Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

El Ayuntamiento aportará más de 400 mil euros para garantizar la máxima cobertura de las ayudas de comedor escolar El esfuerzo económico del Ayuntamiento posibilitará que 687 niños dispongan de ayudas del 100% https://www.rubi.cat/@@site-logo/ajuntament-de-rubi.svg

El Ayuntamiento aportará más de 400 mil euros para garantizar la máxima cobertura de las ayudas de comedor escolar

El esfuerzo económico del Ayuntamiento posibilitará que 687 niños dispongan de ayudas del 100%
El Ayuntamiento de Rubí hará una aportación de entre 416.292 y 486.148 euros con el objetivo de que el máximo número de alumnos de la ciudad dispongan de ayudas de comedor escolar durante el curso 2014-2015. El número de solicitudes de este tipo de becas se ha incrementado notablemente este año, pasando de las 961 del curso anterior a un total de 1.211.

El Consell Comarcal del Vallès Occidental, que gestiona estas ayudas por delegación del Departament d'Ensenyament, ha resuelto el otorgamiento de becas del 100% a sólo 68 niños rubinenses y del 50% a otros 619 alumnos. Por el contrario, 251 familias han visto denegada la ayuda porque superaban el límite de renta o de valor mobiliario fijado por la Generalitat. Entre todos los solicitantes, hay otros 129 que están pendientes de resolución porque presentaban diferentes irregularidades en la documentación aportada, mientras que 144 familias están a la espera de una segunda valoración por parte del Consell Comarcal en caso de que el Departament d'Ensenyament decida ampliar el crédito disponible.

Ante esta resolución del Consell Comarcal, el Ayuntamiento ha decidido hacer una aportación complementaria de un mínimo de 416.292 euros que permitirá ampliar sensiblemente el alcance de las becas. Según valora el Consistorio, el número de ayudas del 100% garantizadas es insuficiente dadas las condiciones económicas de las familias solicitantes. Por otra parte, aunque la cifra de becas del 50% se considera aceptable, el Ayuntamiento entiende que una parte importante de los demandantes podría terminar renunciando al servicio de comedor al no poder hacer frente a la otra mitad del coste.

Así, en el caso de los 619 alumnos que tienen derecho a una beca del 50%, la administración local ha decidido poner el dinero necesario para cubrir la totalidad del servicio de comedor. Esto significa que un total de 687 niños tendrán garantizadas ayudas del 100%. Además, con respecto a las 144 solicitudes pendientes de revisión, el Ayuntamiento les concederá becas del 50% con independencia de la resolución final del Consell Comarcal.

Esta aportación del Consistorio podría ascender hasta los 486.148 euros en el caso de que el Consell Comarcal acabara resolviendo que las 123 solicitudes que en estos momentos presentan irregularidades en la documentación sí reúnen los requisitos para tener una beca.

Buena valoración de los centros de verano
Las mismas dificultades económicas que han provocado un aumento de las solicitudes de las ayudas de comedor escolar hicieron temer al Ayuntamiento que algunas familias tendrían problemas para garantizar la alimentación básica de sus niños durante las vacaciones estivales. Por este motivo el Consistorio puso en marcha una serie de acciones dirigidas prevenir esta situación.

Por primera vez, se contrataron dos centros durante el mes de agosto en las escuelas 25 de Setembre y Mossèn Cinto que dieron cabida a unos sesenta niños priorizados por los Servicios Sociales. Para complementar esta oferta, el Consistorio también firmó un convenio con Compartir-Grup Social Marista para mantener activo el Centre Obert del barrio de El Pinar durante los meses de julio y agosto, beneficiando así unos noventa niños. Además, el Ayuntamiento costeó íntegramente el comedor promovido por la entidad ASAV durante el mes de agosto y la primera semana de septiembre. El servicio, ubicado en la Escuela Montessori, atendió una media diaria de 35 niños y jóvenes.

El Consistorio hace una muy buena valoración de todas estas iniciativas, ya que han permitido asegurar la alimentación básica de un número importante de niños, al tiempo que se les han proporcionado actividades de ocio y, en algunos casos, de refuerzo escolar.