Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

La Alcaldesa expresa su pésame por la muerte del escultor Josep Maria Subirachs Subirachs fue el autor del monumento de homenaje a las víctimas de la Rierada de Rubí, situado en el puente de la calle Cadmo https://www.rubi.cat/@@site-logo/ajuntament-de-rubi.svg

La Alcaldesa expresa su pésame por la muerte del escultor Josep Maria Subirachs

Subirachs fue el autor del monumento de homenaje a las víctimas de la Rierada de Rubí, situado en el puente de la calle Cadmo

La Alcaldesa de Rubí, Carme García, ha destacado el trabajo de este artista tan polifacético y ha mostrado su pesar por la pérdida de quien 'ha sido un referente artístico e histórico para todo el país, y con la escultura en recuerdo a las víctimas de la Rierada de Rubí de 1962, Subirachs dejó su huella en nuestra ciudad y es ya parte indiscutible de nuestra historia y de nuestra memoria'.

Josep Maria Subirachs está considerado como el escultor más representativo del vanguardismo catalán de la posguerra. Aunque destacó especialmente en la escultura, también trabajaba otras técnicas como la pintura, el dibujo, el grabado y la ilustración de libros. Además, fue colaborador habitual en revistas y periódicos como crítico de arte, editor de revistas especializadas en arte y fotografía, y conferenciante en universidades y academias de todo el mundo.

Entre sus obras más importantes destacan la Evocación marinera, que se encuentra en la Barceloneta (Barcelona, 1958-60) y que fue la primera escultura abstracta que se instaló en una vía pública en Cataluña (1958-60), la Fachada de la Pasión del Templo Expiatorio de la Sagrada Familia (Barcelona, desde 1987) y el monumento al presidente Macià, situado en la plaza Cataluña (Barcelona, 1991).

Fue galardonado con el premio Chevalier dans l' Ordre des Arts et des Lettres (1986), la Creu de Sant Jordi de la Generalitat de Catalunya (1982) y la Medalla de Oro al Mérito Artístico del Ayuntamiento de Barcelona (2011).

Josep Maria Subirachs i Sitjar ha muerto a los 87 años, en Barcelona, tras una larga enfermedad neurodegenerativa. La ceremonia de despedida se celebrará en la intimidad y próximamente se le dedicará un acto público abierto a todo el mundo, según ha informado su familia.