Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

El Ayuntamiento propone a los ciudadanos que disfruten del patrimonio cultural e histórico de Rubí A finales del año pasado se instalaron una veintena de señales divulgativas en diversos edificios y lugares emblemáticos de la ciudad https://www.rubi.cat/@@site-logo/ajuntament-de-rubi.svg

El Ayuntamiento propone a los ciudadanos que disfruten del patrimonio cultural e histórico de Rubí

A finales del año pasado se instalaron una veintena de señales divulgativas en diversos edificios y lugares emblemáticos de la ciudad
Este verano, el Ayuntamiento de Rubí anima a los rubinenses y a los turistas que visiten nuestra ciudad a disfrutar de los diferentes edificios y lugares emblemáticos que hay en Rubí. Una propuesta que, desde finales del año pasado, es más enriquecedora gracias a las señales que la concejalía de Identitat i Projecció Exterior del Ayuntamiento de Rubí, con la colaboración de la Diputació de Barcelona, instaló en una veintena de espacios del municipio.

Se trata de unas señales que tienen como objetivo divulgar el valor cultural e histórico de algunos de los elementos patrimoniales más significativos de la ciudad. Los edificios y lugares señalizados son: el Ateneu Municipal (Torre Riba); el conjunto de la plaza Clavé; el conjunto de la plaza Pearson; las casas de Pau Claris; el Celler; el conjunto modernista de la Plana de Can Bertran, formado por la Torre Gaju, la Torre Teixidó y la Escola Balmes; el Casino y la plaza Cataluña; la era y la masía de Ca n'Oriol; la ermita de Sant Muç; las Escoles Evangèliques; las Escoles Ribas; la plaza del Doctor Guardiet y la iglesia de Sant Pere; el horno ibérico de Can Fatjó; el yacimiento del Molí de la Bastida; el yacimiento romano de Ca n'Oriol; el puente-acueducto de Can Claverí; y el Vapor Nou y el conjunto industrial histórico de La Llana.

Las señales, de varios tipos (placas, tótems y atriles), incluyen información histórica, social y artística que contribuye a poner en valor el patrimonio local y acercar la historia de la ciudad a los visitantes pero también a los mismos rubinenses. Los contenidos de estas señales se pueden leer en catalán pero también en castellano, inglés y francés mediante códigos QR.

Dos terceras partes del proyecto de señalización fueron financiadas por la Diputació de Barcelona mientras que el Ayuntamiento asumió el resto del presupuesto. La concejalía de Identitat i Projecció Exterior no descarta ampliar la iniciativa en un futuro, una vez se valore la repercusión de las primeras señales.