Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

Las primeras tres personas que se han acogido a los TBC han conmutado con éxito la sanción impuesta Los infractores han llevado a cabo tareas de apoyo a la brigada de jardinería y de apoyo administrativo en la Biblioteca municipal. https://www.rubi.cat/@@site-logo/ajuntament-de-rubi.svg

Las primeras tres personas que se han acogido a los TBC han conmutado con éxito la sanción impuesta

Los infractores han llevado a cabo tareas de apoyo a la brigada de jardinería y de apoyo administrativo en la Biblioteca municipal.
La Ordenanza de buena vecindad y uso del espacio público y la que regula la tenencia de animales ofrecen la posibilidad de sustituir las sanciones económicas administrativas por horas de trabajo en beneficio de la comunidad (TBC). Desde finales de octubre de 2011, cuando se aprobó el reglamento de los TBC, 3 personas ya han conmutado su infracción por trabajos comunitarios y una cuarta acaba de iniciar la tarea que le ha sido asignada, tras expresar su voluntad de reparar la infracción que cometió realizando una actividad de utilidad pública o de interés social no retribuida. Paralelamente, hay un par de personas más que también se han mostrado interesadas en acogerse a los TBC.

La concejala del área de Cohesión social y servicios a las personas, Anna Mª Martínez, ha explicado que 'el hecho de que esta medida sea relativamente nueva y que la tramitación de los expedientes sancionadores tarde aproximadamente unos 6 meses, eso sin tener en cuenta los recursos que puede presentar el ciudadano y que hacen alargar el proceso, hace que el porcentaje de rubinenses que se han mostrado interesados en sustituir la sanción económica por trabajos en beneficio de la comunidad aún sea bajo'. De todos modos, Martínez confía en que, en un futuro, 'haya más personas que opten por hacer los TBC, una medida con un evidente valor rehabilitador, con la que el Ayuntamiento de Rubí pretende fomentar la mejora del civismo y la convivencia en la ciudad'.

De las 23 personas que han sido sancionadas por infringir la Ordenanza reguladora de la tenencia de animales, 2 han optado por realizar trabajos en beneficio de la comunidad en vez de pagar la sanción económica. Para reparar el daño causado, una de ellas ha llevado a cabo tareas de apoyo a la brigada de jardinería, mientras que la otra ha realizado tareas de apoyo administrativo en la Biblioteca municipal.

En cuanto a la Ordenanza de buena vecindad y uso del espacio público, de las 63 personas que han cometido alguna infracción, la mayoría (41) relacionadas con molestias causadas por ruidos, 4 han decidido acogerse a los TBC. La persona que ya ha conmutado su sanción ha realizado tareas de apoyo a la brigada de jardinería. Y la que esta semana ha iniciado los trabajos en beneficio de la comunidad que le han sido asignados está prestando sus servicios al departamento de Ciudadanía y Civismo del consistorio. Ambas habían cometido una infracción relacionada con molestias por ruidos. Las otras dos personas, sancionadas por haber pintado grafitos en espacios no autorizados, se están planteando la opción de acogerse a los TBC.

Las 3 personas que ya han conmutado la sanción impuesta, todas ellas mujeres de entre 30 y 45 años, han hecho un total de 20 horas de trabajo en beneficio de la comunidad, ya que cometieron una infracción leve, sancionada con hasta 300 euros de multa o bien con esa cantidad de tiempo dedicado a una actividad de utilidad pública o de interés social.

Cómo solicitar los TBC
Una vez notificada la sanción económica, el infractor puede optar por pagar la multa o acogerse a los TBC. Si se decide por realizar trabajos en beneficio de la comunidad, la persona sancionada debe dar su consentimiento expreso a través de una solicitud. En el caso de los menores de edad (a partir de los 14 años) es imprescindible el consentimiento de la madre, el padre o los tutores legales, siempre que se respete la voluntad de los jóvenes. Los infractores tienen un plazo de 30 días para presentar esta solicitud, que se puede tramitar en la Oficina de Atención al Ciudadano (OAC) del centro o en la de Les Torres. En un plazo máximo de 30 días más, un técnico municipal confirmará la aceptación o denegación de la petición.

En caso de cumplir todos los requisitos, se informará de los diferentes tipos de trabajo que se pueden realizar, que pueden ser soporte a tareas de información y prevención, atención y ayuda a las personas, colaboración en campañas municipales, tareas de mantenimiento y limpieza del municipio, apoyo a entidades locales y tareas de medio ambiente y reciclaje, entre otros. La asignación de los trabajos se determinará en función de la infracción cometida, de modo que la actividad tenga la vinculación más directa posible, y de la capacidad formativa y física del infractor, para asegurar que la actividad se desarrolle de manera adecuada.

Finalmente, se firmará un compromiso entre la persona sancionada y el Ayuntamiento de Rubí. Los servicios municipales harán un seguimiento del correcto desarrollo del TBC y se archivará el expediente sancionador una vez completados los trabajos de forma satisfactoria. Si el informe es desfavorable, el infractor deberá abonar el importe de la sanción.