Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

El Pleno aprueba provisionalmente el plan especial que define los usos del Celler de Rubí Este plan concreta qué espacios del equipamiento se destinarán a usos socioculturales y cuáles a actividades complementarias. https://www.rubi.cat/@@site-logo/ajuntament-de-rubi.svg

El Pleno aprueba provisionalmente el plan especial que define los usos del Celler de Rubí

Este plan concreta qué espacios del equipamiento se destinarán a usos socioculturales y cuáles a actividades complementarias.
El pleno municipal ha aprobado, de forma provisional, el 'Plan Especial para la definición de usos de equipamiento en la Bodega de Rubí' que propone las actividades que se podrán organizar en cada uno de los espacios en que está dividido este equipamiento sociocultural, que se terminó de rehabilitar el año pasado. El documento ha sido aprobado por todos los partidos políticos con representación municipal, salvo ICV -EUiA, que votó en contra. Ahora, el documento será remitido a la Comisión Territorial de Urbanismo de Barcelona (OCTUBRE), el órgano competente en esta materia, que deberá emitir su aprobación definitiva en un plazo máximo de tres meses.

El Plan Especial propone que el equipamiento debe tener como uso principal el de equipamiento sociocultural, según establece el planeamiento vigente en nuestra ciudad, basado en el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de 1986 y el Catálogo y el Plan Especial de Protección del Patrimonio Arquitectónico, Arqueológico y Natural de Rubí de 2004, y plantea agrupar los usos permitidos en dos bloques: el socio (principal) y complementario al uso principal (secundario).

Otros asuntos aprobados
Además, el Pleno aprobó por unanimidad la modificación del mapa de capacidad acústica del municipio, que es una modificación del aprobado en 2008 adecuándolo a los cambios legislativos sufridos en materia de contaminación acústica.

En cuanto a las mociones, la presentada a instancias de los grupos de Iniciativa per Catalunya Verds - Izquierda Unida (ICV- EUiA), Convergencia y Unió (CiU), Izquierda Republicana de Cataluña (ERC) y Alternativa Ciudadana de Rubí (ACR), de apoyo a la convocatoria del Referéndum de autodeterminación del pueblo de Cataluña convocado el 9 de noviembre, finalmente prosperó con los votos a favor de ICV- EUiA, ERC, CIU, ACR y un concejal del PSC, mientras que PP votó en contra y el resto de concejales del PSC se abstuvieron.

Por unanimidad también prosperó la moción para pedir que se cumpla la normativa en el parque de bomberos de Rubí- Sant Cugat - Castellbisbal, así como la que presentaron los grupos de ICV- EUiA, PSC, ERC y ACR para pedir la sanción de los inmuebles permanentemente desocupadas propiedad de entidades financieras y otras grandes empresas, que a petición del Pleno pasó a Junta de Portavoces y aprobada por unanimidad.

Durante la sesión ordinaria de enero, también se debatió la moción de rechazo al proyecto de ley de reforma del sistema eléctrico, presentada a instancias de los grupos municipales de ICV- EUiA, PSC y ACR, que contó con el voto favorable de todas las fuerzas políticas excepto el PP, que votó en contra.

Un plan especial con dos usos
Los usos para un equipamiento sociocultural, establecidos por el PGOU, permitirían ubicar en la Bodega espacios de divulgación cultural, museos, bibliotecas, salas de conferencias o salas de arte, entre otros. Los usos socioculturales deben ocupar obligatoriamente la mayor parte de la superficie del conjunto del equipamiento, aunque, eventualmente, en los espacios destinados a estos usos se podrían organizar también actividades complementarias.

Los usos complementarios a socioculturales incluyen usos no establecidos expresamente en el PGOU para los equipamientos comunitarios, pero que forman parte de manera habitual de los equipamientos, como son los usos comerciales, restauración, recreativo, producción artesanal y oficinas. El uso comercial está restringido a la comercialización de productos y objetos relacionados con el uso principal, el de restauración, bar, restaurante, catering y similares; la producción artesanal debe ser de productos y objetos relacionados con los usos principales o con actividades artísticas, y las oficinas deben estar al servicio de los usos principal o del resto de los complementarios.
De todos modos, según la normativa vigente, estos usos complementarios no serán permitidos sino existe el uso principal socio y deben ocupar un porcentaje menor de suelo y de techo respecto al uso principal.

Por último, las actividades permitidas en los espacios abiertos exteriores de la bodega serán actividades al aire libre que, necesariamente, deben formar parte de los usos socioculturales y complementarios, y no se podrán ubicar instalaciones fijas que contradigan la temporalidad que deben tener estos usos en el exterior.

Un espacio para cada uso
El edificio de la Bodega consta de tres espacios diferenciados, nave principal, edificio de acceso y nave lateral, cada uno de los cuales se podría dedicar a usos principales o complementarios de acuerdo con el Plan Especial.
La nave principal, donde se ubican las tinas del vino, es un espacio singular adecuado para destinarlo exclusivamente a los usos socioculturales previstos, especialmente a la actividad museística y de divulgación, así como también a actividades culturales y sociales. La planta sótano de esta nave, una zona con paredes cóncavas y techo con dos vueltas, sería idónea para actividades culturales y sociales, como podrían ser conferencias, audiciones y otros eventos. Además, sus características acústicas y su dimensión permiten la utilización eventual para otras actividades complementarias.

El edificio de acceso, al que se puede acceder tanto desde la plaza del nivel superior como desde la del nivel inferior, incorpora los servicios del conjunto, las escaleras, el ascensor y la puerta principal de acceso a la bodega. Segundo el plan Especial, se considera adecuado para los usos complementarios, especialmente comercial relativo a la actividad sociocultural que acabe desarrollando.

En cuanto a la nave lateral, una construcción adosada a la nave principal, con una anchura y altura similares a esta, tiene poca calidad arquitectónica y elemento que esté protegido. Además, su altura y la ausencia de elementos remarcables hace que sea posible construir una planta piso en la misma nave, lo que permitiría tanto los usos principales como los complementarios en la mitad de este espacio. En cualquier caso, se debe considerar que es el único espacio que se podría utilizar de almacén para las actividades complementarias que se puedan hacer en el edificio.

Además, hay un pequeño espacio situado bajo la plaza del nivel superior de una dimensión muy reducida, ubicado al lado de la entrada de la nave principal, que podría ser especialmente adecuado para alguno de los usos complementarios puedan tener lugar.

Por último, las características de los espacios abiertos exteriores, tanto la terraza del nivel superior como la terraza del nivel inferior, están considerados aptos para actividades no permanentes, relacionadas tanto con los usos socioculturales como con los complementarios