Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

El proyecto 'Actuació Musical Participativa' gana la 6ª edición de los Premios al Civismo La alcaldesa, Carme García, ha entregado el galardón a la Asociación de Vecinos y Vecinas de la Plana del Castell en un acto celebrado en el Ateneo. https://www.rubi.cat/@@site-logo/ajuntament-de-rubi.svg

El proyecto 'Actuació Musical Participativa' gana la 6ª edición de los Premios al Civismo

La alcaldesa, Carme García, ha entregado el galardón a la Asociación de Vecinos y Vecinas de la Plana del Castell en un acto celebrado en el Ateneo.
La sexta edición de los Premios al Civismo ya tiene ganador. Se trata del proyecto 'Actuació Musical Participativa', de la Asociación de Vecinos y Vecinas de la Plana del Castell. La alcaldesa de Rubí, Carme García, les ha entregado el diploma acreditativo y un cheque valorado en 1.000 euros.

Los otros tres proyectos que también optaban a este galardón también han recibido un reconocimiento. Se trata de los proyectos 'El Casal de Rubí', presentado por el Centre Rubinenc d’Alternatives Culturals (CRAC), 'Rubí, ciutat sense fronteres', de Enginyeria Sense Fronteres, y 'Un poble per viure, uns carrers per passejar', del Colectivo de vecinos de la calle Sant Ignasi.

Antes de hacer público el veredicto del jurado, la alcaldesa de Rubí, Carme García, ha tenido unas palabras de recuerdo para la desaparecida Pepa de Haro. La alcaldesa ha recordado que el artista rubinense estaba muy vinculada al mundo artístico y asociativo de la ciudad.

Durante el discurso de entrega de galardones, García ha explicado que el consistorio ha recuperado la organización de los Premios al Civismo 'con la voluntad de destacar el trabajo voluntario de los colectivos y las entidades. Ciudadanos y ciudadanas que –como ha dicho García– representan los valores del civismo y la convivencia y son un ejemplo de participación y promoción de la ciudadanía en nuestra ciudad'.

Carme García ha recordado que el Ayuntamiento hace tiempo que está trabajando para promover el civismo, con actuaciones como la aprobación de la Ordenanza de la buena vecindad y del buen uso del espacio público, campañas de concienciación sobre el civismo en colaboración con las asociaciones de vecinos y la apuesta por la mediación para resolver conflictos vecinales, entre otros. 'La recuperación de este premio –según la alcaldesa– es una pieza más para fomentar las buenas prácticas y concienciar a la ciudadanía'.

García también ha explicado que los Premios al Civismo coinciden plenamente con una de las prioridades del equipo de gobierno para este mandato: la cohesión social y el buen uso del espacio público que, como ha asegurado la alcaldesa, pasa por una buena convivencia. 'Desde el Ayuntamiento de Rubí entendemos que el civismo es el proyecto colectivo de una ciudadanía comprometida con la sociedad y los bienes públicos'. Por este motivo, ha alentado a los colectivos y entidades de la ciudad a 'seguir trabajando con ilusión para contribuir a hacer de Rubí un espacio de convivencia, respeto y tolerancia para vivir en libertad y armonía'.

El jurado ha premiado el proyecto 'Actuació Musical Participativa' por su promoción de la participación ciudadana, la buena vecindad y el intercambio cultural y generacional. También ha tenido en cuenta el carácter creativo, innovador, concreto y, al mismo tiempo, abierto a la ciudadanía del proyecto, así como su fomento del civismo, la convivencia y la cohesión social a través de la cultura musical. Los miembros del jurado también se han fijado en el fomento de la tolerancia, el respeto a la diversidad y la integración vecinal del proyecto, así como el hecho de ser una acción cívica que contempla la posibilidad de llegar a toda la ciudadanía y hacerse extensiva a todos los barrios de Rubí.

El jurado, presidido por Anna Maria Martínez, concejala del Área de Cohesión Social y Servicios a las Personas, en delegación de la alcaldesa, ha estado formado por Maria Palau, Síndica de Greuges de Rubí; Trinidad Fuentes, responsable del Ámbito de Gobernanza del consistorio, Miquel Pedrosa, jefe de la Policía Local de Rubí, y Teresa Climent, jefe de proyectos de la Fundación Jaume Bofill.

Actuació Musical Participativa
El proyecto 'Actuació Musical Participativa', una propuesta de los vecinos de la Plana del Castell, consiste en la celebración de un concierto abierto a todo el barrio y a toda la ciudad, en el que participan los propios vecinos y vecinas, sin distinción de edad ni de nivel de conocimiento musical. Hoy por hoy ya se han hecho dos ediciones, en el marco de la Fiesta Mayor del barrio de los años 2010 y 2011.

Entre los objetivos del proyecto destacan la integración y la buena convivencia entre los vecinos del barrio y del resto de la ciudad; el fomento de las actividades culturales y catalanas en Rubí; la apertura de un nuevo espacio de presentación de nuevos músicos y cantantes amateurs de la ciudad, ofreciéndoles la posibilidad de participar en un concierto con público y en directo; y la aportación de experiencias y aprendizaje, no sólo a nivel musical, sino también como ejemplo de comunicación, participación y cohesión entre los vecinos, entre otros.

Cada año, alrededor del mes de marzo, los vecinos de la Plana del Castell se reúnen para decidir, de forma participativa, el número de músicos que actuarán y los temas que se interpretarán en el concierto. A la hora de hacer la selección, los vecinos tienen en cuenta la existencia de diversos tipos de canciones (de cultura popular catalana, actuales y conocidas por los vecinos de todas las edades, infantiles y participativas). Una vez elegido el repertorio, se establece el calendario de ensayos, durante los cuales se consiguen gran parte de los objetivos del proyecto, estableciéndose vínculos entre los participantes, compartiendo experiencias personales, conocimientos musicales, etc.

La primera edición de la Actuació Musical Participativa, en el verano de 2010, fue todo un éxito según sus organizadores. El año pasado, la actividad se extendió a vecinos de otros barrios (Centro, Can Fatjó y Plana de Can Bertran), así como a diversas entidades (Molí 21, Escola Municipal de Música Pere Burés), de tal manera que la segunda edición duplicó el número de participantes (se pasó de una quincena el año 2010 a más de una treintena el año pasado).