Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

El Celler de Rubí acoge nuevamente la cata final de los Premis Vinari, el concurso de vinos de Cataluña En esta segunda edición del certamen se han presentado un total de 783 referencias, 216 de las cuales han quedado finalistas https://www.rubi.cat/@@site-logo/ajuntament-de-rubi.svg

El Celler de Rubí acoge nuevamente la cata final de los Premis Vinari, el concurso de vinos de Cataluña

En esta segunda edición del certamen se han presentado un total de 783 referencias, 216 de las cuales han quedado finalistas
Un total de 25 catadores profesionales se han reunido este lunes en el Celler de Rubí para participar en la cata final de los Premis Vinari 2014, el concurso de vinos de Cataluña. Este año se han presentado 783 referencias al certamen –en esta segunda edición, como novedad, se ha incorporado una categoría de vermuts–, unas 200 de las cuales han pasado a la final. Los ganadores se darán a conocer el 10 de octubre, en un acto que tendrá lugar en Vilafranca del Penedès.

La alcaldesa de la ciudad, Carme García, ha explicado que la celebración de la cata final de las dos ediciones de los Premis Vinari en el Celler de Rubí consolida este espacio como un equipamiento de referencia. Según García, la cata final del año pasado supuso 'la inauguración de este nuevo equipamiento y este año ya es la consolidación de un espacio que tiene dos líneas de actuación: una vinculada a la historia de la ciudad y a su pasado vitivinícola [...] y la otra, a la cultura y el arte contemporáneo'. La alcaldesa se ha referido a la programación cultural del Celler del último trimestre del año, destacando especialmente las actividades vinculadas al mundo vinícola, como esta cata final de los Premis Vinari o la Fira del vi de Rubí, que tendrá lugar en octubre. Carme García ha asegurado que 'la gente está muy contenta, este equipamiento está teniendo mucho éxito de participación. Creemos que es un hito importante de gestión de nuestro patrimonio'.

Por su parte, el director de los Premis Vinari, Joan Nebot, también ha destacado la relevancia del Celler de Rubí como testimonio del pasado vitivinícola de Rubí y de toda Cataluña. 'Esperamos que los Premis Vinari duren muchos años y, a ser posible, que estemos muchos años en Rubí, porque es cierto que si bien hay otras poblaciones que se han interesado [en acoger la cata final del concurso] también es cierto que no hay muchos lugares como este en Cataluña. Según Nebot, 'es un lugar que tiene una especial relevancia. Quizás porque en Rubí, como explicaba la alcaldesa, había habido tradición de vino y con la industrialización desapareció. Y con este edificio se recuerda un poco el pasado vitivinícola de Rubí y de toda Cataluña'.

En cuanto a la situación actual del sector vinícola, el director de los Premis Vinari ha explicado que 'Cataluña es uno de los pocos países vitivinícolas en los que se consume más vino de fuera que vino local. Si bien la industria vitivinícola es uno de los sectores que ha sufrido menos la crisis, precisamente por su voluntad exportadora, no deja de tener el handicap del bajo consumo de vinos catalanes en Cataluña. En este sentido –según Nebot–, desde los Premis Vinari y otras iniciativas estamos batallando para cambiar esta situación'.

216 vinos en la cata final
Este lunes, los catadores profesionales han evaluado a ciegas (con la botella tapada) los 216 vinos y vermuts elaborados por 122 bodegas que han llegado a la final de los Premis Vinari 2014, después de obtener la mejor puntuación en las catas preliminares que tuvieron lugar los meses de mayo, junio y julio en el restaurante Monvínic de Barcelona y en 5 sedes de Denominación de Origen: DO Catalunya, DO Cava, DO Penedès, DO Pla de Bages y DO Terra Alta. Los profesionales que han participado en la cata final han puntuado los vinos y vermuts finalistas del 1 al 100 Los que hayan recibido una puntuación más elevada serán los ganadores del concurso.

La DO Pla de Bages ha sido la que ha alcanzado un porcentaje más alto de vinos clasificados para la cata final de los Premis Vinari 2014: de 31 vinos inscritos ha clasificado 13, con una ratio del 42%, seguida por la DO Costers del Segre, que ha clasificado 14 vinos de los 38 presentados (37%), y la DO Empordà, que ha clasificado el 35% (26 de 75 muestras).

En términos absolutos, las DO que más referencias han colocado en la final han sido las que han inscrito más muestras: la DO Cava ha clasificado 60 muestras de las 190 que presentó, y la DO Penedès ha visto como 33 de las 176 referencias inscritas han pasado a la cata final.

En cuanto a los vinos procedentes de la agricultura ecológica, que deben ser certificados por el Consell Català de la Producció Agrària Ecològica (CCPAE), 28 han conseguido pasar a la final (13%).

Por último, los vermuts elaborados en Cataluña, la novedad de esta segunda edición de los Premis Vinari, han alcanzado también una buena representación, con 9 muestras clasificadas.

Del total de 202 bodegas y empresas elaboradoras participantes en esta segunda edición de los Premis Vinari (un 26% más que el año pasado), 122 han conseguido colocar vinos entre los 216 de la cata final.

El Celler, un espacio arquitectónico único
El año pasado, la cata final de los Premis Vinari también se celebró en el Celler de Rubí, coincidiendo con la reapertura de este equipamiento después de las obras de rehabilitación que se hicieron. El edificio recuperaba su aspecto original después de cuatro años, con una actividad relacionada con su historia vitivinícola.

En 2009, el Ayuntamiento de Rubí comenzó las obras de rehabilitación del Celler Cooperatiu, uno de los edificios modernistas de referencia de nuestra ciudad, obra del arquitecto Cèsar Martinell.

La rehabilitación completa del Celler permitió adecuar también el espacio exterior del edificio, creando tres nuevos espacios diferenciados a su alrededor en cada uno de los nuevos accesos al equipamiento: en la entrada norte (calle Pintor Murillo), por donde se accede al primer piso, hay una plaza que comunica con el porche de acceso al Celler; y en las otras dos entradas (calle Pintor Coello y calle Federico García Lorca) se han ubicado dos plazas más con árboles y bancos.

El proyecto ha contado con una subvención del Ministerio de Fomento de 697.000 euros y otra de 500.000 euros otorgada por los fondos FEDER.

Desde su reapertura, este espacio ha sido recuperado para el uso ciudadano, con una programación cultural y su inclusión en el circuito de equipamientos donde se realizan actividades para Fiesta Mayor, etc Siempre con la mirada puesta en la historia del Celler.