Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

El Pleno aprueba el primer Plan municipal de Salud de Rubí, que se aplicará los próximos cuatro años La corporación municipal también ha dado luz verde a la adhesión de la ciudad en la Declaración de Andorra para el eje estratégico de la E-9. https://www.rubi.cat/@@site-logo/ajuntament-de-rubi.svg

El Pleno aprueba el primer Plan municipal de Salud de Rubí, que se aplicará los próximos cuatro años

La corporación municipal también ha dado luz verde a la adhesión de la ciudad en la Declaración de Andorra para el eje estratégico de la E-9.
El pleno municipal ha aprobado, con la única abstención de Alternativa Ciutadana de Rubí (ACR), el primer Plan municipal de Salud de Rubí, que se empezará a aplicar a partir del 2011 y que tiene una vigencia de cuatro años. Este primer plan define seis líneas estratégicas de trabajo con un total de 30 acciones concretas que se irán desarrollando hasta el 2014.

El proceso de elaboración de este proyecto, que presentó la alcaldesa, Carme García, el pasado mes de febrero, nace del trabajo realizado durante los talleres participativos y de las conclusiones evaluadas por las Comisiones Saludable y Técnica, creadas para hacer el seguimiento y validar todo el proceso de elaboración del Plan Municipal de Salud de Rubí.

En los talleres participativos se identificaron, como problemas de salud más importantes para la ciudadanía, los hábitos y estilos de vida poco saludables, los problemas relacionados con la salud mental, los factores medioambientales, la mejora en la adecuación de los recursos sanitarios a las necesidades de la población, el aumento del apoyo social, laboral y familiar y las necesidades relacionadas con el envejecimiento de la población. Alrededor de 150 personas participaron en estos talleres.

6 líneas y 30 acciones específicas
A partir de estas primeras conclusiones, la Comisión Técnica del Plan estableció las seis líneas estratégicas en torno a las cuales, en un último taller participativo, se definieron la treintena de acciones que se llevarán a cabo durante los cuatro años de duración que tiene el proyecto.

La primera de las líneas estratégicas está relacionada con promover hábitos y estilos de vida saludables, ya que muchos de los problemas de salud que sufre nuestra sociedad están vinculados a factores de riesgo comunes y se relacionan con estilos de vida poco saludables, como el consumo de alcohol, tabaco y otros tóxicos, hábitos alimentarios incorrectos, sedentarismo, estrés... De hecho, en nuestra ciudad, las consultas más repetidas en los Centros de Atención Primaria (CAP) de Rubí en 2007 en la población de más de 14 años fueron a causa de enfermedades como la hipertensión, el aumento del colesterol, la obesidad, el tabaquismo, la diabetes, la ansiedad, la depresión, la lumbalgia, el asma o la bronquitis, entre otros.

Para promover los hábitos más adecuados para reducir estas patologías, el Plan de Salud propone diversas acciones de educación nutricional, de potenciación de la actividad física entre la población, de educación sexual y reproductiva entre los jóvenes y adolescentes. También prevé proporcionar información sobre los recursos existentes en nuestra ciudad en temas de salud y la creación del I Plan Municipal de Prevención del Consumo de Drogas, con actividades preventivas sobre alcohol, tabaco y otras drogas dirigidas a la escuela, a la población en general ya los profesionales.

La mejora de la atención sanitaria en la ciudad es la segunda de las líneas del plan y plantea la creación de órganos a la administración para la coordinación y el trabajo transversal en la atención sanitaria de la comunidad de Rubí, con el fin de coordinar los diferentes entes implicados en la salud en la ciudad y trabajar con el Departamento de Salud para mejorar la adecuación de los recursos sanitarios de la ciudad. Se creará el Consejo Municipal de Salud como espacio para la reflexión y el debate de la salud de Rubí, así como el Observatorio Municipal de la Salud de Rubí, para tener un sistema de información de indicadores de la salud de la ciudad, adecuado y actualizado.

Personas mayores, protección de la salud y otros
La tercera de las líneas apuntadas por este plan está dirigida de forma específica a las personas mayores y a la mejora de su calidad de vida. En este ámbito se contempla la puesta en marcha de programas específicos de estilos de vida saludables para las personas mayores, la mejora de la coordinación entre los diferentes departamentos e instituciones que intervienen en la atención primaria y dar apoyo a las iniciativas de asociaciones y grupos de voluntariado y ayuda mutua.

La prevención de los problemas de salud relacionados con las condiciones ambientales a través de acciones de protección de la salud, la cuarta línea, engloba los ámbitos de seguridad alimentaria y de salud ambiental y propone acciones dirigidas a la vigilancia y control de los establecimientos públicos (de restauración, comercios, centros educativos y deportivos, etc.) para asegurar que las actividades que se realizan no entrañen riesgos para la salud pública.

Las dos últimas líneas, promoción de la salud mental y mejora de la calidad de vida de las personas y familiares afectadas por una enfermedad crónica, proponen acciones preventivas y de promoción de la salud mental en diversos sectores de la sociedad que permitan romper con algunos de los mitos de la salud mental, y promover el asociacionismo y la participación en actividades sociales y autoayuda de los enfermos crónicos y sus familias para la mejora de su calidad de vida, entre otras acciones.

A partir de la aprobación del pleno municipal, el Ayuntamiento comenzará la distribución de un libro de resumen del I Plan Municipal de Salud de Rubí a todos los ciudadanos/as y entidades que intervinieron en las jornadas de participación. También se distribuirán libros para los profesionales de la salud, Centros de Atención Primaria (CAP's), farmacias y entidades y asociaciones de la ciudad para dar a conocer este plan a la ciudadanía.

Declaración de Andorra
El pleno del Ayuntamiento de Rubí también ha aprobado la adhesión de la ciudad en la Declaración de Andorra para el Eje Estratégico de la E-9, que los ayuntamientos de Cataluña, Andorra y Francia (países por donde discurre este eje) firmarán el próximo martes 14 de diciembre en un acto en el principado vecino. Todas las formaciones han votado a favor, a excepción de Alternativa Ciutadana de Rubí (ACR), que se ha abstenido.

Rubí forma parte del eje E-9, el cual tiene una importancia estratégica para la estructuración de los territorios que representa. La ciudad está interesada en participar e impulsar las oportunidades que ofrece este nuevo escenario en todos los ámbitos (movilidad, cultura, desarrollo económico, comercio, turismo, transferencia de conocimiento, etc.). De hecho, hace dos años, el consistorio firmó la Declaración de Terrassa para la constitución de este eje con otros ayuntamientos catalanes para consolidar los vínculos de unión entre los municipios ubicados a lo largo de este corredor y promover acciones conjuntas para incrementar el valor de este eje viario estratégico y la red de municipios que lo conforman.

La declaración a la que se ha adherido el Ayuntamiento muestra el acuerdo de los municipios firmantes 'de otorgar al eje de la E-9 una importancia estratégica para la estructuración equilibrada de Cataluña, Andorra y el Midi-Pyrénnées y, en especial, los territorios que representan', con el compromiso explícito de todos los firmantes de impulsar cada municipio de forma conjunta 'las acciones necesarias para diagnosticar, definir y concretar todos los aspectos que deberían integrar este ambicioso proyecto de futuro, con la intención de acelerar en el tiempo su realización'.

Los municipios ponen también de manifiesto su voluntad de configurarse 'como grupo permanente de municipios para el trabajo conjunto, la colectivización de informaciones, la aportación de proposiciones e ideas y la cohesión sólida de planteamientos comunes' para de garantizar el consenso entre todos los ayuntamientos y el resto de administraciones supramunicipales.

La tramitación del POUM
Una de las mociones que se aprobó por unanimidad en el pleno de ayer fue la que presentaba Convergència i Unió (CiU) sobre la tramitación del Plan de Ordenación Urbanística Municipal (POUM). Eso sí, tras pactar varias transacciones con el Partido de los Socialistas de Catalunya de Rubí (PSC).

En la moción, los nacionalistas solicitaban que se aclararan las circunstancias que han llevado a la suspensión de la resolución definitiva del POUM. Concretamente, CiU pedía que se abriera un expediente informativo que determinara la calidad del trabajo realizado por el equipo redactor, así como un informe técnico con los motivos que llevaron al equipo redactor a no incorporar las recomendaciones que finalmente ha recogido la Dirección General de Urbanismo. En la moción, Convergència i Unió también pedía que se aclarara si el gobierno municipal estaba al corriente de estas carencias y que se procediera a la eliminación del Comisionado de Urbanismo. Tras incorporar las transacciones formuladas por el PSC, la moción ya no recoge la propuesta de suprimir el Comisionado de Urbanismo ni la de abrir un expediente informativo al equipo redactor, entre otros.

Otras mociones
También se aprobaron por unanimidad las mociones presentadas por ICV-EUiA y ERC, de condena a la intervención militar del reino de Marruecos en la ciudad de Al-Aaiún en el Sáhara Occidental ocupado, y la que presentaba ACR para apoyar la promoción de la investigación y los estudiantes de doctorado de Cataluña ante el incremento de tasas para realizar su tesis doctoral.

La moción presentada por ICV-EUiA, PSC y ERC de apoyo a un Pacto Nacional por la Laicidad fue aprobada con los votos favorables de las 3 formaciones que la presentaban, los votos en contra de CiU y PP y la abstención de ACR.

Y en cuanto a la moción presentada por ERC y CiU de apoyo a los reglamentos para el uso de la lengua catalana en las administraciones locales, prosperó con los únicos votos en contra del PP.