Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

El Ayuntamiento de Rubí considera la reforma energética del Gobierno español un ataque al sector de las energías renovables El consistorio, a través del proyecto Rubí Brilla, impulsa acciones para potenciar la eficiencia energética en los sectores industrial, comercial, doméstico y municipal. https://www.rubi.cat/@@site-logo/ajuntament-de-rubi.svg

El Ayuntamiento de Rubí considera la reforma energética del Gobierno español un ataque al sector de las energías renovables

El consistorio, a través del proyecto Rubí Brilla, impulsa acciones para potenciar la eficiencia energética en los sectores industrial, comercial, doméstico y municipal.
El Consejo de Ministros aprobó a finales de la semana pasada un paquete de medidas para poner fin a los desequilibrios que persisten en el sistema eléctrico, que actualmente ascienden a unos 4.500 millones de euros anuales. La reforma contempla un reparto del esfuerzo para equilibrar el sistema entre empresas, consumidores y Estado. Así, de los 4.500 millones de desequilibrio, 2.700 millones serán asumidos por las compañías a través de modificaciones en sus retribuciones, 900 millones de euros serán sufragados por el Estado a través de los Presupuestos Generales y los 900 millones de euros restantes recaerán en los consumidores a través de una subida de tarifas, que a partir de agosto aumentarán un 3,2%.

El decreto ley establece un nuevo sistema para retribuir las inversiones en energías renovables, cogeneración y residuos. Ya no tendrán primas, sino un complemento para sus costes de inversión del 7,5% anual durante 20 años. El resto lo tendrán que obtener del mercado.

El Ayuntamiento de Rubí, que promueve la eficiencia energética y el uso de energías renovables a través del proyecto Rubí Brilla, lamenta la aprobación de este paquete de medidas por parte del Gobierno español. Y es que el consistorio considera que se vuelve a subir la luz en un país que, actualmente, es de los que tiene la energía eléctrica más cara de toda Europa. Además, el hecho de aumentar las tarifas incide directamente en el consumidor final: ciudadanía, empresas y administración. 'Se trata de una medida electoralista, con soluciones a corto plazo, que no resuelve el problema energético del país', ha asegurado la alcaldesa, Carme García.

Hay que tener en cuenta que España tiene una dependencia energética de los combustibles fósiles muy elevada (es de aproximadamente el 80%, mientras que la de Alemania se sitúa en un 37%). Esto obliga a importar petróleo y gas por un importe anual de unos 44.000 millones de euros y se tiene que tener en cuenta que el precio de estas materias primas está en permanente crecimiento. Esto, por tanto, provoca que los costes energéticos cada vez sean más elevados, lo que dificultará la salida de la crisis. Y es que la generación de empleo va asociada al crecimiento económico, y el crecimiento económico va íntimamente ligado a un mayor consumo energético.

Rubí, referente en eficiencia energética
Es en el marco de este escenario que Rubí se ha fijado el objetivo de ser un referente en eficiencia energética y uso de energías renovables, impulsando acciones a nivel industrial, comercial, doméstico y municipal. 'Desde Rubí hemos tomado la iniciativa y, teniendo en cuenta la situación actual, los otros municipios también se verán obligados a tomar medidas en este sentido a corto, medio o largo plazo', ha explicado la alcaldesa.

El Ayuntamiento de Rubí considera la reforma aprobada la semana pasada por el Gobierno español un ataque al sector de las energías renovables. Según García, 'ahora todavía tendremos que destinar más recursos y poner más énfasis en promover e incentivar la eficiencia energética en todos los ámbitos en los que ya estamos trabajando. En el sector industrial, para evitar que las empresas se vayan; en el comercial, para evitar que las tiendas cierren; en el doméstico, para que la ciudadanía siga teniendo acceso a un mínimo de confort energético; y en el municipal, para evitar tener que aumentar los impuestos'.

El consistorio rubinense fue una de las primeras administraciones del Estado español en incluir como requisito en la licitación del contrato eléctrico para este año que el 100% de la energía provista sea de origen renovable. Teniendo en cuenta la reforma aprobada por el Consejo de Ministros, esta iniciativa todavía se hace más necesaria. 'Debería servir de ejemplo para el resto de administraciones', considera la alcaldesa. Rubí exige a las comercializadoras que el suministro sea de origen 100% renovable y que, además, sea autóctono, producido aquí.

Además de los beneficios económicos y sociales, la eficiencia energética y la producción con energías renovables reduce las emisiones contaminantes y el uso de recursos naturales: la eficiencia energética, porque se traduce en una reducción del consumo, y las energías renovables, sobre todo pequeñas instalaciones para el autoconsumo, porque evitan todas las pérdidas de transporte de la electricidad desde grandes centrales de generación de energía a los puntos de consumo.

Por otra parte, es un sector que tiene una capacidad enorme de generación de empleo, incluso de aquellos sectores gravemente afectados por la crisis, como el de la construcción y todos los sectores que dependían de él.