Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

Rubí, Sant Cugat y Cerdanyola trasladan a la Generalitat los proyectos del CiT Las alcaldesas de los tres municipios se han reunido con el conseller de Empresa i Ocupació, Felip Puig, y el secretario de Empresa i Competitivitat, Pere Torres https://www.rubi.cat/@@site-logo/ajuntament-de-rubi.svg

Rubí, Sant Cugat y Cerdanyola trasladan a la Generalitat los proyectos del CiT

Las alcaldesas de los tres municipios se han reunido con el conseller de Empresa i Ocupació, Felip Puig, y el secretario de Empresa i Competitivitat, Pere Torres
Las alcaldesas de Rubí, Carme García, de Sant Cugat, Mercè Conesa, y de Cerdanyola, Carme Carmona, han explicado este miércoles el conseller de Empresa i Ocupació, Felip Puig, y el secretario de Empresa i Competitivitat, Pere Torres, el trabajo que está llevando a cabo el Catalonia Innovation Triangle (CiT) para definir un proyecto de especialización territorial (PECT) que le permita beneficiarse de los fondos estructurales de la Unión Europea.

Rubí, Sant Cugat y Cerdanyola trabajan desde el año pasado en el marco de la estrategia de especialización inteligente definida por la Generalitat (RIS3 CAT) con el objetivo de hacer una propuesta que contribuya a transformar económicamente el territorio sobre la base de la innovación. Tal como exige Europa, este trabajo se está haciendo con la implicación de todos los agentes del que se conoce como 'cuádruple hélice', es decir, administración, universidad y centros de conocimiento, empresa y sociedad civil.

Las alcaldesas han expuesto a Felip Puig y Pere Torres los proyectos especializados que quiere financiar el CiT con los fondos europeos y que están orientados a promover la manufactura avanzada y proveer las empresas de la zona de servicios de alto valor tecnológico. También le han trasladado dos apuestas de carácter transversal: una de fomento del emprendimiento, que quiere posicionar el territorio CiT como referente internacional en este ámbito, y una segunda dirigida al ahorro y la eficiencia energética.

Tal como ha explicado la alcaldesa de Rubí y presidenta del consorcio, Carme García, se trata en todos los casos de 'grandes temas que son prioridades europeas y también prioridades catalanas' y que tienen como objetivo final fortalecer la economía del territorio y crear empleo. 'Lo que queremos es más actividad económica, por lo tanto generar más empleo; para nosotros es muy importante que nuestra gente tenga trabajo. También queremos trabajar con el medio ambiente, es una de las cosas que también nos preocupa, hacer que nuestras ciudades sean económicamente potentes pero también sostenibles', ha resumido García.

Esta voluntad y el contenido concreto de la propuesta en la que está trabajando el CiT han sido bien recibidos por la Generalitat. Pere Torres, secretario de Empresa i Competitivitat, ha explicado a la salida de la reunión que 'lo que nos han planteado está muy bien enfocado, puede surgir un muy buen proyecto y confío que contará con nuestro apoyo'. Torres ha apuntado que el territorio CiT parte de una situación privilegiada: 'Tienen empresas potentes, larga tradición industrial, centros universitarios de primer orden, centros tecnológicos, y una sociedad civil que en el ámbito económico también está muy bien organizada'.

El secretario de Empresa i Competitivitat ha recordado que la nueva filosofía RIS3 conlleva un cambio 'radical' en la manera de trabajar : 'Lo que quiere Europa y lo que nosotros compartimos es que los proyectos sean de transformación económica de los territorios para lograr una economía que sea más sólida, más innovadora, más avanzada en muchos aspectos, que tenga mayor capacidad de resistencia ante situaciones de crisis'.

Una vez presentada esta labor conjunta, los tres ayuntamientos que integran el CiT deberán seguir trabajando en la concreción de los diferentes proyectos, conjuntamente con los centros universitarios y las empresas del territorio, que en buena parte ya están implicados en este proceso. Según ha confirmado el secretario de Empresa i Competitivitat, la convocatoria para la presentación de los proyectos podría abrirse en octubre.

Con el encuentro de este miércoles, Rubí, Sant Cugat y Cerdanyola han dado un nuevo paso para poner en valor las potencialidades de su territorio. Una zona con una situación estratégica que reúne 220.000 habitantes, 10.000 empresas, 5.000 investigadores y 60.000 estudiantes universitarios; que genera el 3% de la actividad económica del país, y que emplea a 90.000 trabajadores.