Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

El Ayuntamiento estudia cómo sancionar a los bancos con viviendas vacías El consistorio hace seguimiento de la experiencia de Terrassa, donde ya se ha multado a tres entidades por tener pisos desocupados durante más de dos años https://www.rubi.cat/@@site-logo/ajuntament-de-rubi.svg

El Ayuntamiento estudia cómo sancionar a los bancos con viviendas vacías

El consistorio hace seguimiento de la experiencia de Terrassa, donde ya se ha multado a tres entidades por tener pisos desocupados durante más de dos años
El Ayuntamiento de Rubí está trabajando para aplicar sanciones a aquellas entidades financieras que mantienen viviendas vacías, con el objetivo de incentivar la entrada de estos pisos al mercado de alquiler. Desde hace meses, el consistorio hace seguimiento de la experiencia del municipio de Terrassa, donde recientemente se han impuesto las primeras multas a bancos por tener viviendas desocupadas durante un período superior a dos años. 'Hemos estado muy atentos al caso de la ciudad vecina para saber cómo evolucionaba. Nuestra intención es que todos los pisos de Rubí tengan el uso que deben tener, es decir , que estén habitados. Y más en la actual situación, cuando tantas familias tienen problemas para acceder a un hogar o mantener el que tienen', ha declarado Manuel Velasco, concejal de Planificació Urbana i Habitatge.

En estos momentos, el Ayuntamiento está analizando el procedimiento que ha utilizado el consistorio de Terrassa para poder sancionar a las entidades financieras. Desde que se anunció la medida, en el municipio egarense se han impuesto tres multas de 5.000 euros y se han tramitado 725 expedientes más que podrían convertirse en sanciones de hasta 500.000 euros.

Actuaciones para garantizar el derecho a la vivienda

Rubí fue el segundo municipio del país en abrir, al marzo del 2012, un Servicio de Intermediación de Afectados por las Hipotecas (SIAH) que trabaja en coordinación con los Serveis Socials del consistorio. Según los últimos datos de octubre de 2013, la oficina situada en las dependencias de PROURSA ha atendido desde su puesta en marcha a más de 430 personas, que han podido recibir asesoramiento personalizado por parte de un abogado especializado en la materia.

Por otra parte, el Ayuntamiento constituyó también en marzo de 2012 la Mesa especial de desahucios, presidida por la alcaldesa e integrada por responsables de las áreas de Habitatge y Serveis Socials, representantes del pleno, y miembros de las plataformas de afectados y de organizaciones sociales. Este órgano de participación tiene como finalidad el análisis, discusión y seguimiento de las actuaciones relacionadas con la problemática del impago de créditos hipotecarios. En la última reunión de la mesa, se dio a conocer que, en 2013, los Serveis Socials del Ayuntamiento destinaron 128.423,73 euros a ayudas económicas para hacer frente a diferentes problemáticas relacionadas con la vivienda. Una parte importante de este dinero, 86.509,28 euros, sirvieron para pagar alquileres atrasados, pero también se concedieron ayudas para costear suministros básicos o para alojamientos temporales.