Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

La entrada y salida al parking del Mercado se modifica después de Semana Santa Durante 2 meses se construirán los forjados del nuevo edificio de oficinas y servicios, que obligarán a cortar la salida actual del aparcamiento. https://www.rubi.cat/@@site-logo/ajuntament-de-rubi.svg

La entrada y salida al parking del Mercado se modifica después de Semana Santa

Durante 2 meses se construirán los forjados del nuevo edificio de oficinas y servicios, que obligarán a cortar la salida actual del aparcamiento.
Como consecuencia de una de las actuaciones incluidas en el proyecto de remodelación del Mercado Municipal, concretamente la ejecución de la estructura de forjados del nuevo edificio de oficinas y servicios de la instalación, es necesario cortar la rampa de salida del aparcamiento de este equipamiento y los muelles de descarga. Por este motivo, a partir de la semana del 6 de abril (y durante 2 meses aproximadamente) se anulará provisionalmente la rampa que accede a la calle de Cal Gerrer.

A pesar de esta restricción de tráfico, el consistorio mantendrá abierto el aparcamiento para los clientes del Mercado, tal y como se comprometió ante la Junta de Adjudicatarios. Así, durante estos 2 meses, tanto la entrada como la salida al parking se realizará a través de la calle Llobateres.

Para facilitar el acceso y la salida de esta instalación, el Ayuntamiento ha colocado 2 semáforos 'a demanda': uno en el muelle de carga y descarga y otro en la calle Llobateres, unos metros antes de la entrada el parking. Para poder salir del aparcamiento, los conductores deberán activar el semáforo.

Para facilitar la circulación en esta zona se ha pintado una cuadrícula amarilla en el cruce entre las calles Llobateres y Cal Gerrer, con el objetivo de evitar que los vehículos queden parados en medio de la intersección y obstaculicen la circulación.

Paralelamente, se ha eliminado la señal de stop que afecta a aquellos vehículos que circulan por la calle Llobateres y que se quieren incorporar a la calle Lluís Ribas y se ha trasladado a esta última vía. Así, cuando el semáforo se ponga en fase verde, los vehículos que vengan de la calle Llobateres no tendrán ninguna interrupción vial y, así, se evitarán colapsos en esta intersección.

Para evitar que la rampa de acceso al aparcamiento del Mercado se obstruya cuando el parking funcione a pleno rendimiento, el consistorio ha decidido reforzar todas estas medidas con la presencia de diferentes informadores. De lunes a miércoles, habrá una persona que velará para que la circulación sea lo más fluida posible, mientras que el resto de días (jueves, viernes y sábados, los días de mayor concurrencia de clientes en el Mercado) serán dos personas quienes informaran.

Para evitar colapsos innecesarios en esta zona, se recomienda que los vehículos que circulen por la carretera de Sant Cugat en dirección a la calle Magallanes o Calderón de la Barca lo hagan por la calle Federico García Lorca, Magí Ramentol y Torrent de l'Alba.