Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

El equipo de gobierno pide la suspensión provisional del vertedero de Can Carreras Se pedirá también que no se otorgue la licencia ambiental a la instalación https://www.rubi.cat/@@site-logo/ajuntament-de-rubi.svg

El equipo de gobierno pide la suspensión provisional del vertedero de Can Carreras

Se pedirá también que no se otorgue la licencia ambiental a la instalación
El equipo de gobierno ha decidido pedir el cierre cautelar del vertedero de Can Carreras y el inicio de una investigación en relación a la tipología de residuos vertidos. Fue durante una visita de miembros del grupo de ACR, acompañados del director adjunto de la Agencia de Residuos de Cataluña, Francesc Giró, que pudieron constatar una incorrecta gestión de la actividad, al llevar residuos sanitarios posiblemente del grupo III. Según la autorización ambiental de Can Carreras, concedida por la Generalitat este mismo año, este tipo de residuos no están permitidos.

El concejal de Planificación, Ecología Urbana y Seguridad, Manuel Velasco, reiteró que el equipo de gobierno siempre se ha manifestado en contra de esta instalación, pero que la licencia la da la Generalitat, por lo tanto es a quien 'le pedimos la suspensión provisional de la licencia y el inicio de una investigación para saber si el vertido de estos residuos ha sido puntual, y pedimos también una reunión urgente con la Agencia Catalana de Residuos para conocer de primera mano cuál es su posición'.

'Como Ayuntamiento siempre hemos tenido una posición clara' dice Velasco, y recordó que se siguen haciendo controles de olores y de molestias a los vecinos. Arés Tubau, portavoz de ERC y socia de gobierno confirma la posición contraria a esta instalación 'la ciudad ha llegado al límite, tanto por las molestias a la ciudadanía como por la actitud de la propia empresa que lo gestiona' y que este vertedero 'es insostenible para nuestra ciudad' e insiste en que 'tenemos que conseguir la suspensión cautelar y la investigación y que finalmente deriven en un cierre definitivo'.

Agustí Martínez, concejal de ACR, señaló también que, aparte de haber visto el vertido de estos residuos sanitarios no permitidos, durante la visita que realizaron al vertedero encontraron otras irregularidades importantes, 'hay problemáticas de registros de entrada de camiones, lo que hace sospechar ', y se muestra totalmente de acuerdo con el equipo de gobierno que lo que hay que hacer es pedir esta suspensión de la licencia.

Y es que entre otras medidas que quiere solicitar el equipo de gobierno, también se quiere pedir la retirada de la autorización ambiental otorgada el 9 de enero de 2012, debido a la incorrecta gestión del vertedero y las repercusiones ambientales sobre los vecinos. Asimismo se trasladará esta información a la Fiscalía de Medio Ambiente y Urbanismo, a la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña y al Síndic de Greuges de Catalunya, Rafael Ribó, todo dentro de los expedientes de petición de información abiertos por estos organismos.

Una lista de quejas y de infracciones

El Ayuntamiento tiene varios contenciosos abiertos con la empresa. Durante este año el Consistorio ha realizado diversas inspecciones y actuaciones en Can Carreras en junio se envió a la Fiscalía de Medio Ambiente y Urbanismo del estado todo el expediente de Can Carreras. Ya en enero, a raíz de las denuncias vecinales, se realizaron medidas olfativas que determinaron que las molestias por malos olores superan los máximos tolerables. Por lo tanto, el ayuntamiento requirió a TMA Grupo Sánchez SL que implantara las medidas correctoras necesarias para evitar esos malos olores y su propagación, y posteriormente los portavoces municipales comprobaron in situ la aplicación de las mismas. La Dirección General de Calidad Ambiental también requirió a la empresa Grupo FSM Verispania SL, titular de la actividad de depósito de residuos inertes y no peligrosos, que incorporen estas medidas. En el año 2010 también se informó negativamente contra el vertido en Can Carreras de materiales que no sean inertes.

Durante la visita que ACR realizó el 6 de septiembre, se detectaron varias irregularidades, como que el almacén de compostaje se encuentra próximo al bosque, lo que representa riesgo de incendio, así como la presencia de residuos sanitarios, los cuales, antes de depositarlos en un vertedero, primero se deben tratar, esterilizar y triturar. Y, según ha confirmado Manuel Velasco durante la rueda de prensa, en la licencia que tiene otorgada la instalación no se incluye ningún tipo de residuos de este grupo.