá lugar después de semana santa.

Afectaciones de las obras

El regidor de Movilidad, Josep. A Serra, ha explicado que la restricción de paso a camiones superiores de 3,5 toneladas se da principalmente por motivos de seguridad, puesto que se prohíbe cualquier paso de este tipo de vehículo por encima de la zona soterrada donde estén trabajando operarios.

Con respecto a los camiones de abastecimiento del mercado municipal de peso superior a 3,5 toneladas, que se calcula que podrían ser entre 8 y 10 vehículos, harán la entrada y la salida al mercado por la calle Llobateras según ha explicado Serra. Hasta ahora, la entrada se hacía por esta misma calle, pero la salida se hacía por la calle Torrent de l’Alba. El regidor ha explicado que en la calle Llobateras se instalará un semáforo que funcionará mediante un pulsador que activarán los conductores de estos vehículos cuando deban salir al exterior desde la zona de carga y descarga del mercado.

A partir del próximo lunes, 6 de abril, se modifica el recorrido de la línea 2 (Can Vallhonrat – El Pinar) del servicio urbano de autobús, con motivo de la restricción de tránsito por la calle Magí Ramentol y Torrent de l’Alba. El nuevo recorrido en dirección al Pinar será por la calle Cervantes, Lluis Ribas, Bartrina, camí de Ca n’Oriol, Maria Benlliure y Calderón de la Barca, donde devolverá a su recorrido habitual. En esta calle se pondrá en marcha el sistema de semáforos que hasta ahora estaba fuera de servicio para dar cobertrua al cruce con la calle Maria Benlliure. Para permitir el giro del autobús, se elimina el estacionamiento en el cruce del camino de Ca n’Oriol con la calle Bartrina.

Como consecuencia, se trasladan tres paradas correspondientes a 11 de Setembre, Cervantes y Magí Ramentol. Las nuevas paradas se ubicarán en las calles Lluis Ribas, Ca n’Oriol y Torres Oriol.

También se trasladan los contenedores de recogida de residuos situados en la calle de Cal Gerrer y Torrent de l’Alba hasta el pasaje Llobateras y en la calle Magallanes.

Serra ha explicado que para dar salida a los caminos que lleguen desde Llobateras, se cambiará de sentido la calle Federico García Lorca, entre Llobateras y Cervantes. También habrá un cambio de sentido en el camino de Ca n’Oriol, en el tramo comprendido entre Bartrina y Víctor Balaguer.