Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

Los proyectos FEOSL superan el porcentaje de ocupación previsto Entre el 9 y el 16 de noviembre no se podrá estacionar en un lado de la calle de Santa Teresa por las obras del anfiteatro del Castell. https://www.rubi.cat/@@site-logo/ajuntament-de-rubi.svg

Los proyectos FEOSL superan el porcentaje de ocupación previsto

Entre el 9 y el 16 de noviembre no se podrá estacionar en un lado de la calle de Santa Teresa por las obras del anfiteatro del Castell.
Hasta ahora, los proyectos financiados por el Fondo Estatal para el Empleo y la Sostenibilidad Local (FEOSL) han generado ya un 115,2% del empleo total inicialmente comprometido por las empresas adjudicatarias. Además, el 58,82% del nuevo empleo se ha tramitado a través del Servicio de Inserción del Instituto Municipal de Promoción Económica y Social (IMPES).

El campo de fútbol de Can Rosés ya dispone del nuevo sistema de riego, el pabellón de La Llana cuenta con la nueva climatización y la fibra óptica ha llegado hasta este equipamiento. Estos son algunos de los proyectos financiados por el FEOSL que ya se han ejecutado. El resto de las 19 obras iniciadas durante este año deben estar terminadas antes del 31 de diciembre.

Se empiezan a instalar los bancos del anfiteatro

La construcción del nuevo anfiteatro para usos culturales del Castell ya se encuentra en su último tramo de ejecución. Después de que ya se haya llevado a cabo el hormigonado del anfiteatro, la segunda semana de noviembre se empezarán a instalar los bancos de colores. Estas estructuras prefabricadas requieren un transporte especial para su traslado hasta el recinto de la obra, debido a sus grandes dimensiones.

Para facilitar el acceso de los trailers que transportarán estos elementos prefabricados hasta la zona donde se instalaran, entre el 9 y el 16 de noviembre no se podrá estacionar en el lateral derecho de la calle de Santa Teresa, en dirección al Castell. Agentes de la Policía Local acompañarán a estos vehículos de gran tonelaje a su paso por Rubí, regulando el tráfico cuando sea necesario.

Una vez colocados los bancos de colores, se hará la instalación del alumbrado en la zona del anfiteatro. En cuanto al Arboretum, se colocará el sistema de riego y, posteriormente, tendrá lugar la plantación del arbolado, posiblemente a finales de noviembre.

Prácticamente todos los proyectos de mejora de centros deportivos, los de innovación y nuevas tecnologías, los de ahorro y eficiencia energética y el proyecto de adecuación y mejora de la Finca Font del Ferro ya están acabados o a punto de finalizarse.

Así, en cuanto a centros deportivos, ya se ha instalado el sistema de riego en el campo de fútbol de Can Rosés y los usuarios ya están utilizando los nuevos vestuarios de los campos de fútbol de Can Fatjó y del 25 de Septiembre. La reforma de la zona deportiva de Can Mir está a punto de finalizar, ya que en estos momentos se está haciendo el muro y la rampa de hormigón que dará entrada al campo situado a una cota más elevada y se empezarán a reponer aquellas partes de la valla perimetral que requieren mejoras. Por último, también ya se ha instalado el nuevo sistema de calefacción en la pista del complejo deportivo de La Llana donde, una vez se disponga del suministro de gas, se comprobará que todo funcione correctamente.

Nuevas instalaciones tecnológicas

En el ámbito de las nuevas tecnologías, ya han entrado en funcionamiento las cámaras de seguridad en las calles de San Isidro y San Miguel con el objetivo de regular el tráfico en estas zonas peatonales y se ha dotado al nuevo edificio de servicios municipales de la calle de Narcís Menard y a la Biblioteca de la calle Aribau de la infraestructura necesaria para la conexión de teléfono e internet. Las tres fases de ampliación de la fibra óptica ya han superado la parte más importante de las obras. En el tramo que une el IMPES con el Mercado ya se ha empezado a hacer el tendido de cable. Los otros dos tramos están más avanzados: sólo queda por hacer las conexiones de las fibras y comprobar que de un extremo a otro no haya interferencias.

Los dos proyectos de eficiencia energética están prácticamente terminados. En cuanto a la reforma de las instalaciones de climatización del edificio Rubí + D, en estos momentos sólo quedan pendientes pequeños flecos, como colocar filtros en las ventanas y conectar las partes del sistema antiguo de climatización que se han conservado en la nueva instalación. Y respecto al proyecto para la mejora de la eficiencia energética en diversos equipamientos públicos sólo tienen que acabar de colocar algunos modelizadores de consumo eléctrico que permiten aumentar la eficiencia eléctrica.

El proyecto de adecuación de la Finca Font del Ferro es otra de las obras financiadas por el FEOSL que ya se han acabado. Ya no hay operarios trabajando, ya que sólo queda pendiente que los operarios de FECSA amplíen la potencia de la acometida. El Escardívol, en cambio, no estará listo hasta diciembre. Los trabajadores han abordado diferentes actuaciones a la vez, pero todavía no hay ninguna de finalizada, ya que las obras avanzan en paralelo.

Respecto a los proyectos de mejora ambiental, hay uno que está prácticamente acabado. Se trata del que debe estabilizar el talud de la margen derecha del arroyo de Can Solà. La obra ya está acabada y sólo queda pendiente la plantación de hidrosiembra, que está prevista que se realice durante el mes de noviembre, la época en la que comienzan las lluvias. En cuanto a las franjas forestales, la de Castellnou está totalmente terminada y a la de San Muç sólo le queda un 10%. En estos momentos, los operarios están trabajando en la franja de Can Tapis y la de Can Serrafossà. En el caso del proyecto de intervención paisajística en el Torrent de Can Solà (Torrente de Can Mir), en estos momentos se está actuando en la zona de la calle de Alva Myrdal. El desbroce está previsto que termine a finales de octubre o principios de noviembre y que, entonces, se empiecen a acondicionar los accesos al torrente.

Las dos obras de mayor magnitud serán las últimas en finalizar. Por un lado, la construcción del anfiteatro y el parque que rodeará el Castell y, por otro, el entorno de La Llana, donde está previsto que a principios de noviembre se terminen los sistemas de contención.