Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

La Generalitat recuerda a los perceptores de la RMI que no comunicar el cambio de domicilio puede ser motivo de suspensión de la prestación El cambio en la forma de pago acordado por el gobierno autonómico para el mes de julio ha provocado que aún hoy haya rubinenses que no hayan cobrado la prestación del mes de julio https://www.rubi.cat/@@site-logo/ajuntament-de-rubi.svg

La Generalitat recuerda a los perceptores de la RMI que no comunicar el cambio de domicilio puede ser motivo de suspensión de la prestación

El cambio en la forma de pago acordado por el gobierno autonómico para el mes de julio ha provocado que aún hoy haya rubinenses que no hayan cobrado la prestación del mes de julio
Un total de 437 rubinenses reciben en la actualidad la Renta Mínima de Inserción (RMI) que otorga el departamento de Empresa Ocupación de la Generalidad de Cataluña. De cada una de estas personas dependen otras y esto hace que el número de beneficiarios de la ayuda se eleve hasta los 1.207.
El 1 de agosto era el día previsto de cobro pero en esta ocasión muchos han sido los que no han recibido la transferencia en su banco puntualmente. La Generalitat estima que, a nivel de Cataluña, el 40 por ciento de los perceptores de la RMI aún no disponen del dinero.
Esta irregularidad es consecuencia directa de la decisión del gobierno autonómico de cambiar la forma de pago de la RMI, que en esta ocasión no se ha hecho por transferencia al número de cuenta bancaria sino por el envío de un cheque nominal mediante carta certificada.
El problema es que muchas personas ya no viven en la dirección que consta en el expediente del Programa Interdepartamental de la Renta Mínima de Inserción (PIRMI) al que se suscribieron para cobrar la ayuda, y por lo tanto, el cheque no ha llegado a su domicilio actual sino al último domicilio comunicado a la administración autonómica.
Este cambio ha provocado desconcierto en los perceptores de las ayudas que se han dirigido a los Servicios Sociales del Ayuntamiento de Rubí para pedir explicaciones y buscar una solución, sin que la administración local haya podido hacer mucho más que escuchar cada uno de los casos y facilitarles el teléfono de contacto del departamento competente de la Generalitat.
La falta de directrices de la administración autonómica hacia los gobiernos locales sobre qué hacer ante la demanda de los perceptores de la RMI ha hecho que los consistorios hayan tenido que improvisar medidas en un mes, el de agosto, donde los servicios son mínimos por la coincidencia con el periodo vacacional. En el caso de Rubí, los Servicios Sociales comenzaron a distribuir ayer una nota informativa sobre las razones que han llevado a esta situación y donde se facilita la dirección y el teléfono de contacto donde pueden recibir la información que no tienen los Servicios Sociales locales. En este escrito se recuerda la necesidad de comunicar el domicilio actualizado de los que perciben la ayuda. Siguiendo este consejo, algunas personas que se han acercado estos días a los Servicios Sociales de Rubí ya han aprovechado para hacer la comunicación del cambio, datos que los Servicios Sociales han trasladado a la Generalitat.

Coincidiendo con la distribución de este escrito, el departamento de Empresa y Empleo de la Generalitat de Cataluña ha hecho llegar al consistorio una carta informativa donde recuerda la obligatoriedad de los perceptores de las ayudas de facilitar información sobre cualquier cambio en su situación personal o patrimonial, en el plazo de un mes desde que se produce. Esto incluye también el cambio de domicilio. El incumplimiento de esta obligación, según recuerda la carta, 'le puede suponer la suspensión de la percepción de la prestación'.
Acompañando esta carta, el gobierno autonómico ha entregado dos formularios que deberán rellenar las personas que se dirijan a los Servicios Sociales de Rubí que, con fecha 10 de agosto, aunque no hayan recibido el cheque, hayan o no cambiado de domicilio.

En la misma carta también se informa que la Generalitat ha enviado una notificación certificada para que las personas perceptoras de la ayuda se pongan en contacto con el teléfono gratuito 900 900 500 para concertar una entrevista que servirá para acreditar su situación como perceptor de la prestación.