Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

Medio centenar de personas participan en la jornada Mou-te para detectar los problemas de movilidad en la ciudad Con esta actividad se ha iniciado la fase participativa del Plan de Movilidad Urbana (PMU) de Rubí https://www.rubi.cat/@@site-logo/ajuntament-de-rubi.svg

Medio centenar de personas participan en la jornada Mou-te para detectar los problemas de movilidad en la ciudad

Con esta actividad se ha iniciado la fase participativa del Plan de Movilidad Urbana (PMU) de Rubí
Cerca de una cincuentena de personas participaron el sábado en la jornada 'Mou-te', una actividad que ha dado el pistoletazo de salida a la fase participativa del Plan de Movilidad Urbana (PMU) de Rubí. El objetivo de la jornada era que los participantes experimentaran, detectaran y pusieran de manifiesto las problemáticas que condicionan la movilidad en la ciudad.

Por este motivo se establecieron tres itinerarios: un primero a pie, que siguieron hombres, mujeres y niños; otro también a pie, que realizaron personas mayores y personas con movilidad reducida, y el último en bicicleta. Todos los recorridos se iniciaron en la plaza Doctor Guardiet y finalizaron en el Ayuntamiento, pasando por centros de atracción como la estación de FGC, el Mercado Municipal y el CAP Mutua de Terrassa. El itinerario en bicicleta fue más largo, abarcando también la zona de la Biblioteca Mestre Martí Tauler, el polideportivo de Can Rosés y el pabellón de la Lana.

Los ciudadanos que se desplazaron a pie pusieron de manifiesto las deficiencias de algunas aceras, así como la indisciplina vial de algunos vehículos que aparcan en las plazas de estacionamiento reservadas para personas con movilidad reducida. También destacaron aquellos aspectos positivos que detectaron durante el recorrido, como el resultado de las diferentes actuaciones realizadas en el marco del Plan de Aceras. Y es que después de las diferentes obras que se han hecho, la mejora del estado de las aceras es muy significativa, se ha ampliado su anchura y, además, se han adaptado los pasos de peatones para personas que circulan en silla de ruedas.

Por su parte, los usuarios de bicicleta destacaron la falta de carriles bici en la ciudad y la dificultad de hacer compatible la circulación de bicicletas con los vehículos motorizados.

Plan de Movilidad Urbana
El PMU es el documento básico para configurar las estrategias de movilidad sostenible y segura de la ciudad. Entre otras normativas, la ley 9/2003 de Movilidad de Cataluña obliga a los municipios de más de 50.000 habitantes a disponer de un plan de estas características. Los objetivos de este plan son mantener los criterios de movilidad sostenible y segura, recuperar el espacio público para usos sociales (comercio, restauración, etc.), configurar un sistema de transporte más vinculado a la relación coste/eficiencia para mejorar la competitividad, aumentar la integración social y la accesibilidad más universal, planificar el territorio y las infraestructuras minimizando las distancias de los desplazamientos y reducir las emisiones de CO2 y otras partículas.

La elaboración del Plan de Movilidad Urbana (PMU) debe seguir varias fases. En primer lugar, se debe recoger la información y llevar a cabo un trabajo de campo, así como hacer un análisis territorial y socioeconómico. La segunda fase consiste en analizar la oferta y la demanda existente del sistema de movilidad, fijándose también en las externalidades del sistema de transporte. Posteriormente se llevará a cabo un diagnóstico participativo de la situación actual y futura. Una cuarta fase consiste en establecer los objetivos y llevar a cabo un estudio de alternativas, presentar las propuestas participadas y elaborar un programa de actuaciones y un cálculo de indicadores. Y, finalmente, tramitar el documento y hacer las modificaciones oportunas. La aprobación definitiva del Plan de Movilidad Urbana (PMU) recaerá en el Ayuntamiento y en la Generalitat de Cataluña.

Reuniones participativas
El Ayuntamiento de Rubí ya presentó los objetivos del Plan de Movilidad Urbana (PMU) a los ciudadanos que participaron en los plenos de movilidad del proyecto Compromiso de barrio celebrados a finales del año pasado. En esos encuentros, miembros de entidades y ciudadanos a título individual expusieron su percepción sobre la movilidad en sus barrios y en el conjunto de la ciudad en general.

Ahora, el consistorio quiere ampliar la convocatoria de estos encuentros participativos al resto de ciudadanos, con el objetivo de que haya la máxima representación ciudadana. Aparte de realizar reuniones territoriales en el marco de los plenarios del proyecto Compromiso de barrio, también se llevarán a cabo reuniones sectoriales con el Consejo de la Infancia, el Consejo de los Mayores y otros colectivos, como empresarios, bares y restauradores, comerciantes, personas con movilidad reducida, etc.

En estos encuentros, que se iniciarán a finales de mayo, se dará a conocer el contenido de la diagnosis técnica y se pedirá a los participantes que aporten sus percepciones y experiencias sobre la movilidad en la ciudad, para nutrir este documento.

En una fase posterior –la propositiva–, el Ayuntamiento propondrá una serie de mejoras para solucionar las problemáticas detectadas y se volverá a invitar a la ciudadanía para que también haga sus propuestas y valore las que haya planteado el consistorio.