Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

El Ayuntamiento destina más de un millón de euros a paliar los efectos de la crisis económica El año pasado, el Consistorio ejecutó un paquete de medidas extraordinarias para fomentar la reactivación económica, favorecer la cohesión social y reordenar los servicios municipales para racionalizar el gasto. https://www.rubi.cat/@@site-logo/ajuntament-de-rubi.svg

El Ayuntamiento destina más de un millón de euros a paliar los efectos de la crisis económica

El año pasado, el Consistorio ejecutó un paquete de medidas extraordinarias para fomentar la reactivación económica, favorecer la cohesión social y reordenar los servicios municipales para racionalizar el gasto.
El Ayuntamiento de Rubí ha ejecutado este 2012 el Plan de medidas extraordinarias de lucha contra la crisis, un paquete de 8 acciones dotado con 1.100.000 euros para reforzar las medidas de reactivación económica puestas en marcha en noviembre de 2011. 'Estas acciones tienen como objetivo intentar combatir la grave situación económica actual y generar empleo, nuestra obsesión actualmente', ha dicho la alcaldesa, Carme García, que ha destacado que 'en un momento de crisis económica como el actual, la Ayuntamiento tiene que dar las herramientas para crear puestos de trabajo, pese a no ser competencia municipal'.

El Plan de medidas extraordinarias de lucha contra la crisis se creó fruto de la negociación del equipo de gobierno (PSC y ERC) con el resto de fuerzas políticas del consistorio y, especialmente, a raíz de los acuerdos firmados con CiU y con ICV- EUiA, que se tradujeron en aportaciones presupuestarias concretas a proyectos.

Las cuatro formaciones han coincidido en destacar la importancia de ir de la mano a la hora de trabajar por el bienestar de los rubinenses, especialmente en un momento como el actual. Víctor Puig, concejal de Convergència i Unió (CiU), ha destacado que 'este acuerdo es fruto de diferentes pactos y de las aportaciones de los diferentes partidos' y ha añadido que 'a pesar de las diferencias ideológicas que podamos tener a nivel general, en el ámbito local las necesidades son muy palpables y todo el mundo es consciente de cuáles son las prioridades'. En un sentido similar se ha expresado Francesc Hinojosa, concejal de Iniciativa per Catalunya Verds – Esquerra Unida i Alternativa (ICV-EUiA): 'Las necesidades de la ciudadanía están por encima de las legítimas diferencias que tenemos los partidos políticos'. El concejal ecosocialista ha explicado que el resultado final de las diversas acciones ha sido muy positivo y ha asegurado que 'en 2013 y en años sucesivos debemos hacer un nuevo esfuerzo y ser más imaginativos y abiertos a las nuevas demandas'. Por su parte, Arés Tubau, concejala de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), también ha destacado el trabajo conjunto entre los diferentes partidos: 'La ciudadanía nos pide que vayamos de la mano y que busquemos soluciones conjuntas. Y es que el objetivo final es el mismo: ayudar a la ciudadanía'. Tubau ha destacado especialmente las acciones para reactivar la economía y la tarea llevada a cabo por la Oficina de Intermediación, 'uno de los proyectos más ambiciosos que actualmente tiene el Ayuntamiento para ayudar a las familias'.

La alcaldesa, Carme García, ha adelantado que se está trabajando un nuevo paquete de medidas extraordinarias de lucha contra la crisis, con una dotación superior a la del año pasado, que rondará los 3 millones de euros.

1.100.000 euros para paliar los efectos de la crisis
Las 8 acciones incluidas en este paquete de medidas extraordinarias, que se han ejecutado durante el segundo semestre de 2012, responden a los objetivos de fomentar la reactivación económica, favorecer la cohesión social y reordenar los servicios municipales para racionalizar el gasto. La mayoría de las acciones estaban dirigidas a empresas, con el objetivo de mejorar su competitividad y crear más empleo, así como a las personas con menos recursos, para ayudar a aquellas familias con más dificultades en el contexto de crisis actual.

- Mejora de los Polígonos de Actividad Económica (PAE) de Rubí (360.000 euros)
El Ayuntamiento de Rubí ha ejecutado, durante el último trimestre de 2012, el Plan de choque de Polígonos de Actividad Económica (PAE). Con este plan se pretendía poner al día los once polígonos industriales del municipio, realizando diferentes tareas de mantenimiento: desbroce de hierbas, asfaltado de calles, arreglo de aceras, mejora de las barandillas existentes y renovación de la señalización, tanto horizontal como vertical, entre otras acciones.

- Apoyo a pymes, economía social y emprendimiento (80.000 euros)
El Ayuntamiento de Rubí presentó, el pasado mes de septiembre, la Escuela de Emprendeduría de Rubí (EDER), destinada a reforzar la labor de la Oficina de Servicios a la Empresa (OSE) como referente municipal en creación y consolidación de empresas, y a sensibilizar a la población sobre el hecho de que el emprendimiento es una opción de futuro profesional. La EDER se dirige a la población en general y tiene el objetivo de facilitar herramientas para permitir desarrollar una actividad empresarial por cuenta propia con garantías de éxito. Según la alcaldesa, 'hemos querido echar una mano especialmente al autoempleo y a la emprendeduría, dos vías muy utilizadas por las personas en tiempos de crisis'.

La Escuela de Emprendeduría de Rubí trabaja tanto el desarrollo del proyecto empresarial, a través de un curso de sesenta horas sobre creación de empresas, como la capacitación de los emprendedores para llevar a cabo su proyecto, a través de diversas píldoras formativas de tres o cuatro horas de duración por sesión. Entre otros temas, estas píldoras se han centrado en cómo generar ideas empresariales, el comportamiento emprendedor, la negociación, las entrevistas de ventas y la gestión del tiempo.

Un total de trece emprendedores, que han promovido diez ideas empresariales, han realizado todo el proceso formativo. De los diez proyectos presentados, tres estarán en breve en fase de creación, uno de los emprendedores ha sido consciente de la no viabilidad técnica de su idea empresarial y actualmente está reorientándola, mientras que el resto continúa recibiendo el asesoramiento personalizado los técnicos del Servicio de Creación de Empresas de la OSE, ya que la complejidad del proyecto requiere más tiempo para poder poner en marcha la actividad.

El Consistorio rubinense también está llevando a cabo acciones de impulso de la economía social y cooperativa a través de un programa de ayuda a la emprendeduría social, apoyando proyectos que, además de ser viables económicamente, respondan a una necesidad social de la ciudad. El 8 de octubre, la OSE participó en la II Jornada de Financiación al Emprendedurismo Social, en la que se hicieron los contactos para analizar la viabilidad del proyecto de biomasa de la Finca Font del Ferro.

El Ayuntamiento también ha establecido un acuerdo con la Cámara de Comercio de Terrassa para la realización del programa de iniciación a la internacionalización. En este sentido se ha ofrecido asesoramiento a 14 empresas para que pudieran iniciar procesos de internacionalización o de innovación, y se las ha ayudado a buscar y tramitar ayudas y subvenciones en estos ámbitos, así como en la gestión y la estrategia empresarial. García ha explicado que también hay que ofrecer ayuda a las pequeñas y medianas empresas en este ámbito, una de las pocas vías de crecimiento actualmente. Como ha recordado la alcaldesa, 'Rubí es una de las ciudades del Vallès con un nivel de exportación más alto. De las 10 empresas más exportadoras de la comarca, 7 son de nuestra ciudad'.

- Apoyo al comercio urbano como elemento dinamizador (20.000 euros)
A finales de octubre de 2012 se puso en marcha el Mercado de la Artesanía, que complementa el Mercado Ecológico del Vallès. Un total de 21 paradas de artesanos (hay 25 más en lista de espera) se instalan cada cuarto sábado de mes en la isla peatonal, entre las calles Montserrat y Sant Joan, a continuación de los puestos del Mercado Ecológico. Entre otros productos, en las diferentes paradas se pueden encontrar artículos de bisutería, cerámica, productos textiles o menaje del hogar realizados artesanalmente por profesionales de Rubí. La Associació Sant Galderic es la entidad que promueve y organiza la relación con los artesanos. 'El objetivo era que la gente se acercara a comprar a Rubí y ha sido un éxito', ha asegurado la alcaldesa.

Con la suma de ambos mercados, el artesanal y el ecológico, se pretende atraer un flujo de consumidores para los comercios ya establecidos, con lo cual incrementarán la oportunidad de negocio. Además, para los artesanos este mercado significa una muy buena oportunidad para darse a conocer y para vender sus productos, muy variados y creativos, y, paralelamente, también es una manera de dinamizar la ciudad y, especialmente, el centro.

Aparte de celebrarse cada cuarto sábado de mes, el Mercado de la Artesanía también se ha llevado a cabo los días 6 y 8 de diciembre y durante la Feria de Reyes.

- Acciones de apoyo al empleo y formación de personas en paro (100.000 euros)
Durante el último trimestre del año se ha ofrecido formación dirigida a personas desempleadas que necesitan especializarse en diferentes ámbitos. Esta formación ha contemplado los campos de la manipulación de equipos frigoríficos de refrigeración, la eficiencia energética, el inglés administrativo comercial, la limpieza industrial, la mecánica de mantenimiento y las actividades auxiliares en la industria alimentaria. Son especialidades para las que se ha detectado demanda en nuestro territorio. 'No dejamos de creer en la formación como motor de impulso para la creación de empleo', ha explicado Carme García.

Por otra parte, también se ha incluido un paquete formativo para la mejora del empleo de personas desempleadas con una baja cualificación profesional, presupuestado con unos 13.000 euros. Concretamente, se ha ofrecido un curso de electromecánica de 288 horas de duración, a través del cual se pretendía que los asistentes obtuvieran las competencias profesionales necesarias para poder desarrollar tareas básicas relacionadas con la electricidad, la mecánica y la soldadura.

Y, finalmente, también se ha ofrecido un tercer paquete de formación en competencias básicas para la empleabilidad, dirigido a personas en situación de desempleo con graves dificultades de inserción. El objetivo de esta formación era ayudarles a conseguir las competencias clave para poder aplicar con éxito en una futura formación profesionalizadora y en un lugar de trabajo.

Estas acciones, que han contado con la participación de 131 alumnos, complementan las que se llevan a cabo habitualmente desde el IMPES, que en el año 2011 formó a 743 personas. Un total de 160 personas han podido beneficiarse de estas medidas de formación.

- Acciones de ayuda a las familias y de cohesión social (220.000 euros)
Con el agravamiento de la situación económica, cada vez se ha hecho más evidente un fenómeno que amenaza la cohesión social del país y que está desbordando las capacidades de apoyo social que prestan las administraciones, las entidades del tercer sector o las propias redes familiares . Tal como ha explicado la alcaldesa, los Servicios Sociales del Ayuntamiento de Rubí atienden cerca de 13.000 personas, de las cuales unas 2.800 no se habían dirigido nunca al Consistorio, hasta ahora, para solicitar ayuda. Según García, 'no nos olvidamos de estar al lado de las familias en un momento de crisis como el actual'.

En este sentido, el consistorio ha dado apoyo a las personas que sufren más los efectos de la crisis colaborando con diferentes proyectos de entidades sociales de la ciudad. Concretamente, se han destinado 50.000 euros a 5 proyectos diferentes (10.000 euros para cada uno). El objetivo del Ayuntamiento es dar cobertura a las necesidades básicas de aquellos ciudadanos en situación de exclusión social, sobre todo a través de ayudas alimentarias y de vivienda, trabajando en red con las entidades sociales del municipio.

- Proyecto EntreVecinos-Vecinas (Fundació Clariana): El consistorio ha destinado 10.000 euros a este proyecto con el objetivo de garantizar la cobertura básica de vivienda en situaciones urgentes.
- Proyecto de ayuda de alimentos (Frater Nadal): El Ayuntamiento ha destinado 10.000 euros más a esta iniciativa, con el fin de asegurar un lote que cubra las necesidades básicas de aquellas familias que más lo necesitan. Actualmente, la entidad está ayudando a 347 familias a la semana.
- Proyecto Rebost (Càritas): A través de este proyecto, subvencionado con 10.000 euros, la entidad también ofrece lotes de alimentos a las familias en riesgo de exclusión social para cubrir sus necesidades básicas. Actualmente la entidad presta ayuda a unas 400 familias.
- Proyecto Comedor Social (Càritas): Gracias a esta iniciativa, que también ha recibido 10.000 euros, la entidad proporciona a las personas solas y a las parejas en situación de exclusión una comida diaria y un espacio para su higiene personal. En estos momentos cuenta con una veintena de plazas.
- Proyecto El Casalet (Càritas): El consistorio ha destinado 10.000 euros más a este proyecto, que ofrece atención y formación a una quincena de mujeres con hijos menores de dos años con graves dificultades para asumir el rol maternal.

En el marco de estas ayudas, el Ayuntamiento también ha subvencionado con 130.000 euros diferentes acciones de apoyo al acceso a la vivienda. Por un lado, se han adecuado 2 viviendas municipales de una habitación para incluirlas dentro del parque de viviendas de alquiler del municipio, dirigidas a personas derivadas de Servicios Sociales. Estos dos pisos ya están en servicio. Y, por otro, se han adecuado 3 más de tres habitaciones para situaciones temporales de urgencia. Estos pisos incluyen el mobiliario mínimo y los gastos de suministros y están destinados a aquellos ciudadanos de Rubí en situación de emergencia por falta de vivienda como consecuencia de un desahucio hipotecario. Actualmente, estos pisos estaban desocupados porque no cumplían los requisitos mínimos de habitabilidad.

Además, el Ayuntamiento también ha prestado ayudas por valor de 40.000 euros a las familias que más están sufriendo la crisis. Se han concedido complementos a las ayudas que el Consejo Comarcal ofrece para el servicio de comedor escolar, se han ofrecido ayudas a varias familias para pagar los suministros básicos del hogar (luz, agua y gas), así como la compra de alimentos básicos, entre otros.

- Refuerzo de la Oficina de mediación para las hipotecas (20.000 euros)
Desde que se puso en marcha, el 5 de marzo de 2012, la Oficina de mediación para las hipotecas del Ayuntamiento de Rubí ha atendido más de 450 casos, de los cuales se han gestionado cerca de 200 expedientes. Actualmente hay 152 expedientes que aún están activos, porque les falta aportar documentación, hacer la primera entrevista con la entidad bancaria o porque están pendientes de respuesta de la entidad financiera, etc.

El Consistorio ha dado un paso más en este campo y en noviembre firmó un convenio con el Colegio de Abogados para ofrecer apoyo jurídico adicional a la Oficina. Este nuevo servicio se dirige a todos aquellos ciudadanos y ciudadanas con riesgo de perder la vivienda, con dificultades de pago, riesgo de exclusión social y situación de emergencia de falta de vivienda.

La alcaldesa ha recordado que el Pleno del Ayuntamiento de Rubí fue el primero de España en solicitar la dación en pago y uno de los primeros en crear una oficina de mediación para hipotecas.

- Acciones de ayudas y subvenciones tributarias a las familias (200.000 euros)
El Ayuntamiento de Rubí ha ampliado las subvenciones del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) para aquellos colectivos con escasa capacidad económica (personas mayores, personas en paro y familias monoparentales). También se contemplan ayudas en la plusvalía de inmuebles en el caso de aquellos ciudadanos afectados por desahucios de la vivienda habitual. Estas bonificaciones se suman a las que ya existían en años anteriores. 'El objetivo es intentar, desde la administración local, no ahogar con impuestos a aquellas familias que tienen muchas dificultades económicas', ha explicado la alcaldesa.

Por séptimo año consecutivo, las personas mayores con escasa capacidad económica pueden acceder a las ayudas para pagar el IBI, el tributo que más grava a las familias. Las 105 personas que el año pasado se beneficiaron de esta subvención recibirán en casa una autorización que deberán devolver firmada para que el Ayuntamiento pueda consultar sus datos a la Seguridad Social y a Hacienda y, de este modo, se puedan ahorrar el hecho de tener que hacer todos los trámites burocráticos para renovar la ayuda. Las familias monoparentales también pueden acogerse a las ayudas del IBI, así como las personas desempleadas.

También se han ofrecido ayudas para el impuesto sobre el incremento de valor de los terrenos de naturaleza urbana (plusvalía) para aquellos casos de dación en pago del inmueble o por ejecución hipotecaria. También se ha ampliado la ayuda a personas físicas propietarias de inmuebles incluidos en el Catálogo y Plan Especial de Protección del Patrimonio arquitectónico, arqueológico y natural de Rubí y para la tasa de recogida de basuras para familias monoparentales.

Aparte de estas tasas, el Ayuntamiento también subvenciona y bonifica el transporte urbano y el adaptado para personas mayores, las guarderías, las escuelas de música y de arte municipales, el impuesto de construcciones ICIO, el IAE y el IBI para familias numerosas, entre otros.

En total, en 2011 el consistorio destinó 1.463.200 euros a subvenciones y bonificaciones no obligatorias por ley. Si se le suman estas últimas, el importe total de subvenciones y bonificaciones es de 1.836.100 euros.

- Apoyo a la eficiencia energética (100.000 euros)
El Ayuntamiento ha destinado 100.000 euros para la reducción del gasto energético en edificios y equipamientos municipales, que es también una de las líneas de actuación del proyecto Rubí Brilla.

Se ha invertido en baterías de condensadores de energía reactiva y en dispositivos para la mejora de la eficiencia energética en iluminación, clima, calefacción, etc. Por ejemplo, se ha implantado un sistema para controlar los consumos en diferentes edificios municipales, se han sustituido bombillas de mercurio por vapor de sodio y por LEDs, se han instalado placas solares, se ha racionalizado el consumo eléctrico en zonas que por la noche están cerradas, como el Arboretum, el anfiteatro del Castell o la columna grande de la plaza de Can Fatjó, etc. El conjunto de las acciones ha permitido ahorrar un 10% el gasto energético municipal.

A nivel económico, inicialmente el Consistorio había previsto en el presupuesto municipal un ahorro de unos 700.000 euros entre los años 2011 y 2012 en consumo energético y mantenimiento, pero aún ha ido más allá, logrando un ahorro extra de unos 300.000 euros. Por lo tanto, el ahorro total conseguido con la aplicación de todas estas medidas ha sido de más de un millón de euros entre los dos últimos años.