Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

La Comisión cívica de Buits plens se reúne por primera vez para conocer el estado del proyecto En octubre se prevé adjudicar las obras de los dos solares, que podrían comenzar a finales de octubre, con un plazo de ejecución de dos meses https://www.rubi.cat/@@site-logo/ajuntament-de-rubi.svg

La Comisión cívica de Buits plens se reúne por primera vez para conocer el estado del proyecto

En octubre se prevé adjudicar las obras de los dos solares, que podrían comenzar a finales de octubre, con un plazo de ejecución de dos meses
Este miércoles se ha reunido por primera vez la Comisión cívica del proyecto Buits plens, un órgano que debe velar por la transparencia de todo el proceso. Con esta iniciativa, incluida en el Plan de medidas anticrisis 2014, el Ayuntamiento ha querido dar la palabra a los ciudadanos para que fueran ellos quienes decidieran cómo recuperar, para un uso social, dos espacios que actualmente no se utilizan: el solar ubicado en la confluencia entre las calles Prim y Balmes, de unos 450 m2, y el de la calle Primer de Maig, 41, de unos 900 m2.

Durante la reunión, los miembros de la Comisión cívica han conocido de primera mano el desarrollo técnico de los dos proyectos arquitectónicos elegidos por la ciudadanía el pasado 19 de junio: la propuesta Passera (solar de la plaza Pearson) y Espai compartit (solar de la Zona Nord).

El Ayuntamiento también ha dado a conocer a los miembros de la comisión el calendario de Buits plens, que prevé aprobar los dos proyectos ejecutivos este mes de julio. Tras el periodo de exposición pública, se ha previsto iniciar el procedimiento negociado para adjudicar las obras, que podrían comenzar a finales de octubre, con un plazo de ejecución de unos dos meses.

El Consistorio también ha expuesto a la comisión el detalle del presupuesto del proyecto, dotado con 100.000 euros del Plan de Medidas Anticrisis 2014.

La Comisión cívica de Buits plens está formada por 4 representantes de la ciudadanía, escogidos por los propios participantes en el proceso, y por los representantes de los partidos políticos presentes en el Pleno municipal. La comisión se encarga de hacer un seguimiento del proyecto y de su adjudicación y ejecución.

La ciudadanía tiene la palabra
A finales de mayo, una cuarentena de ciudadanos participó en una primera sesión para debatir y analizar las problemáticas y necesidades de espacio público en la ciudad en general y, en particular, en torno a los dos solares. A mediados de junio se volvieron a reunir para, por un lado, conocer las distintas propuestas del diseño y, por otro, debatir sus ventajas e inconvenientes y acabar escogiendo, mediante votación, el escenario que consideraron más adecuado para cada solar público.

En el caso del solar de la plaza Pearson, un 71,5% de los participantes se decantó por la opción Passera, que consiste en incorporar un recorrido dentro del solar que definirá 4 ámbitos de uso diferentes, pensados para un público intergeneracional. Así, se ha ideado un espacio de juegos infantiles con arenero, una zona de sombra y de reposo pensada especialmente para personas mayores, un espacio destinado a los jóvenes, en el que se integran parte de los muros existentes para ser soporte de expresiones artísticas, y un último espacio tipo escenario, pensado para toda la ciudadanía. Esta propuesta conserva la mayoría de muros existentes actualmente y ofrece a este espacio un carácter más íntimo, para hacer actividades más recogidas.

En el caso del solar de la calle Primer de Maig, un 64% de los asistentes eligió la opción Espai compartit. Se trata de una propuesta que plantea dejar el aparcamiento que hay actualmente tal como está, donde aparcan poco más de una veintena de vehículos, y actuar en el talud existente. Con esta propuesta se conservarán buena parte de las plazas de estacionamiento actuales y, además, se limpiará la vegetación del talud, se creará una pasarela y se construirá un boulder (un pequeño rocódromo) aprovechando la verticalidad del talud. Este espacio pretende ser la puerta de entrada del futuro parque de la Serreta.