Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

Más de sesenta jóvenes comienzan a diseñar el futuro Plan RubíJove Los asistentes a la jornada participativa han hablado de educación, salud, cultura, trabajo, vivienda y participación, entre otros. https://www.rubi.cat/@@site-logo/ajuntament-de-rubi.svg

Más de sesenta jóvenes comienzan a diseñar el futuro Plan RubíJove

Los asistentes a la jornada participativa han hablado de educación, salud, cultura, trabajo, vivienda y participación, entre otros.
Más de sesenta jóvenes asistieron a la jornada participativa para empezar a diseñar el Plan RubíJove, un documento que marcará las líneas a seguir en materia de educación, cultura, trabajo, vivienda, salud, participación y cohesión social entre los años 2012-2016 en la ciudad. Este es el segundo paso en la elaboración del plan, después de que se realizara un diagnóstico que ha permitido conocer la realidad demográfica y social de los jóvenes del municipio a través de análisis cuantitativos y cualitativos.

Precisamente, en la jornada del sábado se dio a conocer a los participantes este análisis de la situación actual de los jóvenes de Rubí elaborada a partir de los datos extraídos del Observatorio Municipal de Rubí, el IDESCAT y de encuestas realizadas a 300 jóvenes, así como los servicios y proyectos municipales actuales dirigidos a este colectivo.

Por grupos (de 12 a 16 años, de 17 a 24 años, de 25 a 30 años y jóvenes asociados), los participantes a la jornada valoraron los servicios que actualmente ofrece el consistorio y las carencias que han detectado. En el ámbito de la educación, los jóvenes destacaron positivamente la existencia de la Escuela Oficial de Idiomas (EOI), la Escuela de Arte y Diseño (edRa), la Escuela de Música Pere Burés y el Escuela de Adultos. También valoraron positivamente el hecho de haber suficientes escuelas e institutos y que estos están bien repartidos por el territorio, así como la especialización en grados industriales. En cambio, echaron en falta actividades extraescolares (que consideran que se han dejado de hacer como consecuencia de la crisis), la promoción de intercambios y estancias en el extranjero y la falta de oferta de estudios superiores y de formación no reglada. Los jóvenes consideran que se podría mejorar la información del sistema de becas, así como la educación orientativa y laboral y ampliar el horario y los espacios de las aulas de estudio, entre otros.

En cuanto a la salud, alabaron la existencia del COS y de los 3 centros de atención primaria (CAP) de la ciudad y las charlas sobre sexualidad en los institutos. Por el contrario, echan de menos un hospital en la ciudad y consideran que se deberían ampliar las charlas en los institutos, sobre todo en 1º de ESO. Además, creen que deberían llevarse a cabo conferencias sobre homosexualidad en los centros de secundaria. En cuanto a la Consulta Joven, a pesar de valorar positivamente su existencia, consideran que debería ampliarse el horario de atención al público y hacerse difusión. Además, el grupo de 25 a 30 años puso sobre la mesa la posibilidad de que este servicio se amplíe hasta los 30 años.

En el campo del trabajo, destacaron la existencia del IMPES como equipamiento de referencia, así como los talleres de búsqueda de empleo. Pero consideran que deberían ampliarse los colectivos destinatarios de estos servicios, así como la oferta formativa y la difusión de los recursos disponibles, y mejorar los nexos a nivel local, comarcal y autonómico. También creen que se deberían ofrecer más ayudas para jóvenes emprendedores y reducir la excesiva burocratización a la hora de crear negocios y empresas. Proponen facilitar el conocimiento de los derechos laborales en los centros educativos y ofrecer más oportunidades a los jóvenes sin experiencia profesional.

En lo que respecta al ocio y la cultura, valoran positivamente la programación del Teatro Municipal La Sala y las actividades programadas por Fiesta Mayor, así como la existencia de espacios para pasar el tiempo libre y conectarse a Internet (Torre Bassas, Biblioteca, Ateneu...), aunque lamentan que no haya equipamiento de estas características en todos los barrios. Los jóvenes solicitan que se faciliten espacios e infraestructuras a las entidades, que se revisen los criterios de concesión de subvenciones y que se dinamice más la oferta cultural destinada a este colectivo, así como dar a conocer los diferentes espacios que pueden utilizar. También reclaman la rehabilitación de espacios como los cines, la creación de espacios de ensayo para grupos de música locales y que se les facilite el uso de espacios deportivos y patios abiertos de escuelas e institutos.

En el caso de la vivienda, han destacado positivamente la existencia de la Oficina de Vivienda de Rubí. Pero reclaman más información sobre esta cuestión, una mejor difusión del servicio, que se potencie el alquiler de las viviendas vacías y que se facilite el trabajo de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca, ofreciéndoles apoyo jurídico. También piden que se concedan ayudas a personas desahuciadas, que se cree un censo de viviendas vacías del municipio y que se exploren nuevas formas de compartir vivienda (personas mayores y/o dependientes que podrían compartir vivienda a cambio de cuidados).

En el ámbito de la movilidad, destacan el buen funcionamiento del servicio de autobús urbano, la existencia de la isla peatonal y la amplia oferta de medios de transporte públicos para desplazarse fuera de la ciudad. En cuanto a los aspectos a mejorar, todos los grupos han coincidido en proponer la creación de carriles bici. También piden que el autobús pase más a menudo por las urbanizaciones, que se mejore la información de horarios y líneas y la conexión entre las líneas urbanas y las interurbanas, que se mejore la conexión del casco urbano con la estación de RENFE y la regulación del acceso de la isla peatonal, que se abaraten los precios y que se fomente una red para compartir coche.

En cuanto a la participación, los participantes han valorado positivamente que se esté elaborando el Plan RubíJove y que se les haya tenido en cuenta en su diseño. Pero consideran oportuno que se cree una comisión de seguimiento de este plan. También proponen la creación del Consejo de Juventud y que éste sea vinculante, que se elaboren presupuestos participativos, que se mejore la transparencia en el otorgamiento de subvenciones, que se consulte a este colectivo sobre actividades y fiestas y que se dé la posibilidad a las entidades de poner en marcha procesos participativos sobre qué se quiere hacer con los espacios municipales.

Y por último, en el caso de la información, han resaltado la existencia de muchos puntos donde poder informarse, la presencia de informadores y del Consejo de adolescentes en los institutos, la página web www.rubijove.cat, las cuentas de Twitter municipales y los medios de comunicación locales. En este ámbito, los jóvenes piden que se promocione el asociacionismo, que se cree un espacio para jóvenes en los medios de comunicación locales, así como una agenda ciudadana unificada que reúna los actos municipales, de entidades, de plataformas y movimientos. También reclaman que se creen redes temáticas de información e intercambio entre la ciudadanía y que se coloquen paneles informativos en los institutos y en otros lugares frecuentados por los jóvenes para hacer difusión de las actividades.

Fuente de información para la redacción del plan
Las conclusiones del proceso serán consideradas como una fuente de información más para la diagnosis y la redacción del primer borrador del Plan RubíJove 2012-2016, que se someterá a valoración técnica y política durante la primera quincena de enero de 2013.

De cara al mes de febrero, el Ayuntamiento prevé hacer el retorno del documento y presentar la propuesta del Plan RubíJove surgida del diagnóstico, las aportaciones de participantes y del trabajo posterior de técnicos municipales y de la comisión política de Juventud que trabaja desde julio de 2012. La voluntad del Ayuntamiento es llevar a aprobación el documento en el Pleno municipal del mes de mayo de 2013.

Durante la jornada, que se llevó a cabo en el Espacio Joven Torre Bassas, los participantes también conocieron en qué consiste la Ley de Políticas de Juventud, el Plan Nacional de Juventud y cómo estos marcan el Plan RubíJove y la participación continuada este colectivo en las políticas de Juventud mediante el Consejo Local de Juventud.