Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

El proyecto Rubí Brilla analizará el consumo energético en 200 viviendas de la ciudad A partir del 20 de mayo, las familias que quieran participar en la prueba piloto se podrán inscribir en www.rubi.cat/rubibrillacomunitat. https://www.rubi.cat/@@site-logo/ajuntament-de-rubi.svg

El proyecto Rubí Brilla analizará el consumo energético en 200 viviendas de la ciudad

A partir del 20 de mayo, las familias que quieran participar en la prueba piloto se podrán inscribir en www.rubi.cat/rubibrillacomunitat.
El proyecto Rubí Brilla da un paso más hacia la eficiencia energética del conjunto del municipio y se va haciendo un lugar como referente en esta materia a nivel nacional e internacional. Próximamente, el consistorio rubinense pondrá en marcha un estudio energético de la ciudad de Rubí. Los datos de este estudio se conseguirán mediante una prueba piloto que se realizará en los hogares de 200 familias rubinenses, donde un aparato adherido a los cuadros eléctricos evaluará el consumo de las viviendas. Esta iniciativa pionera culminará con la elaboración de un mapa energético de la ciudad. Los usuarios tendrán la posibilidad de conocer en todo momento el gasto de sus hogares mediante una aplicación smartphone.

La alcaldesa de Rubí, Carme García, ha explicado que la voluntad del Ayuntamiento es 'ayudar a los ciudadanos a controlar y reducir el gasto energético de su casa y, a la vez, mejorar el medio ambiente'. Según García, 'en momentos de crisis, el ámbito doméstico es más importante de lo que parece, ya que la factura energética de las familias cada vez es más elevada'.

Los responsables del proyecto Rubí Brilla están convencidos de que, una vez termine la implantación de esta iniciativa, bautizada con el nombre de 'Comunidad Rubí Brilla', se podrían reducir hasta un 10% los costes en energía de una vivienda media de Rubí. Para lograrlo, el proyecto arranca con la elección de 200 familias diferentes, que se convertirán en una muestra representativa de la ciudad. Marta Morera, técnica de Planificación Económica y de Ciudad, ha explicado que 'el nombre del proyecto hace referencia a la creación de redes en internet, que sirven para compartir y colaborar, que es precisamente lo que se pretende con esta prueba piloto'.

Inscripciones a partir del 20 de mayo
El período para inscribirse en la prueba piloto se iniciará el 20 de mayo. Los interesados en participar deberán rellenar el formulario que encontrarán en www.rubi.cat/rubibrillacomunitat antes del 20 de junio. En todo momento se buscará la máxima representatividad de las familias que quieran participar en la prueba piloto. Por esta razón, la muestra se catalogará por tipo de vivienda (pisos o casas unifamiliares), por fecha de construcción (con anterioridad o posterioridad a 1992) y por metros cuadrados edificados (superior o inferior a los 150m2). Esto dará como resultado una muestra muy amplia y detallada del tipo de viviendas que hay en Rubí.

Una vez evaluado el gasto energético de cada uno de los modelos de familia, estos datos se cruzarán con el padrón municipal, lo que servirá para definir un mapa energético de Rubí y priorizar posteriormente acciones de eficiencia en las zonas de la ciudad con un gasto más elevado.

Para ser elegido como familia participante en el proyecto se deben cumplir una serie de requisitos, como disponer de un servicio de ADSL, ser el titular de un smartphone y manifestar una implicación personal activa. Los participantes deberán dejar en depósito 90 euros para el aparato que medirá los datos. Esta cantidad será devuelta un año después, cuando finalice la prueba piloto.

Aplicación para smartphones
Paralelamente a todo este proceso, el Ayuntamiento ha encargado a la empresa Enerbyte Smart Energy Solutions SL una aplicación de smartphone que permitirá al usuario tener el control del consumo energético de su vivienda desde el teléfono móvil. La aplicación, además, buscará alimentar la competitividad entre los usuarios para estimular el ahorro.

Según Pep Salas, fundador de Enerbyte, 'la idea del proyecto es dar a los usuarios información en tiempo real de cómo consumen energía y hacer que esta información sea fácilmente interpretable por ellos, generando dinámicas de coopetición –la combinación de las palabras cooperación y competición– para crear comunidad'. Y es que la 'Comunidad Rubí Brilla' no la integrarán sólo las 200 personas que participen en la prueba piloto, sino que el objetivo es generar unas relaciones internas que permitan alcanzar retos de ahorro conjuntos, 'intentando que la gente adopte estas tecnologías y al final logre un cambio en su comportamiento'. Como ha explicado Pep Salas, 'la propuesta no se basa tanto en el cambio de un electrodoméstico por otro más eficiente, por ejemplo, sino sobre todo en focalizar el cambio de comportamiento de cómo utilizamos de manera cotidiana los electrodomésticos, la iluminación, etc'.