Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

Rubí acoge un curso de formación básica para voluntarios de protección civil El curso cuenta con aspirantes a voluntarios de Viladecavalls, Mollet, Sant Cugat, Castellbisbal i Rubí. https://www.rubi.cat/@@site-logo/ajuntament-de-rubi.svg

Rubí acoge un curso de formación básica para voluntarios de protección civil

El curso cuenta con aspirantes a voluntarios de Viladecavalls, Mollet, Sant Cugat, Castellbisbal i Rubí.
El Ayuntamiento de Rubí acoge un curso de formación básica para voluntarios de protección civil, que empezó el sábado 9 de noviembre, y que tendrá continuidad los sábados 16 y 23 de noviembre. Esta formación es de 23 h y está destinada a aspirantes a adquirir la condición de voluntario de protección civil, cuenta con 27 inscritos, provenientes de Viladecavalls, Catellbisbal, Mollet, Sant Cugat y Rubí, y tiene lugar en el edificio Rubí+D.

Las funciones, responsabilidades y competencias de protección civil, el reglamento de las asociaciones de voluntarios de protección civil o los planes de emergencias, son algunos de los temas que se trabajaron en la primera sesión. El programa del curso recoge también otras cuestiones como la atención psicológica al ciudadano en desastres, la atención sanitaria inmediata en Cataluña, seguridad y control (viaria y ciudadana) así como las funciones del voluntario como apoyo de los grupos de intervención.

El funcionamiento del voluntariado de protección civil en Cataluña está regulado por el Decreto 27/2001, de 23 de enero (Reglamento de las asociaciones del voluntariado de protección civil de Cataluña) Según este reglamento, los ayuntamientos pueden tener una asociación de protección civil, y para ser voluntario, hay que ser mayor de edad, residente en Cataluña y superar el programa de formación básica. Las asociaciones de voluntarios de protección civil tienen unas determinadas funciones de colaboración con la administración municipal en tareas de protección civil, como por ejemplo, la coordinación de la aportación desinteresada del voluntariado en tareas de protección civil dentro del municipio, el impulso de la participación ciudadana en temas de prevención o actuaciones de protección civil, la sensibilización de la población respecto a los riesgos que los puedan afectar, el apoyo en la elaboración, la implantación o el mantenimiento de planes de protección civil que lleve a cabo la Administración, entre otras.