Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

La Síndica de Greuges de Rubí viaja a Bruselas, con 20 defensores locales de Cataluña más, para visitar las instituciones europeas La actividad profundiza en el concepto de ciudadanía europea. https://www.rubi.cat/@@site-logo/ajuntament-de-rubi.svg

La Síndica de Greuges de Rubí viaja a Bruselas, con 20 defensores locales de Cataluña más, para visitar las instituciones europeas

La actividad profundiza en el concepto de ciudadanía europea.
En una iniciativa de la Representación de la Comisión Europea, que cuenta con el apoyo de la Oficina del Parlamento Europeo en Barcelona y el FòrumSD (una asociación de síndicos y defensores de varios municipios de Cataluña), 21 síndicos y defensores municipales serán en Bruselas las los días 16 y 17 de septiembre para visitar las instituciones de la Unión Europea.

Maria Palau, Síndica de Greuges de Rubí, forma parte de esta delegación, junto con los síndicos o defensores de Barcelona, Tarragona, Girona, Lleida, Badalona, Cornellà, Igualada, Terrassa, Sabadell, Sant Boi de Llobregat, Sant Cugat del Vallès, Sant Feliu de Llobregat, Santa Coloma de Gramanet, Vilafranca del Penedès, Ulldecona o Sant Jordi Desvalls, entre otros.

Está previsto que el grupo se entreviste con representantes de la Comisión Europea, del Parlamento Europeo y de la Defensoría del Pueblo Europeo.

Los síndicos y defensores velan para que la ciudadanía pueda disfrutar de una buena administración local. El objetivo de la institución es la defensa de los derechos de la ciudadanía en el ámbito local. También puede actuar como mediadora siempre que las partes lo consientan o proponer fórmulas de conciliación entre la administración y la ciudadanía.

Con el Tratado de Lisboa adoptado el año pasado y con la Carta de derechos fundamentales, la UE adquiere más competencias para desarrollar el concepto de una ciudadanía europea. Este desarrollo es un proceso complejo, sobre todo porque todavía hay una gran divergencia entre el derecho aplicable y la realidad del día a día de los ciudadanos europeos, que a veces sufren insuficiencias, por ejemplo, en la aplicación del derecho a la libre circulación, el derecho a voto o el derecho a adquirir propiedades en la UE. Los síndicos y defensores locales están en contacto con esta realidad y, por tanto, pueden contribuir a informar a la ciudadanía, señalar problemas de este orden a la Comisión o colaborar en su resolución.