Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

'Casal Rubí' del CRAC es el proyecto ganador de los Premios al Civismo 2012 La entrega se ha realizado este fin de semana durante la jornada de la Red Cívica y Solidaria en La Plana del Castell. https://www.rubi.cat/@@site-logo/ajuntament-de-rubi.svg

'Casal Rubí' del CRAC es el proyecto ganador de los Premios al Civismo 2012

La entrega se ha realizado este fin de semana durante la jornada de la Red Cívica y Solidaria en La Plana del Castell.
El proyecto Casal Rubí, presentado por la entidad cultural Centro Rubinense de Alternativas Culturales (CRAC) ha sido el ganador de la 7ª Edición de los Premios al Civismo 2012 que la alcaldesa de Rubí, Carme Garcia, ha entregado este fin de semana en el transcurso de la cuarta jornada de la Red Cívica y Solidaria en La Plana del Castell.

Durante el acto de entrega, la alcaldesa, ha dicho que la organización del acto de este año en el marco de la jornada cívica, 'pone de manifiesto que tanto los premios como este proyecto, pretenden poner en valor el trabajo voluntario de las entidades como impulsoras de las actitudes cívicas y como representantes de los valores del civismo y la convivencia, a la vez que son un ejemplo de participación y promoción de la ciudadanía'. Según Carme Garcia, a pesar de la importancia de estos premios, 'no dejan de ser la parte más simbólica de lo que como ciudad queremos trabajar, ya que más allá de los ganadores/as del premio, quien de verdad se lleva el premio es Rubí y sus ciudadanos, que podrán disfrutar de la propuesta y el buen trabajo que la entidad realice durante todo el año'.
Garcia ha alentado 'a todas las entidades y a la ciudadanía en general a seguir impulsando entre todos la cultura del civismo como comportamiento de acción pública común que permita la convivencia entre personas y el respeto de derechos y deberes en nuestra ciudad, ya que este civismo es el mejor valor para garantizar hoy y en el futuro una ciudad comprometida, respetuosa y solidaria con el entorno y con todos los ciudadanos'.

La presidenta del Centro Rubinenses de Alternativas Culturales, Marina Dolset, ha recibido el primer premio, dotado con 1.000 euros, un importe que les ayudará a continuar haciendo crecer este casal. La entidad ganadora, que ya se presentó el año pasado en la convocatoria de estos galardones, ha sido premiada por ser un proyecto de ciudad, creativo, joven y alternativo; promover una red asociativa como motor para el cambio social; por su función social, educactiva, cultural y artística; por favorecer un espacio público para la participación, formación y cohesión social, y por fomentar la transformación social.
El resto de entidades presentadas, la Colla de gigantes de la Escuela Teresa Altet, el Ampa de la Escuela de Educación Especial de Ca n'Oriol, y la Escuela 25 de Septiembre, ha recibido un diploma de reconocimiento por sus propuestas. De hecho, el jurado ha valorado principalmente, el fomento del civismo y la convivencia en la ciudad, la vinculación de la acción con el ámbito de actuación de la entidad, la concreción de la acción y el carácter creativo e innovador de la misma.

El jurado ha estado integrado por la concejala del Área de Cohesión Social y Servicios a las Personas del Ayuntamiento de Rubí, Ana Ma. Martínez, como presidenta por delegación de la alcaldesa, la Síndica de Greuges de Rubí, Maria Palau, la responsable del Ámbito de Gobernanza, Trinidad Fuentes, el jefe del Servicio de Ciudadanía y Civismo, Jordi Ibañez, el del Servicio de gestión de residuos, Eduard Pallarés, y el jefe de sección del SDPC de la Diputación de Barcelona, ​​Antoni Rosa.

Un centro de ciudad

El 'Casal de Rubí' del CRAC nace con el objetivo de ofrecer a la ciudadanía de Rubí un espacio abierto para que el tejido asociativo y la población en general pudieran organizar sus actividades en un entorno adecuado, que se convirtiera en un punto de encuentro de referencia que a la vez fomentara el trabajo en red de todas las entidades, ofreciendo iniciativas de carácter cultural, artístico, educativo y solidario para toda la población. Con estas propuestas, el Casal quiere fomentar el civismo y la convivencia en la ciudad, promover una red associativa en Rubí y favorecer un espacio de creación, participación ciudadana, formación, solidaridad y cohesión social, entre otros aspecto.

Desde su creación, en noviembre de 2011, el Casal ha llegado a tener 200 socios y más de 30 voluntarios que ayudan a la viabilidad económica del proyecto, y se han desarrollado más de un centenar de actividades, demás de los cursos y talleres en los que han participado más de 200 personas.